¡Có­mo due­le la ca­be­za!

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Para Saber Más - TEX­TO: LO­RE­TO SILVOSO

ES EL MO­TI­VO de con­sul­ta más fre­cuen­te pe­ro la ca­suís­ti­ca es enor­me. Se­gún los neu­ró­lo­gos, hay in­fi­ni­dad de ti­pos de do­lo­res de ca­be­za. Eso sí, el 90 % de las pa­to­lo­gías exis­ten­tes se en­glo­ban en­tre las migrañas y las ce­fa­leas ten­sio­na­les, que son las más ha­bi­tua­les en­tre la po­bla­ción.

Cuan­do lle­gas a la con­sul­ta del neu­ró­lo­go con un do­lor de ca­be­za, lo pri­me­ro que te sue­le pre­gun­tar es có­mo te due­le. «No es lo mis­mo que el pa­cien­te sien­ta co­mo una pre­sión o un te­cho so­bre la ca­be­za a que per­ci­ba el do­lor co­mo si fue­ran unos la­ti­dos, co­mo si el co­ra­zón le es­tu­vie­ra la­tien­do den­tro de la ca­be­za», ex­pli­ca Mar Castellanos, je­fa del ser­vi­cio de neu­ro­lo­gía del Com­ple­xo Hos­pi­ta­la­rio Uni­ver­si­ta­rio da Co­ru­ña (Chuac). Tam­bién es im­por­tan­te la lo­ca­li­za­ción del do­lor, ya que al­gu­nos apa­re­cen en to­da la ca­be­za y otros se lo­ca­li­zan tan so­lo en un la­te­ral. Al es­ti­lo de las seis uve do­bles del pe­rio­dis­mo (quién, qué, có­mo, cuán­do, dón­de y por qué) lo si­guien­te que ne­ce­si­ta sa­ber del pa­cien­te un es­pe­cia­lis­ta es có­mo se des­en­ca­de­na el do­lor, si le apa­re­ce de ma­ne­ra es­pon­tá­nea o al ha­cer una ma­nio­bra de es­fuer­zo y si pue­de es­tar re­la­cio­na­do con la abs­ti­nen­cia de al­gún me­di­ca­men­to, sus­tan­cia, pro­duc­to o be­bi­da. El ex­per­to tam­bién le pre­gun­ta­rá al pa­cien­tes cuá­les son los sín­to­mas acom­pa­ñan­tes (si los hay), del ti­po de náu­seas o al­te­ra­cio­nes vi­sua­les. Es muy ha­bi­tual que la mi­gra­ña se acom­pa­ñe de al­guno de es­tos sín­to­mas. «A ve­ces, la per­so­na lle­ga a vo­mi­tar, pe­ro tam­bién pue­de te­ner dis­tor­sio­nes del cam­po vi­sual, hor­mi­gueos o una me­nor sen­si­bi­li­dad en la ca­ra o en el bra­zo del mis­mo la­do», afir­ma la doc­to­ra Castellanos.

El do­lor de ca­be­za es el mo­ti­vo de con­sul­ta más fre­cuen­te pe­ro la ca­suís­ti­ca es enor­me. Se­gún los neu­ró­lo­gos, hay in­fi­ni­dad de ti­pos. Eso sí, el 90 % de las pa­to­lo­gías exis­ten­tes se en­glo­ban en­tre las migrañas —a ve­ces, he­re­di­ta­rias pe­ro no siem­pre— y las ce­fa­leas ten­sio­na­les, que son las más ha­bi­tua­les en­tre la po­bla­ción y no son na­da gra­ve. Son las lla­ma­das ce­fa­leas pri­ma­rias, sin cau­sa real más allá del es­trés, el can­san­cio o al­gu­na que otra si­tua­ción. Lue­go es­tán las ce­fa­leas se­cun­da-

El 90 % de los ca­sos no se tra­ta de na­da gra­ve”, ex­pli­ca la neu­ró­lo­ga Mar Castellanos

rias, mu­cho me­nos fre­cuen­tes, en las que el do­lor es un sín­to­ma de otro tras­torno, des­de una si­nu­si­tis a un tu­mor ce­re­bral.

¿Có­mo tra­tar­los?

Lo que se sue­le re­co­men­dar con la ce­fa­lea ten­sio­nal son los anal­gé­si­cos sua­ves, del ti­po del pa­ra­ce­ta­mol. En ca­so de que el do­lor sea más in­ten­so, el es­pe­cia­lis­ta pa­sa a in­di­car el uso de an­ti­in­fla­ma­to­rios. En cuan­to a la mi­gra­ña, al ser un do­lor más fuer­te nor­mal­men­te, se tra­ta di­rec­ta­men­te con an­ti­in­fla­ma­to­rios. Si la res­pues­ta del pa­cien­te no es bue­na, exis­ten unos fár­ma­cos es­pe­cí­fi­cos muy efi­ca­ces. Si se tie­nen tres o más migrañas al mes, es re­co­men­da­ble el tra­ta­mien­to pre­ven­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.