Écha­le un vis­ta­zo a tu pres­bi­cia

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Salud Visual - TEX­TO: BLAN­CA HER­MI­DA

ES INEVI­TA­BLE. A par­tir de los 45 años el cris­ta­lino en­ve­je­ce y co­mien­zan los pro­ble­mas pa­ra en­fo­car ob­je­tos cer­ca­nos. Los ex­per­tos re­co­mien­dan vi­si­tar al of­tal­mó­lo­go an­te los pri­me­ros sín­to­mas pa­ra eva­luar el problema y ofre­cer la so­lu­ción co­rrec­ta, y des­acon­se­jan com­prar ga­fas pre­gra­dua­das sin ase­so­ra­mien­to

La pres­bi­cia o vis­ta can­sa­da es la in­ca­pa­ci­dad pa­ra en­fo­car ob­je­tos en la vi­sión cer­ca­na, y ade­más de de­mos­trar­se que el 100 por cien­to de la po­bla­ción ma­yor de 50 años la pa­de­ce, a par­tir de los 45 su apa­ri­ción es «inevi­ta­ble», se­gún sub­ra­ya el of­tal­mó­lo­go del Ins­ti­tu­to Clí­ni­co Qui­rúr­gi­co de Of­tal­mo­lo­gía (ICQO) y pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Of­tal­mo­ló­gi­ca del Nor­te (AON), Iña­ki Ro­drí­guez.

Así, la vis­ta can­sa­da em­pie­za a ma­ni­fes­tar­se a par­tir de los 42 años, y a los 48 o 50 afec­ta prác­ti­ca­men­te a to­das las per­so­nas, in­de­pen­dien­te­men­te de que pre­via­men­te ha­yan te­ni­do pro­ble­mas ocu­la­res o no y «es­tá pro­du­ci­da por el en­ve­je­ci­mien­to del cris­ta­lino y del múscu­lo ci­liar del ojo que per­mi­ten que és­te reali­ce la operación de aco­mo­da­ción ne­ce­sa­ria cuan­do pa­sa­mos el fo­co a un ob­je­to cer­cano», ex­pli­ca el doc­tor Ro­drí­guez.

Al­gu­nos de los sín­to­mas que es­tán re­la­cio­na­dos con es­te problema son la di­fi­cul­tad pa­ra en­fo­car ob­je­tos cer­ca­nos, con la sen­sa­ción de que las le­tras se amon­to­nan y la ne­ce­si­dad de ex­ten­der los bra­zos pa­ra ale­jar los ob­je­tos y po­der leer me­jor, lo que se co­no­ce co­mo el sín­dro­me de «los bra­zos lar­gos», fa­ti­ga ocu­lar, do­lor de ca­be­za y ne­ce­si­dad de más luz pa­ra leer o rea­li­zar otras ta­reas si­mi­la­res.

Ca­si to­das las per­so­nas desa­rro­llan pres­bi­cia, pe­ro el diag­nós­ti­co y la si­tua­ción son di­fe­ren­tes cuan­do esta cir­cuns­tan­cia se com­bi­na con otras con­di­cio­nes co­mo la mio­pía, la hi­per­me­tro­pía o el as­tig­ma­tis­mo. En el ca­so de la mio­pía, por ejem­plo, co­mo ambos de­fec­tos se com- pen­san pue­de ser que la per­so­na ten­ga me­nos pro­ble­mas con la pres­bi­cia.

En cual­quier ca­so, la prio­ri­dad má­xi­ma es el ase­so­ra­mien­to per­so­nal con el óp­ti­co. Da­vid Piñero, del Cen­tro Óp­ti­co Ga­le­go, re­cuer­da que lle­van tra­ba­jan­do des­de 1981 y dis­po­nen de per­so­nal cua­li­fi­ca­do pa­ra orien­tar al clien­te en es­te ca­mino. Ca­da uno de no­so­tros es una per­so­na úni­ca, del mis­mo mo­do que lo son nues­tros ojos y an­te­ce­den­tes vi­sua­les. Es por ello que un buen óp­ti­co se ase­gu­ra­rá de co­no­cer sus ne­ce­si­da­des in­di­vi­dua­les y de­ta­lles re­la­ti­vos a su tra­ba­jo y sus afi­cio­nes pa­ra ha­cer­se una idea de sus hábitos de ob­ser­va­ción. Tam­bién es im­por­tan­te su postura y la for­ma de su ca­be­za.

La pre­ci­sión en la eva­lua­ción es vital pa­ra ga­ran­ti­zar el fun­cio­na­mien­to ade­cua­do de las len­tes pro­gre­si­vas. No so­lo se mi­de ca­da ojo por se­pa­ra­do; tam­bién se eva­lúa la vi­sión bi­no­cu­lar a fin de de­ter­mi­nar la po­ten­cia de len­te ne­ce­sa­ria. So­lo me­dian­te es­te proceso se pue­de de­ter­mi­nar la po­ten­cia de lec­tu­ra y de le­jos ade­cua­das. Los cris­ta­les pro­gre­si­vos son la so­lu­ción ideal pa­ra co­rre­gir la pres­bi­cia. Per­mi­ten ase­gu­rar una vi­sión ní­ti­da y pre­ci­sa a cual­quier dis­tan­cia. Sin em­bar­go, im­pli­can un tiem­po de adap­ta­ción ne­ce­sa­rio pa­ra el usuario. Quie­nes tienen que lle­var­los de­ben apren­der el há­bi­to au­to­má­ti­co de ha­cer mo­vi­mien­tos li­ge­ros con la ca­be­za más que con los ojos. Tam­bién ne­ce­sa­rias me­di­cio­nes de ajus­te. Pa­ra un fun­cio­na­mien­to óp­ti­mo de la len­te, el cen­tro de la pu­pi­la de­be es­tar ali­nea­do con el cen­tro de la len­te gra­dua­da. En el ca­so de len­tes pro­gre­si­vas más so­fis­ti­ca­das, pue­den ser ne­ce­sa­rias me­di­cio­nes adi­cio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.