"LA INTRANSIGENCIA CON LOS TO­RE­ROS MÁS JÓ­VE­NES ES BRU­TAL"

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Generación 1500 -

Per­te­ne­ce a ese re­du­ci­do nú­me­ro de to­re­ros que to­dos los em­pre­sa­rios se dispu­tan. Es­tá ca­sa­do con Ve­ró­ni­ca Gu­tié­rrez, hi­ja del Ni­ño de la Ca­pea, y jun­tos tie­nen una hi­ja de 16 me­ses. Pe­re­ra se hi­zo ma­yor muy rá­pi­do. Con 20 años, ya de­pen­dían de él ca­si 20 fa­mi­lias. Xlsemanal. ¿Qué tal se en­cuen­tra? Ayer tu­vo una co­gi­da... Mi­guel Án­gel Pe­re­ra. Es­toy un po­co ‘ro­za­do’ de un to­ro que me aca­ba de co­ger en Za­mo­ra y hoy es­toy bas­tan­te fas­ti­dia­do. Me mo­les­tan los gol­pes en la mu­ñe­ca, el co­do y el hom­bro, pe­ro na­da gra­ve, gra­cias a Dios. XL. A los to­re­ros, des­de que em­pie­zan sien­do ca­si unos ni­ños, siem­pre se los ve ro­dea­dos de per­so­nas ma­yo­res. ¿Tie­ne ami­gos de su edad? M.Á.P. No mu­chos. Con los del co­le­gio per­dí el con­tac­to cuan­do de­ci­dí ser to­re­ro y es ver­dad que ten­go bas­tan­tes ami­gos ma­yo­res que yo. XL. ¿Su ge­ne­ra­ción lo ha te­ni­do más fá­cil o más di­fí­cil que las an­te­rio­res? M.Á.P. Yo creo que an­tes era más fá­cil lle­nar las pla­zas. No ha­bía tan­tas po­si­bi­li­da­des de ocio co­mo hay aho­ra: con­cier­tos, tea­tros, va­ca­cio­nes, via­jes… XL. ¿Y los que vie­nen de­trás? M.Á.P. Los que em­pie­zan lo tie­nen mu­cho más com­pli­ca­do que no­so­tros. El to­reo ha evo­lu­cio­na­do ha­cia una per­fec­ción y ha­cia una exi­gen­cia mu­cho más gran­des. En los ten­di­dos, la intransigencia ha­cia los más jó­ve­nes es bru­tal. Y to­do es­to sin te­ner en cuen­ta el mo­vi­mien­to an­ti­tau­rino. XL. La his­to­ria del to­re­ro que sal­ta­ba al rue­do pa­ra sa­car a su fa­mi­lia de la mi­se­ria –el Cor­do­bés, Cu­rro Romero…– pa­re­ce que se que­da en le­yen­da, ¿no? M.Á.P. El per­fil ha cam­bia­do mu­cho. To­dos he­mos co­no­ci­do esas his­to­rias tan bo­ni­tas y ro­mán­ti­cas, que, de­co­ra­das un po­co, que­dan pre­cio­sas [son­ríe]. Pe­ro en es­tos úl­ti­mos años he vis­to mu­chos to­re­ros a los que no les ha­cía fal­ta me­ter­se en es­te mun­do pa­ra te­ner un pla­to de co­mi­da o lle­var una vi­da más o me­nos nor­mal. Al to­ro hoy no va el que es­tá muer­to de ham­bre, so­lo sa­le ade­lan­te el que lo ha­ce por vo­ca­ción. Na­die se man­tie­ne ni triun­fa si so­lo le mue­ven ra­zo­nes eco­nó­mi­cas. XL. El su­yo es un mun­do muy ma­chis­ta, aun­que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.