Una pa­re­ja uni­da por el salitre

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - SINPARAR - PA­BLO PORTABALES PE­RIO­DIS­TA

Me en­can­ta pa­sear por los mer­ca­dos. No me in­tere­san so­lo los bue­nos pro­duc­tos, que tam­bién. Me gus­ta ha­blar con las pla­ce­ras y los pla­ce­ros, ver­los tra­ba­jar, es­cu­char sus re­ga­teos con los clien­tes. Siem­pre te en­cuen­tras con al­go nue­vo en cual­quie­ra de los bue­nos mer­ca­dos que te­ne­mos en Galicia. Por ejem­plo con una his­to­ria de amor y mar co­mo la que pro­ta­go­ni­zan Ós­car y Ana. En ple­na re­sa­ca de las sar­di­nas de San Juan les ha­blo de esta pa­re­ja uni­da por el salitre. Des­de mar­zo Ós­car Mar­tí­nez Ló­pez, de 41 años, tra­ba­ja en el pues­to 22 del mercado de la pla­za de Lu­go de A Co­ru­ña. Su es­pe­cia­li­dad son los ma­ris­cos y los pes­ca­dos gran­des. «To­do de aquí, de ba­ju­ra, ex­cep­to el sal­món, que me lo re­cla­man los clien­tes. Son pei­xes idea­les pa­ra horno», co­men­ta. En es­tos úl­ti­mos años tra­ba­jó en dis­tin­tas em­pre­sas has­ta que sur­gió la opor­tu­ni­dad en la pla­za. «Me aven­tu­ré. El mar me gus­tó siem­pre y que­ría ser au­tó­no­mo», des­ta­ca. El pri­mer as­pec­to cu­rio­so es que en el pues­to 21, el de al la­do, es­tá al fren­te Ana Ma­ría Mí­guez Ten­rei­ro, su mu­jer. «De mo­men­to nos lle­va­mos bien. De vez en cuan­do hay al­gún ro­ce, pero na­da exa­ge­ra­do», ase­gu­ra. Su pa­re­ja se de­di­ca al pes­ca­do me­nu­do, a los li­rios, qué ma­ra­vi­lla, a las xou­bas, a la chou­pa o al ca­la­mar y a los bo­que­ro­nes pre­pa­ra­dos con la mis­ma re­ce­ta de su ma­dre, tam­bién pes­can­ti­na. Cuan­do se ju­bi­ló ha­ce po­co más de un año fue cuan­do Ana to­mó el re­le­vo. Lle­van jun­tos 25 años y son pa­dres de un ni­ño de 10 años. Es­ta­ban pre­des­ti­na­dos a tra­ba­jar jun­tos en al­go re­la­cio­na­do con el mar por­que, me cuen­tan, se co­no­cie­ron en un pub que ha­bía en la Ciu­dad Vie­ja de A Co­ru­ña cer­ca de la pla­za de Az­cá­rra­ga. ¿Sa­ben co­mo se lla­ma­ba aquel lo­cal? Su nom­bre era Salitre.

AMI­GOS DEL RIBEIRO

Pa­ra acom­pa­ñar al pes­ca­do, al ve­rano y a esta his­to­ria de amor, un po­co de Ribeiro. El miér­co­les, día de San Pe­dro y San Pa­blo, se ce­le­bra en el Mo­nas­te­rio de San Clo­dio la ga­la de los pre­mios de la D. O. Ribeiro. Es una pe­na que sea en­tre se­ma­na por­que si no me en­can­ta­ría asis­tir. Son mu­chos los atrac­ti­vos, des­de las gen­tes del Ribeiro y del mun­do del vino, al mar­co in­com­pa­ra­ble don­de se ce­le­bra la fies­ta y, por su­pues­to, el vino. Ade­más se da la ca­sua­li­dad de que en es­te ho­tel-mo­nu­men­to que ges­tio­na Eu­ros­tars Ho­tels, em­pre­sa pre­si­di­da por un ga­lle­go, ex­po­ne has­ta fi­na­les de ju­lio uno de los ti­pos más cu­rio­sos que co­no­cí en mi vi­da. Se lla­ma Ra­món Mon­te­si­nos y es geó­lo­go, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio y fo­tó­gra­fo. Lo su­yo son las me­tá­fo­ras vi­sua­les. Re­cuer­do que una vez se pu­so en con­tac­to con­mi­go por­que que­ría ha­cer­me una foto pa­ra una ex­po­si­ción que creo que nun­ca lle­gó a ver la luz. Se tra­ta­ba de fo­to­gra­fiar a per­so­nas con al­go vin­cu­la­do a su vi­da o tra­ba­jo. Car­ga­do de in­cóg­ni­tas so­bre có­mo ter­mi­na­ría el asun­to un sá­ba­do por la ma­ña­na fui a su es­tu­dio en un apar­ta­men­to a las afue­ras de A Co­ru­ña. Del pie de un mi­cró­fono col­ga­ba una al­ca­cho­fa y allí me re­tra­tó, por mi vin­cu­la­ción con la ra­dio. En el mo­nas­te­rio de San Clo­dio pre­sen­ta la mues­tra No le bus­ques tres pies al ga­to, don­de vuel­ve a con­ju­gar su­rrea­lis­mo, iro­nía y crí­ti­ca. Lo di­cho, un atrac­ti­vo más pa­ra vi­si­tar esas tie­rras ou­ren­sa­nas de las que se enamo­ró Jo­sé Luis Cuer­da, tam­bién es­pe­cia­lis­ta en me­tá­fo­ras vi­sua­les.

FOTO: PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.