ME LLA­MO ASÍ POR TI

AN­DU­RI­ÑA, NOE­LIA, TA­MA­RA Y HEI­DI TIE­NEN AL­GO EN CO­MÚN

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: TA­NIA TA­BOA­DA, ANA ABELENDA, YO­LAN­DA GARCÍA Y PA­BLO PORTABALES

Di­me tu nom­bre... y te ha­ré rei­na de un jar­dín de ro­sas. Qué buen prin­ci­pio es una can­ción. Es­te re­por­te­ma va de nom­bres so­na­dos, que al­gu­nos mi­ra que sue­nan una y otra vez. Noe­lia Noe­lia Noe­lia Noe­lia Noe­liaaaa es­tá aquí por Nino Bra­vo. Ta­ma­ra, por­que su abue­lo ma­terno, Fe­de­ri­co, a Los Ta­ma­ra co­no­ció. An­du­ri­ña es na­da me­nos que «hi­ja» de Juan y Ju­nior y, si Eva Ma­ría se fue, ¿a quién en­con­tra­mos bus­can­do el sol en la pla­ya? ¡A Hei­di! Sin Nie­bla, sin abue­li­to y sin ca­bras pe­ro vo­lan­do en­vuel­ta en la can­ción de la te­le al fres­co vien­to de Ria­zor.

UNA HEI­DI ANI­MA­DA

No es fe­liz por­que vi­va en las mon­ta­ñas con su abue­li­to. Tam­po­co es­tá ro­dea­da de flo­res y ani­ma­les co­mo Nie­bla, Co­pi­to de Nie­ve, Blan­qui­ta, Dia­na o Pi­chín. Ni su me­jor ami­go se lla­ma Pe­dro. Lo úni­co que tie­ne en co­mún es­ta ve­ne­zo­la­na, afin­ca­da en A Co­ru­ña des­de ha­ce 20 años, con aque­lla ni­ña fe­liz de co­lo­re­tes que siem­pre iba des­cal­za es el nom­bre. Fue­ron sus pa­dres quienes de­ci­die­ron bau­ti­zar­la así por su pa­sión por es­tos di­bu­jos ani­ma­dos (los pri­me­ros, los de los 70. Hei­di Gon­zá­lez Durán tie­ne hoy 40 años y cuan­do aban­do­nó su país na­tal pa­ra mu­dar­se a A Co­ru­ña le cos­tó mu­cho de­bi­do a su nom­bre. La gen­te se lo to­ma­ba a gua­sa. «Yo es­toy muy or­gu­llo­sa de mi nom­bre pe­ro mis alle­ga­dos no tan­to. Te­nía dos pri­mos en León a los que les da­ba ver­güen­za pre­sen­tar­me a sus ami­gos y de­cir que me lla­ma­ba Hei­di. In­clu­so lle­ga­ron a cam­biar­me el nom­bre y me pu­sie­ron Pa­tri­cia», cuen­ta es­ta mu­jer, que, en un gui­ño a sus pa­dres, ac­tual­men­te po­ne los di­bu­jos de Hei­di a sus hi­jas, Bár­ba­ra y Va­len­ti­na.

Hei­di Gon­zá­lez es au­tó­no­ma en una em­pre­sa de dis­tri­bu­ción de ma­te­rial de per­fo­ra­ción. En prin­ci­pio, sus clien­tes co­mo la ma­yor par­te de la gen­te se to­ma­ba su nom­bre a pitorreo. «La gen­te me pre­gun­ta­ba cuál era mi nom­bre de ver­dad. Y por la noche, cuan­do sa­lía de mar­cha, el te­ma ya era te­rri­ble. La gen­te que co­no­cía pen­sa­ba que le es­ta­ba min­tien­do y los va­ci­la­ba», re­cuer­da es­ta ve­ne­zo­la­na que or­gu­llo­sa es­tá de lla­mar­se Hei­di.

TA­MA­RA Y PUCHO BOE­DO

Yo re­cuer­do aquel día que nos fui­mos a ba­ñar... en el río aqueeel. Ojo, no el que can­ta Mi­guel Ríos con pa­sión. Sino el Tam­bre, el mis­mo que en un ma­pa an­ti­guo de Ga­li­cia ve­rás co­mo Ta­ma­ra. El río flu­yó, so­nó a pop con ga­rra y dio nom­bre al gru­po mí­ti­co que en los 70 can­ta­ba con Pucho Boe­do: «A San­tia­go voy li­ge­ri­to caaaa­mi­nan­do...». Por más que sue­ne a mú­si­ca y a reivin­di­ca­ción de raí­ces, a Ta­ma­ra nun­ca aca­bó de gus­tar­le su nom­bre. «Pre­fe­ri­ría Lu­cía, que es el que mis pa­dres me que­rían po­ner»... y en ese ca­so no, no por la can­ción de Se­rrat, ni por la de Mi­guel Ríos. «Mi abue­lo ma­terno, Fe­de­ri­co, es­ta­ba alu­ci­na­do con Los Ta­ma­ra y se em­pe­ñó».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.