Aquí no da cor­te la no­ta

ELLOS SÍ QUE TIE­NEN LA DO­BLE LI­CEN­CIA­TU­RA La de es­tu­diar y la de vi­vir. Los es­tu­dian­tes sé­nior tie­nen un plan, y no es el de Bo­lo­nia, sino el de se­guir en­gan­cha­dos a la Uni­ver­si­dad has­ta que pue­dan. Re­cla­man un más­ter ya.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - VAPOR ELLOS - TEX­TO: MA­RÍA VIDAL

Fal­tan cin­co mi­nu­tos pa­ra las 11. En los pa­si­llos de La Nor­mal hay ca­si tan­to am­bien­te co­mo un jue­ves por la tar­de en los pa­si­llos de Cien­cias de la In­for­ma­ción de la Com­plu­ten­se de Ma­drid. Sal­van­do las dis­tan­cias. No hay alum­nos ti­ra­dos por el sue­lo, ni hay co­la pa­ra pe­dir un sánd­wich en la ca­fe­te­ría. Pe­ro el buen ro­llo se res­pi­ra en ca­da es­qui­na. Y eso que to­ca Eco­no­mía. Es­ca­le­ras arri­ba la pre­gun­ta es inevi­ta­ble: qué tie­ne es­te edi­fi­cio que aco­ge la Uni­ver­si­dad Sé­nior de A Co­ru­ña que da ga­nas de vol­ver a es­tu­diar. En­tro, os lo cuen­to al sa­lir de cla­se.

SIN ASIG­NA­TU­RAS LIBRES

Con un vis­ta­zo me re­afir­mo que man­te­ner­se ac­ti­vo cuan­do la ju­bi­la­ción ya que­da le­jos tie­ne que ser uno de los in­gre­dien­tes pa­ra fre­nar el tiem­po. No ten­go a Aman­cio o a Var­gas Llo­sa pa­ra pre­gun­tar, pe­ro sí a Nuno, un alumno de 71 años, que di­ce que: «Uno en­ve­je­ce cuan­do de­ja de te­ner cu­rio­si­dad». A la vis­ta es­tá que él, que ha­ce diez años que re­gre­só a las au­las y to­da­vía si­gue, no la ha per­di­do. Ha­ce cur­sos que ob­tu­vo la li­cen­cia­tu­ra Sé­nior pe­ro con­ti­núa su formación co­mo oyen­te en al­gu­nas ma­te­rias (es­te año no ha po­di­do de­bi­do a la gran de­man­da) y par­ti­ci­pa en di­fe­ren­tes ta­lle­res que se im­par­ten en el cen­tro, la fór­mu­la más re­cu­rri­da por los es­tu­dian­tes que ter­mi­nan pa­ra se­guir li­ga­dos a la Uni­ver­si­dad. Re­cla­man por ac­ti­va y por pa­si­va un más­ter que les ase­gu­re esa con­ti­nui­dad, a lo que Ma­til­de García, la di­rec­to­ra res­pon­de: «po­co a po­co. To­do se an­da­rá».

Dos mar­tes al mes va al ta­ller de Me­di­ci­na Pre­ven­ti­va, el úni­co mo­men­to del ho­ra­rio que com­par­te cla­se con su mu­jer. «Ir siem­pre jun­tos no pro­ce­de. Ella va a su cla­se y yo a la mía». Otros dos vier­nes al ta­ller Eu­ro­peo, y por si fue­ra po­co los miér­co­les ha­ce guar­dia en la aso­cia­ción de es­tu­dian­tes.

FO­TO: MAR­COS MÍGUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.