Más de 100.000 fir­mas pa­ra que Xa­be­la va­ya al co­le­gio sin pe­li­gro

La ma­dre de una ni­ña in­vi­den­te de Vi­go re­ci­be un apo­yo ma­si­vo en las re­des pa­ra que se se­ña­li­cen los pa­sos pea­to­na­les

La Voz de Galicia (Ferrol) - - Sociedad - ALEJANDRO MAR­TÍ­NEZ VI­GO / LA VOZ

Las re­des so­cia­les se es­tán vol­can­do con Xa­be­la, una ni­ña de Vi­go de ocho años que en ju­lio del 2016 se que­dó cie­ga a cau­sa de un tu­mor ce­re­bral. Su ma­dre, Ola­lla Frei­ría, es­tá or­gu­llo­sa de có­mo la pe­que­ña se ha su­pe­ra­do a sí mis­ma y en un año que ha si­do muy du­ro ha apren­di­do brai­lle y ha vuel­to a sa­car el cur­so ade­lan­te con bue­nas no­tas.

Pe­ro hay si­tua­cio­nes que de­ben me­jo­rar en su en­torno y que ya no de­pen­den de su es­fuer­zo per­so­nal. Mu­chos pa­sos de pea­to­nes que se en­cuen­tran en­tre su ca­sa y el co­le­gio no es­tán co­rrec­ta­men­te adap­ta­dos pa­ra las per­so­nas in­vi­den­tes. Ola­lla siem­pre acom­pa­ña a su hi­ja al co­le­gio, pe­ro aún así, no de­ja de su­po­ner un ries­go la po­si­bi­li­dad de tro­pe­zar y caer­se al sue­lo. So­bre to­do, cuan­do sea más ma­yor y de­ba ir so­la.

Por ese mo­ti­vo, su ma­dre de­ci­dió lan­zar una cam­pa­ña en Chan­ge.org pa­ra que las au­to­ri­da­des lo­ca­les adap­ten las ace­ras a las per­so­nas con pro­ble­mas vi­sua­les. Su ini­cia­ti­va ha su­pe­ra­do to­das las ex­pec­ta­ti­vas en so­lo tres me­ses y me­dio. La pe­ti­ción ro­za­ba ayer las 110.000 fir­mas de apo­yo.

La cam­pa­ña ha te­ni­do eco en el Ayun­ta­mien­to. El al­cal­de, Abel Ca­ba­lle­ro, la re­ci­bió el mes pa­sa­do en su des­pa­cho de la ca­sa con­sis­to­rial y se com­pro­me­tió rea­li­zar las obras ne­ce­sa­rias pa­ra que Xa­be­la pue­da cir­cu­lar sin pe­li­gro.

Ola­lla no quie­re ce­rrar la cam­pa­ña has­ta que no vea que las obras es­tén rea­li­za­das. «Nues­tra ciu­dad es­tá bas­tan­te bien en re­la­ción a lo que veo en otros si­tios, pe­ro pue­de es­tar me­jor y cuan­do se pon­gan ma­nos a la obra en­ton­ces ce­rra­ré la pe­ti­ción», ma­ni­fes­ta­ba ayer mien­tras se pre­pa­ra­ba con su hi­ja pa­ra ir al ci­ne, que no le ha de­ja­do de gus­tar tras ha­ber per­di­do la vi­sión.

Se­má­fo­ros adap­ta­dos

En la ac­tua­li­dad hay un nu­me­ro im­por­tan­te de se­má­fo­ros en Vi­go que in­cor­po­ran tec­no­lo­gía Blue­toothh pa­ra que los in­vi­den­tes pue­dan ac­cio­nar­lo a su pa­so gra­cias a un pro­yec­to desa­rro­lla­do en co­la­bo­ra­ción con la On­ce. To­dos los dis­po­si­ti­vos que se es­tán in­cor­po­ran­do cuen­tan con es­ta tec­no­lo­gía. «Nos die­ron un man­do que si lo pul­sas, en­ton­ces, los se­má­fo­ros pi­tan, lo que es­tá muy bien, aun­que com­pro­ba­mos que no to­dos tie­nen to­da­vía es­te sis­te­ma», afir­ma la ma­dre de Xa­be­la.

Por otra par­te, no en to­das las ace­ras es­tán co­lo­ca­das las mar­cas en las bal­do­sas que in­di­can la exis­ten­cia de los pa­sos pea­to­na­les a las per­so­nas in­vi­den­tes que van con un bas­tón. «La ma­yo­ría no es­tán co­mo de­be­rían de ser. La téc­ni­ca de reha­bi­li­ta­ción de la ON­CE hi­zo un in­for­me y

lo tie­nen en el Ayun­ta­mien­to», afir­ma Ola­lla Frei­ría.

Es­ta vi­gue­sa re­cla­ma una so­lu­ción pa­ra el tra­mo por el que su hi­ja de­be ca­mi­nar a dia­rio, así co­mo las ave­ni­das ad­ya­cen­tes, pues­to que tam­bién se des­pla­za pa­ra po­der ir a la pis­ci­na o rea­li­zar otras ac­ti­vi­da­des. Re­si­de cer­ca del es­ta­dio de Ba­laí­dos y sube

a dia­rio por la ca­lle Mar­tín Eche­ga­ray has­ta lle­gar al co­le­gio pú­bli­co Illas Cíes, en el ba­rrio de Coia. No ha te­ni­do que cam­biar de co­le­gio a raíz de ha­ber per­di­do to­tal­men­te la vi­sión. To­dos los días le acom­pa­ña en cla­se una pro­fe­so­ra de apo­yo de la ON­CE. «Su es­fuer­zo es su­pe­rior a los de los de­más. Tu­vo que vol­ver a apren-

der a leer otra vez en otro sis­te­ma». La vi­da no es fá­cil pa­ra Xa­be­la, que ha sa­bi­do asu­mir los nue­vos re­tos por­que «es una ni­ña in­creí­ble, siem­pre dis­pues­ta a ha­cer co­sas». Por eso su ma­dre pi­de que no se le ha­ga más di­fí­cil y se lle­ven a ca­bo me­jo­ras en las ca­lles, que cree que de­be­rían ex­ten­der­se a to­da la ciu­dad.

ÓSCAR VÁZ­QUEZ

La au­to­ra de la ini­cia­ti­va, con su hi­ja, de 8 años, in­vi­den­te des­de ha­ce un año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.