El pa­ro des­cien­de en Fe­rrol­te­rra a ni­ve­les an­te­rio­res al ini­cio de la cri­sis

Las tres co­mar­cas cuen­tan con 4.000 pa­ra­dos me­nos y mil em­pre­sas más que a fi­na­les de la pa­sa­da dé­ca­da

La Voz de Galicia (Ferrol) - - PORTADA - BEA­TRIZ COU­CE

Mien­tras que, a fi­na­les de la pri­me­ra dé­ca­da del si­glo, en gran par­te del país la cri­sis eco­nó­mi­ca co­men­za­ba a arra­sar con el em­pleo y la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, la co­mar­ca fe­rro­la­na lo­gra­ba es­qui­var esos efec­tos, de­bi­do al tra­ba­jo que te­nían los as­ti­lle­ros de la ría. Sin em­bar­go, en el año 2010 co­men­zó a ha­cer frío en el mer­ca­do de tra­ba­jo de la zo­na. El cen­so de des­em­plea­dos se dis­pa­ró has­ta los 17.483 pa­ra­dos — en los ejer­ci­cios más du­ros de la re­ce­sión lle­ga­ron a ron­dar los 22.000—, los tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos por ex­pe­dien­tes de re­gu­la­ción de em­pleo al­can­za­ron los 1.220 y las afi­lia­cio­nes a la Se­gu­ri­dad So­cial ca­ye­ron has­ta los 62.903. No obs­tan­te, la cur­va des­cen­den­te de em­pleo si­guió acen­tuán­do­se en los ejer­ci­cios pos­te­rio­res, de for­ma que se to­có sue­lo con po­co más de 51.000 pues­tos de tra­ba­jo.

En ese con­tex­to, des­pués de la tra­ve­sía en el de­sier­to por la que han atra­ve­sa­do in­dus­trias y tra­ba­ja­do­res, los sín­to­mas de la re­cu­pe­ra­ción ya es­tán aquí, aun­que las tres co­mar­cas con­ti­núan sin apro­bar la re­cu­pe­ra­ción de la asig­na­tu­ra del em­pleo. Así, los da­tos que ma­ne­ja el Ins­ti­tu­to Ga­le­go de Es­ta­tís­ti­ca (IGE) in­di­can que al cie­rre del pa­sa­do año ha­bía 60.576 per­so­nas afi­lia­das a la Se­gu­ri­dad So­cial, es de­cir, 2.000

me­nos que en los tiem­pos pre­cri­sis. La zo­na tie­ne pues­tas mu­chas ex­pec­ta­ti­vas en la ocu­pa­ción que pue­de ge­ne­rar el nue­vo ci­clo de cons­truc­ción na­val, con la cons­truc­ción de los dos bu­ques lo­gís­ti­cos pa­ra la Ar­ma­da de Aus­tra­lia y el pro­ba­ble en­car­go de las cin­co fra­ga­tas F-110, cu­yo com­pro­mi­so in­ver­sor ya ha si­do anun­cia­do por la mi­nis­tra de De­fen­sa, Ma­ría Do­lo­res de Cos­pe­dal.

En el otro ex­tre­mo de la ba­lan­za se en­cuen­tra el des­em­pleo, que se ha re­du­ci­do de for­ma sen­si­ble. La cons­truc­ción, que en los pri­me­ros mo­men­tos de la cri­sis pa­de­ció una in­ten­sa des­truc­ción de pues­tos de tra­ba­jo fi­na­li­zó el pa­sa­do ejer­ci­cio con 1.515 pa­ra­dos, mien­tras que en el 2010 con­ta­ba con 2.800. Tam­bién se ha re­du­ci­do con­si­de­ra­ble­men­te el des­em­pleo en la in­dus­tria. Si bien ha­ce sie­te años es­te sec­tor con­cen­tra­ba 2.432 de­socu­pa­dos, al fi­na­li­zar el pa­sa­do ejer­ci­cio ya se ha­bía re­ba­ja­do has­ta los 1.515.

El di­na­mis­mo em­pre­sa­rial se de­jó sen­tir en un ma­yor nú­me­ro de fir­mas en fun­cio­na­mien­to

Tan­to en­ton­ces co­mo aho­ra, el sec­tor ser­vi­cios es el que cuen­ta con el ma­yor nú­me­ro de per­so­nas pa­ra­das y es tam­bién el seg­men­to de mer­ca­do en el que me­nos se ha re­du­ci­do el pa­ro. En­tre en­ton­ces y aho­ra, so­lo 700 de­man­dan­tes me­nos, lle­gan­do a los 8.753 ac­tua­les.

Me­nos ERE

Li­ga­do a es­te des­cen­so se ha pro­du­ci­do tam­bién el des­plo­me en el nú­me­ro de tra­ba­ja­do­res que lle­ga­ron a es­tar afec­ta­dos por ex­pe­dien­tes de re­gu­la­ción de em­pleo. De acuer­do con los úl­ti­mos da­tos de los que dis­po­ne la Con­se­lle­ría de Eco­no­mía, du­ran­te el

pa­sa­do año se man­tu­vie­ron en vi­gor ca­tor­ce ex­pe­dien­tes —apli­ca­dos en em­pre­sas de Fe­rrol, Na­rón, Pon­te­deu­me, As Pon­tes, Ca­ri­ño y Cer­di­do— que afec­ta­ron a 232 tra­ba­ja­do­res. Es­ta mis­ma fór­mu­la pa­ra sus­pen­der tem­po­ral­men­te el em­pleo o res­cin­dir el con­tra­to de par­te de las plan­ti­llas afec­ta­ba a fi­na­les del 2010 a 1.220 per­so­nas.

Otro de los in­di­ca­do­res po­si­ti­vos de la eco­no­mía de las tres co­mar­cas lo mar­ca el di­na­mis­mo em­pre­sa­rial: el nú­me­ro de so­cie­da­des que fun­cio­nan ac­tual­men­te en Fe­rrol­te­rra, Eu­me y Or­te­gal son 13.114, fren­te a las 11.992 que ha­bía ins­cri­tas en el 2010. Aun­que la co­mar­ca fe­rro­la­na con­ti­núa sien­do una zo­na fuer­te­men­te de­pen­dien­te del sec­tor pú­bli­co y del em­pleo por cuen­ta aje­na, du­ran­te los años más du­ros de la cri­sis, el au­to­em­pleo fue un re­fu­gio pa­ra mu­chos que no lo­gra­ban en­con­trar un pues­to de tra­ba­jo, crean­do sus pro­pias fir­mas.

JO­SÉ PAR­DO

La in­dus­tria ha re­du­ci­do con­si­de­ra­ble­men­te los ni­ve­les de pa­ro des­de ini­cios de la cri­sis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.