El cie­rre de lis­tas de­ja he­ri­das en to­dos los par­ti­dos ita­lia­nos

La Voz de Galicia (Ferrol) - - INTERNACIONAL - MA­RÍA SIGNO

No ha si­do fá­cil pa­ra nin­gún par­ti­do ita­liano ce­rrar las lis­tas que pre­sen­ta­rán el pró­xi­mo 4 de mar­zo en las elec­cio­nes ge­ne­ra­les. En par­te se de­be a la nue­va ley elec­to­ral, el Ro­sa­te­llum, cu­yo sis­te­ma mix­to obli­ga a ele­gir un ter­cio de las cá­ma­ras en co­le­gios uni­no­mi­na­les en los que el ga­na­dor es el can­di­da­to con más vo­tos, mien­tras que el res­to de par­la­men­ta­rios son ele­gi­dos con sis­te­ma pro­por­cio­nal.

Por es­te mo­ti­vo son mu­chos los que han que­da­do des­con­ten­tos por el pues­to en las lis­tas. En el Par­ti­do De­mo­crá­ti­co el ti­ra y aflo­ja en­tre el se­cre­ta­rio, Mat­teo Ren­zi, y la mi­no­ría crí­ti­ca con su ges­tión se sal­dó con la re­nun­cia de al­gu­nos pe­sos pe­sa­dos co­mo Gian­ni Cu­per­lo, ri­val de Ren­zi a la se­cre­ta­ría y pre­si­den­te del par­ti­do. La co­lo­ca­ción pri­vi­le­gia­da de al­gu­nos fie­les al ex pri­mer mi­nis­tro, co­mo Ma­ria Ele­na Bos­chi, no ha si­do bien aco­gi­da por los que pre­fe­rían ver­la fue­ra del Par­la­men­to. La ac­tual sub­se­cre­ta­ria es­tá acu­sa­da de trá­fi­co de in­fluen­cias por su in­ter­ven­ción a fa­vor de Ban­ca Etru­ria en la que su pa­dre era con­se­je­ro.

Ber­lus­co­ni no ha que­ri­do arries­gar y ha ele­gi­do a vie­jos co­no­ci­dos por su fi­de­li­dad. De las lis­tas se ha ocu­pa­do An­to­nio Ta­ja­ni, pre­si­den­te del Par­la­men­to eu­ro­peo y prin­ci­pal can­di­da­to a pri­mer mi­nis­tro del centro de­re­cha, mien­tras el ex Ca­va­lie­re sus­pen­día en­tre­vis­tas aque­ja­do de can­san­cio. Su alia­do Mat­teo Sal­vi­ni, a pe­sar de ha­ber anun­cia­do que se pre­sen­ta­ría con­tra Ren­zi «en cual­quier co­le­gio uni­no­mi­nal», ha pre­fe­ri­do sin em­bar­go op­tar por una lis­ta pro­por­cio­nal que le per­mi­te pre­sen­tar­se en las re­gio­nes del sur co­mo Si­ci­lia o Ca­la­bria, con la in­ten­ción de trans­for­mar la has­ta aho­ra Li­ga Nor­te en Li­ga y con­ver­tir­se en la prin­ci­pal fuer­za de de­re­cha de Ita­lia en com­pe­ti­ción con sus alia­dos de Her­ma­nos de Ita­lia de Gior­gia Me­lo­ni.

De los pro­ble­mas no ha es­ca­pa­do tam­po­co el Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas. Al­gu­nos de los ele­gi­dos co­mo can­di­da­tos tra­vés de la pla­ta­for­ma di­gi­tal, co­mo han he­cho has­ta aho­ra, se han vis­to fue­ra mien­tras en las lis­tas fi­na­les apa­re­cían per­so­nas muy cer­ca­nas al can­di­da­to a pri­mer mi­nis­tro, Lui­gi Di Maio. Ade­más, por pri­me­ra vez apa­re­cen per­so­na­jes co­no­ci­dos co­mo el na­da­dor olím­pi­co Do­me­ni­co Fio­ra­van­ti o el co­man­dan­te Gior­gio di Fal­co, que lla­mó al or­den al ca­pi­tán del Cos­ta Con­cor­dia, Fran­ces­co Schet­tino, du­ran­te el nau­fra­gio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.