Tur­quía aca­lla las vo­ces crí­ti­cas con su gue­rra con­tra los kur­dos

Más de 300 de­te­ni­dos por su opo­si­ción a la ofen­si­va mi­li­tar en la re­gión si­ria de Afrin

La Voz de Galicia (Ferrol) - - INTERNACIONAL - PA­TRI­CIA ALON­SO

Des­de que se ini­ció ha­ce diez días la ofen­si­va con­tra las mi­li­cias kur­das en la re­gión si­ria de Afrin, el Go­bierno tur­co ha lla­ma­do a la uni­dad na­cio­nal y ame­na­za­do con cas­ti­gar cual­quier opo­si­ción. Su em­pe­ño en aca­llar a las vo­ces crí­ti­cas con­tra la gue­rra ha lle­va­do a pri­sión a 300 per­so­nas en los úl­ti­mos días, acu­sa­dos de «pro­mo­ver el te­rro­ris­mo» tan­to en las ca­lles co­mo en las re­des so­cia­les. Los úl­ti­mos son on­ce miem­bros de la Aso­cia­ción Mé­di­ca Tur­ca (TTB), des­pués de pu­bli­car un co­mu­ni­ca­do el fin de se­ma­na en el que cri­ti­ca­ban la gue­rra co­mo una ame­na­za pa­ra la sa­lud pú­bli­ca que so­lo con­lle­va la «tra­ge­dia hu­ma­na». El tex­to ter­mi­na­ba con un «No a la gue­rra. Paz aho­ra».

El pre­si­den­te Re­cep Tay­yip Er­do­gan ca­li­fi­có a los in­te­gran­tes del TTB co­mo «aman­tes de los te­rro­ris­tas». «Creed­me, no son in­te­lec­tua­les, son una panda de es­cla­vos. Son sir­vien­tes del im­pe­ria­lis­mo», de­cla­ró el do­min­go an­te miem­bros de su par­ti­do, el is­la­mis­ta AKP. Dos días des­pués, on­ce miem­bros del con­se­jo de la TTB han si­do de­te­ni­dos por «pro­pa­gan­da a fa­vor de un gru­po te­rro­ris­ta y pro­vo­ca­ción pú­bli­ca», des­pués de que el Mi­nis­te­rio de Sa­lud acu­die­se a los tri­bu­na­les pa­ra pe­dir su des­ti­tu­ción.

El Go­bierno in­sis­te en el éxi­to de la ofen­si­va eu­fe­mís­ti­ca­men­te bau­ti­za­da co­mo Ra­ma de Oli­vo. Se­gún el Ejér­ci­to tur­co, 649 mi­li­tan­tes de las YPG ha­brían si­do «neu­tra­li­za­dos». Un tér­mino uti­li­za­do por los tur­cos pa­ra in­di­car que los su­je­tos han muer­to, es­tán he­ri­dos o han si­do cap­tu­ra­dos.

El mi­nis­tro de De­fen­sa, Nu­ret­tin Ca­ni­kli, in­sis­tió ayer an­te el Par­la­men­to que has­ta la fe­cha no hay víc­ti­mas ci­vi­les. «Un re­fle­jo de nues­tra ex­tre­ma sen­si­bi­li­dad», aña­dió. Pe­ro or­ga­ni­za­cio­nes co­mo OSDH ci­fran en al me­nos 61 los fa­lle­ci­dos en­tre la po­bla­ción de Afrin.

Aun­que Da­mas­co se ha ta­pa­do los ojos an­te la ofen­si­va, el avan­ce tur­co des­de el sur de Afrin a la pro­vin­cia de Ale­po ha pro­vo­ca­do un pri­mer avi­so de que no de­be aden­tra­se en una zo­na ba­jo su con­trol. Así un con­voy tur­co tu­vo que ha­ce fren­te a com­ba­tien­tes lea­les al ré­gi­men de Ba­char al Asad y cam­biar el rum­bo.

La ini­cia­ti­va de paz de Vla­di­mir Pu­tin en So­chi ame­na­za con unir­se a la lis­ta de ci­tas fra­ca­sa­das, tras su pri­mer día mar­ca­do por la au­sen­cia de los prin­ci­pa­les gru­pos de la opo­si­ción, los kur­dos, así co­mo de las po­ten­cias oc­ci­den­ta­les. La opo­si­ción mo­de­ra­da, la úni­ca pre­sen­te en la ci­ta, se ne­gó a sa­lir del ae­ro­puer­to tras la pro­fu­sión de los em­ble­mas del ré­gi­men de Al Asad.

REUTERS

Pro­tes­ta con­tra el arres­to de 11 miem­bros de la Aso­cia­ción Mé­di­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.