Or­ti­guei­ra vi­bra con la mú­si­ca cel­ta

Los fes­ti­va­le­ros del Mun­do Cel­ta ates­tan las ca­lles y des­fi­lan sin ce­sar en­tre el pue­blo y el pi­nar

La Voz de Galicia (Ferrol) - - PORTADA - A. F. C.

En­tre el folk y la pla­ya. Así se mue­ve es­tos días Or­ti­guei­ra. Una ma­rea de jó­ve­nes re­vo­lu­cio­nan la lo­ca­li­dad en el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal do Mun­do Cel­ta, la aven­tu­ra que em­pren­dió ha­ce cua­tro dé­ca­das la Es­co­la de Gai­tas, que ano­che subió al es­ce­na­rio de la Ala­me­da pa­ra vol­ver a atra­par a su pú­bli­co. Mer­chi y Ana, ma­dri­le­ñas, no qui­sie­ron per­der­se el con­cier­to, aun­que ellas bus­ca­ban al gru­po ir­lan­dés Ki­la, que ac­tuó pa­sa­da la me­dia­no­che. «Nos ape­te­ce vi­vir la mú­si­ca, pe­ro, so­bre to­do, la na­tu­ra­le­za», con­ta­ban es­tas es­tu­dian­tes, ple­tó­ri­cas en su pri­mer Mun­do Cel­ta. Iria, vi­gue- sa, ven­de sus cua­dros en los jar­di­nes del Ma­le­cón, al pie de los pues­tos de la fe­ria de ar­te­sa­nía: «Re­pi­to, por el buen ro­llo, por­que co­no­ces gen­te y por los con­cier­tos». El tra­jín en el en­torno por­tua­rio no ce­sa, por la ma­ña­na y por la no­che —«las tar­des son pa­ra la pla­ya», apun­ta Lui­sa, or­te­ga­na, que evo­ca la llu­via to­rren­cial de 1978—, con la mú­si­ca siem­pre de fon­do. La po­ten­cia de The Ta­ver­ners, con su folk ir­lan­dés con­ce­bi­do des­de Bur­gos, ac­ti­vó al pú­bli­co en la ve­la­da inau­gu­ral, aun­que mu­chos se re­ser­va­ron pa­ra Ímar, que lle­gó des­de Glas­gow, «y fue el me­jor, sin du­da», opi­na Jua­ni.

Es­te año los ca­ra­co­li­tos, co­mo se re­fe­rían en el pue­blo a los mo­chi­le­ros los pri­me­ros años, se han mul­ti­pli­ca­do y ates­tan su­per­mer­ca­dos, te­rra­zas y apar­ca­mien­tos. «Hay mu­chí­si­ma gen­te, no da­mos abas­to», co­men­tan en las ca­fe­te­rías del cen­tro. Mu­chos desa­yu­nan en la Ca­ba­na do Fos, un clá­si­co del Mun­do Cel­ta, al pie del pi­nar de Mo­rou­zos, de­vo­ra­do por cuer­pos en trán­si­to per­ma­nen­te, un man­to mul­ti­co­lor de tien­das, equi­li­bris­tas y mú­si­cos que im­pro­vi­san al pie de las ho­gue­ras. «Ha sa­li­do el sol y es to­do tan ro­mán­ti­co», cla­ma un fol­kie sub­yu­ga­do por el en­torno.

Laura ejer­ce de guía por la acam­pa­da de sus ami­gos Eva y Ja­vi, los tres lu­cen­ses. Igual que Ro­dri­go, san­tia­gués, con Nu­ria, ma­dri­le­ña. Él dis­fru­ta del bos­que des­de el mar­tes: «Es un si­tio pre­cio­so». En­tre tan­tos elo­gios sur­gen al­gu­nas que­jas, por la fal­ta de so­co­rris­tas en el are­nal —el Con­ce­llo no ha en­con­tra­do vi­gi­lan­tes— y por la nu­la in­for­ma­ción so­bre los ser­vi­cios es­pe­cia­les de Ren­fe —la Pla­ta­for­ma po­la De­fen­sa do Fe­rro­ca­rril Fe­rrol-Ri­ba­deo ve «in­ten­cio­na­li­da­de» por par­te de la com­pa­ñía—.

En­tre las más de 300 per­so­nas que tra­ba­jan por el fes­ti­val del Mun­do Cel­ta fi­gu­ran los 75 efec­ti­vos de Pro­tec­ción Ci­vil, en­tre vo­lun­ta­rios lo­ca­les y de agru­pa­cio­nes de Málaga, y pro­fe­sio­na­les del GES or­te­gano.

JO­SÉ PAR­DO

La mú­si­ca vuel­ve a si­tuar a Or­ti­guei­ra, gra­cias al Fes­ti­val do Mun­do Cel­ta, en el cen­tro de las gran­des cul­tu­ras del Atlán­ti­co.

JO­SÉ PAR­DO

De­ta­lle de la ac­tua­ción ayer en Or­ti­guei­ra de The Na­tio­nal Youth Pi­pe Band of Scotland.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.