La Ge­ne­ra­li­tat y los pre­sos re­cla­man que la Fis­ca­lía re­ti­re los car­gos por re­be­lión

El in­de­pen­den­tis­mo apro­ve­cha el fa­llo del tri­bu­nal ale­mán pa­ra pe­dir la li­ber­tad de los en­car­ce­la­dos

La Voz de Galicia (Ferrol) - - ESPAÑA - CRIS­TIAN REINO

El in­de­pen­den­tis­mo, con­ven­ci­do de que le ha me­ti­do un go­la­zo por la es­cua­dra al Su­pre­mo en cam­po ale­mán, cree que la cau­sa ju­di­cial con­tra sus di­ri­gen­tes ha en­tra­do en un «nue­vo con­tex­to», que con­si­de­ra más fa­vo­ra­ble. Lo pien­sa por dos mo­ti­vos: por la in­fluen­cia que pue­da te­ner la re­so­lu­ción ale­ma­na en la Jus­ti­cia es­pa­ño­la y por el cam­bio po­lí­ti­co y la lle­ga­da de una nue­va fis­ca­la ge­ne­ral, de per­fil más progresista. Por ello, los abo­ga­dos de los nue­ve di­ri­gen­tes se­ce­sio­nis­tas que es­tán pre­sos en cár­ce­les ca­ta­la­nas y el Eje­cu­ti­vo au­to­nó­mi­co em­pla­za­ron ayer al mi­nis­te­rio pú­bli­co a que apro­ve­che la ven­ta­na de opor­tu­ni­dad que a su jui­cio se ha abier­to pa­ra co­rre­gir su po­si­ción en el pro­ce­so ju­di­cial con­tra los lí­de­res se­ce­sio­nis­tas y re­vi­se la acu­sa­ción por re­be­lión. Los le­tra­dos so­li­ci­ta­rán ade­más a la Sa­la de lo Pe­nal del Su­pre­mo que ex­car­ce­le a los pro­ce­sa­dos.

El se­ce­sio­nis­mo está cre­ci­do tras la de­ci­sión del tri­bu­nal del es­ta­do ale­mán de Schles­wig-Hols­tein de en­tre­gar al ex­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat so­lo por el de­li­to de mal­ver­sa­ción. La lec­tu­ra que ha­ce el so­be­ra­nis­mo de la re­so­lu­ción es que la Jus­ti­cia ale­ma­na ha tum­ba­do el de­li­to de re­be­lión y en con­se­cuen­cia se ha des­mon­ta­do la ba­se de la acu­sa­ción con­tra el res­to de los di­ri­gen­tes pro­ce­sa­dos. Los abo­ga­dos de los pre­sos es­ti­man que no hay ca­so y que, co­mo mu­cho, po­drían ad­mi­tir el de­li­to de desobe­dien­cia. La Fis­ca­lía aún de­be pre­sen­tar el es­cri­to de ca­li­fi­ca­ción, des­pués de que el juez Pa­blo Lla­re­na ha­ya da­do por con­clui­da la ins­truc­ción de la cau­sa y a la es­pe- ra de que la Sa­la de lo Pe­nal del Su­pre­mo de­cre­te la aper­tu­ra del jui­cio oral. Es ahí don­de los se­ce­sio­nis­tas con­si­de­ran que se­ría un «buen mo­men­to» pa­ra que la Fis­ca­lía apro­ve­che la «opor­tu­ni­dad» pa­ra dar un «gi­ro» en su pos­tu­ra ha­cia los en­cau­sa­dos, se­gún afir­mó ayer la con­se­je­ra de la Presidencia, El­sa Ar­ta­di.

Oca­sión «de oro»

El vi­ce­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Pe­re Ara­go­nès, ha­bló de oca­sión «de oro». Y los abo­ga­dos de los di­ri­gen­tes pre­sos «in­vi­ta­ron» al mi­nis­te­rio pú­bli­co y a los jue­ces del Su­pre­mo a mo­ver su po­si­ción. «La re­so­lu­ción ale­ma­na da pie a que la Jus­ti­cia es­pa­ño­la ha­ga una re­fle­xión y pue­da ha­ber un cam­bio», ase­gu­ró ayer Ma­ri­na Roig, le­tra­da de Jor­di Cui­xart. «La de­ci­sión ger­ma­na no de­be­ría te­ner con­se­cuen­cia di­rec­ta en tér­mi­nos le­ga­les, pe­ro sí de­be­ría mo­ver a una re­fle­xión», aña­dió Xa­vier Melero, le­tra­do de Joa­quim Forn. En es­ta lí­nea, Jor­di Pina, re­pre­sen­tan­te le­gal de Rull, Tu­rull y Sàn­chez, cree que la de­ci­sión del tri­bu­nal ale­mán «abre una puer­ta». Y el abo­ga­do de Jun­que­ras, An­dreu van den Eyn­de, em­pla­zó al Mi­nis­te­rio Pú­bli­co a que aga­rre es­ta «opor­tu­ni­dad y re­cu­pe­re así el pres­ti­gio que está per­dien­do in­ter­na­cio­nal­men­te» con la re­ti­ra­da de la «acu­sa­ción des­pro­por­cio­na­da» que a su jui­cio su­po­ne el de­li­to de re­be­lión. «El tri­bu­nal ale­mán des­mon­ta esa impu­tación, lo cual da un mar­gen mu­cho ma­yor a la fis­ca­la ge­ne­ral del Es­ta­do. Le fa­ci­li­ta mu­cho las co­sas», afir­mó el abo­ga­do de Car­les Puig­de­mont, Jau­me Alon­so Cue­vi­llas. El le­tra­do aña­dió que «la re­so­lu­ción le da un mar­gen de ac­tua­ción a la nue­va fis­ca­la ge­ne­ral del PSOE y aho­ra re­ti­rar las impu­tacio­nes por re­be­lión y se­di­ción prác­ti­ca­men­te es obli­ga­do».

Las de­fen­sas ha­blan en tér­mi­nos ju­rí­di­cos, pe­ro ob­vian la pre­sión que ten­dría que so­por­tar el Go­bierno cen­tral por par­te de Ciu­da­da­nos y PP, que so­lo por apro­bar el acer­ca­mien­to de pre­sos a cár­ce­les ca­ta­la­nas ya fue acu­sa­do de ven­der­se a los se­ce­sio­nis­tas y de pa­gar fa­vo­res ocul­tos a cam­bio del apo­yo en la mo­ción de cen­su­ra.

Sin la acu­sa­ción de re­be­lión, los abo­ga­dos creen que sus clien­tes de­be­rían sa­lir de pri­sión de in­me­dia­to y en­ca­rar el jui­cio, pre­vis­to pa­ra el oto­ño de es­te año, en li­ber­tad.

M. PÉ­REZ EFE

Abo­ga­dos de­fen­so­res de los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas pre­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.