¿Có­mo lle­gó el fras­co de No­vi­chok a Ames­bury?

Sor­pre­sa en­tre los in­ves­ti­ga­do­res al ha­llar un bote del agen­te quí­mi­co en ca­sa de las víc­ti­mas

La Voz de Galicia (Ferrol) - - INTERNACIONAL -

La Policía bri­tá­ni­ca in­for­mó hoy de que la sus­tan­cia co­no­ci­da co­mo No­vi­chok, con la que fue en­ve­ne­na­da una pa­re­ja el 30 de ju­nio en Ames­bury (In­gla­te­rra), pro­ce­día de una bote pe­que­ño en­con­tra­do en ca­sa de una de las víc­ti­mas.

Dawn Stur­gess, de 44 años, fa­lle­ció el pa­sa­do 8 de ju­lio co­mo con­se­cuen­cia de la in­to­xi­ca­ción, mien­tras que su pa­re­ja, Char­lie Row­ley, de 45, con­ti­núa in­gre­sa­do en el hos­pi­tal en es­ta­do gra­ve tras en­trar en con­tac­to de for­ma no acla­ra­da con el mor­tal agen­te quí­mi­co.

En un co­mu­ni­ca­do, la Policía di­jo que el pa­sa­do miér­co­les 11 de ju­lio en­con­tró «una pe­que­ña bo­te­lla du­ran­te los re­gis­tros de la ca­sa de Char­lie Row­ley en Ames­bury», que fue tras­la­da­da has­ta el La­bo­ra­to­rio de De­fen­sa, Cien­cia y Tec­no­lo­gía en Por­ton Down en Wil­ts­hi­re (In­gla­te­rra) pa­ra rea­li­zar los co­rres­pon­dien­tes aná­li­sis.

Prue­bas de con­fir­ma­ción

«Des­pués de las prue­bas, los cien­tí­fi­cos han con­fir­ma­do que la sus­tan­cia con­te­ni­da en la bo­te­lla es No­vi­chok. Se lle­va­rán a ca­bo más prue­bas cien­tí­fi­cas pa­ra tra­tar de de­ter­mi­nar si es del mis­mo lo­te que con­ta­mi­nó a Ser­guéi y Yu­lia Skri­pal el pa­sa­do mes de mar­zo», di­je­ron las au­to­ri­da­des, que tra­ba­jan so­bre es­ta lí­nea de in­ves­ti­ga­ción.

De acuer­do con la no­ta de los in­ves­ti­ga­do­res, las pes­qui­sas po­li­cia­les se cen­tran aho­ra en de­ter­mi­nar «de dón­de vino la bo­te­lla y có­mo lle­gó a es­tar en la ca­sa de Char­lie», un mis­te­rio pa­ra el que los agen­tes no tie­nen to­da­vía una ex­pli­ca­ción ra­zo­na­ble.

Se­gún ha­bía avan­za­do ya la Policía, los dos bri­tá­ni­cos in­to­xi­ca­dos de­bie­ron en­trar en con­tac­to con una «do­sis al­ta» del agen­te ner­vio­so que se­ría el des­en­ca­de­nan­te de su in­to­xi­ca­ción.

La bús­que­da del re­ci­pien­te la rea­li­za­ron los agen­tes del de­par­ta­men­to an­ti­te­rro­ris­ta de Scotland Yard y se cree que el pe­que­ño bote es el pun­to de par­ti­da del en­ve­ne­na­mien­to de la pa­re­ja, cua­tro me­ses des­pués del ata­que con­tra el do­ble exes­pía ru­so Ser­guéi Skri­pal y su hi­ja Yu­lia en el mu­ni­ci­pio in­glés de Sa­lis­bury.

El Go­bierno bri­tá­ni­co res­pon­sa­bi­li­zó a Ru­sia —el prin­ci­pal fa­bri­can­te de esa sus­tan­cia a ni­vel mun­dial— de ese ata­que y el mi­nis­tro del In­te­rior bri­tá­ni­co, Sa­jid Ja­vid, pi­dió ex­pli­ca­cio­nes a ese país tras la in­to­xi­ca­ción de los dos bri­tá­ni­cos, ade­más de apli­car re­pre­sa­lias ha­cia ciu­da­da­nos ru­sos en el Reino Uni­do que abrie­ron un im­por­tan­te con­flic­to en­tre Londres y Mos­cú.

Con to­do, Ja­vid ase­gu­ró ayer que «no hay pla­nes» pa­ra im­pul­sar nue­vas san­cio­nes con­tra Ru­sia, mien­tras que el Krem­lin in­sis­tió en ne­gar de for­ma ro­tun­da cual­quier re­la­ción con el su­ce­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.