Irrum­pen las en­fria­do­ras con gli­col

Es­tán di­se­ña­das pa­ra re­du­cir la car­ga de gas re­fri­ge­ran­te de cual­quier ins­ta­la­ción

La Voz de Galicia (Lugo) - Especial1 - - Aire Y Frío Industrial - LUIS CON­DE

Las plan­tas en­fria­do­ras de gli­col es­tán di­se­ña­das pa­ra apli­ca­cio­nes de re­fri­ge­ra­ción con agua gli­co­la­da o sal­mue­ra a me­dia o ba­ja tem­pe­ra­tu­ra. Es­tán pre­pa­ra­das pa­ra su ins­ta­la­ción al ai­re li­bre, y son ca­pa­ces de fun­cio­nar ba­jo con­di­cio­nes am­bien­ta­les ex­tre­mas. In­cor­po­ran tur­bi­nas axia­les y com­po­nen­tes ais­la­dos pa­ra pro­por­cio­nar ni­ve­les ba­jos de rui­do.

En la pro­vin­cia de Lugo al­gu­nas me­dia­nas y gran­des em­pre­sas ya uti­li­zan es­ta fór­mu­la. «El ob­je­ti­vo que per­se­gui­mos con es­te ti­po de ins­ta­la­cio­nes es re­du­cir su car­ga de gas re­fri­ge­ran­te, y más ahora que el im­pues­to que se le apli­ca al gas es importante», se­ña­la Jo­sé Manuel Ca­ba­lei­ro, ge­ren­te de Elec­tro­frío El Pa­zo.

En una ins­ta­la­ción nor­mal, la uni­dad con­den­sa­do­ra en­vía gas a ca­da uno de los recintos re­fri­ge­ra­do­res, que lle­van in­cor­po­ra- dos un eva­po­ra­dor. En cam­bio en las que se ins­ta­lan con gli­col —so­lo va en la sa­la de má­qui­nas—, en vez de en­viar gas a la ins­ta­la­ción, se bom­bea agua gli­co­la­da. «Con es­ta fór­mu­la es más fá­cil de­tec­tar po­si­bles fu­gas, ade­más la car­ga de re­fri­ge­ran­te es ba­ja», aña­de Jo­sé Manuel Ca­ba­lei­ro.

Por lo que res­pec­ta a los pre­cios, el cos­te en es­te ti­po de plan­tas es un 10% más caro que en las con­ven­cio­na­les, pe­ro a la lar­ga, so­bre to­do en ins­ta­la­cio­nes me­dia­nas re­sul­ta más ren­ta­ble.

Jo­sé Manuel Ca­ba­lei­ro dice que es­ta fór­mu­la su­po­ne in­no­var. «Al­gu­nos nos ha­blan de que el amo­nía­co y el CO2 son el fu­tu­ro, pe­ro yo es­toy en desacuer­do. El pri­me­ro es ex­plo­si­vo y tó­xi­co, mien­tras que el se­gun­do trabaja a pre­sio­nes muy al­tas y re­sul­ta com­pli­ca­do ren­ta­bi­li­zar la in­ver­sión, que hay que de­cir que es muy importante», con­clu­ye el em­pre­sa­rio lu­cen­se.

En las plan­tas en­fria­do­ras de gli­col se pue­de re­cu­pe­rar ca­lor pa­ra lue­go apli­car­lo a otro ser­vi­cio en el que se ne­ce­si­te agua ca­lien­te, cu­ya tem­pe­ra­tu­ra sea in­fe­rior a se­sen­ta gra­dos cen­tí­gra­dos.

Las plan­tas en­fria­do­ras de gli­col es­tán pre­pa­ra­das pa­ra su ins­ta­la­ción al ai­re li­bre y tam­bién fun­cio­nan con tem­pe­ra­tu­ras ex­tre­mas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.