Un ais­lan­te per­fec­to

El alu­mi­nio en ro­tu­ra de puen­te tér­mi­co ofre­ce múl­ti­ples ven­ta­jas en las cons­truc­cio­nes

La Voz de Galicia (Lugo) - Especial2 - - Aluminio Y Metal - LUIS CONDE

Des­de ha­ce años, en la pro­vin­cia las car­pin­te­rías me­tá­li­cas vie­nen tra­ba­jan­do con el alu­mi­nio en ro­tu­ra de puen­te tér­mi­co. Cier­to es que sus ini­cios no fue­ron na­da alen­ta­do­res, cir­cuns­tan­cia que vino mo­ti­va­da fun­da­men­tal­men­te por el al­to pre­cio que te­nía en el mer­ca­do, y eso fre­nó la de­man­da de los clien­tes.

El des­cen­so que ex­pe­ri­men­tó en los úl­ti­mos tiem­pos es­ti­mu­ló el mer­ca­do, pro­pi­cian­do su ge­ne­ra­li­za­ción. El clien­te, bien ase­so­ra­do por los es­pe­cia­lis­tas en el sec­tor, rá­pi­da­men­te se in­cli­na­ron por es­ta fór­mu­la, cons­cien­tes de que eran mu­chas las ven­ta­jas que ofre­cía.

¿Cuá­les son esas pres­ta­cio­nes? La prin­ci­pal ven­ta­ja que ofre­ce el alu­mi­nio en ro­tu­ra de puen­te tér­mi­co es que aís­la las ca­sas e in­mue­bles del ca­lor en ve­rano —es­tos días se agra­de­ce por las al­tas tem­pe­ra­tu­ras que aso­lan la pro­vin­cia— y del frío en in­vierno. Es­to lo con­vier­te en idó­neo pa­ra zo­nas y áreas con tem­pe­ra­tu­ras ex­tre­mas. Es por ello, que se uti­li­za más en el in­te­rior que en la cos­ta.

No hay que ol­vi­dar que el alu­mi­nio en ro­tu­ra de puen­te tér­mi­co eli­mi­na la con­den­sa­ción, per­mi­tien­do que el aca­ba­do tan­to de ven­ta­nas co­mo de puer­tas sea di­fe­ren­te. Es­ta cir­cuns­tan­cia con­tri­bu­ye de ma­ne­ra de­ci­si­va a man­te­ner la es­té­ti­ca ex­te­rior de los edi­fi­cios, dán­do­le un es­ti­lo pro­pio y van­guar­dis­ta.

El alu­mi­nio en ro­tu­ra de puen­te tér­mi­co no es ex­clu­si­vo de la ciu­dad. Des­de ha­ce años, ya se vie­ne uti­li­zan­do tan­to en el ám­bi­to ur­bano co­mo en el ru­ral. Ya no solo se usa en las nue­vas cons­truc­cio­nes, sino que en las reha­bi­li­ta­cio­nes que se lle­van a ca­bo en la pro­vin­cia tam­bién tie­ne mu­cha acep­ta­ción.

En las obras ex­te­rio­res se em­plea en los cie­rres de fin­cas, en las ba­ran­di­llas, en ga­le­rías de te­rra­zas y en bal­co­nes. No obs- tan­te, uno de los pro­ble­mas con los que se en­cuen­tran en cier­tas oca­sio­nes los cons­truc­to­res y los pro­fe­sio­na­les del sec­tor es con la ne­ga­ti­va de Pa­tri­mo­nio a uti­li­zar­lo en la reha­bi­li­ta­ción de ca­sas an­ti­guas.

Otras ven­ta­jas en ven­ta­nas

Tan­to el alu­mi­nio co­mo la po­li­ami­da son ma­te­ria­les re­sis­ten­tes a los agen­tes quí­mi­cos. El alu­mi­nio no se oxi­da y tie­ne una gran re­sis­ten­cia me­cá­ni­ca, lo que ga­ran­ti­za que man­ten­drá su ajus­te a lo lar­go de los años. En la ac­tua­li­dad hay ven­ta­nas con más de 40 años que si­guen fun­cio­nan­do.

Las ven­ta­nas de alu­mi­nio de­jan pa­sar más luz, da­do que re­quie­ren una me­nor sec­ción de per­fil pa­ra desa­rro­llar su fun­ción. De­bi­do a la con­di­ción me­tá­li­ca del alu­mi­nio, es­te se pue­de de­co­rar con tan­tos co­lo­res co­mo nos po­da­mos ima­gi­nar y apli­car una ga­ma ili­mi­ta­da de tex­tu­ras.

Per­mi­ten ha­cer cur­vas, gran­des di­men­sio­nes y di­ver­sas for­mas ga­ran­ti­zan­do, gra­cias a la re­sis­ten­cia me­cá­ni­ca del alu­mi­nio, la má­xi­ma se­gu­ri­dad y du­ra­bi­li­dad. Son fá­ci­les de man­te­ner en el tiem­po por sus ca­rac­te­rís­ti­cas.

FOTO SERGIO LÓPEZ

El alu­mi­nio en ro­tu­ra de puen­te tér­mi­co ofre­ce mu­chas pres­ta­cio­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.