La ae­ro­ter­mia ga­na te­rreno

Se tra­ta de un sis­te­ma más eco­nó­mi­co y más res­pe­tuo­so con el me­dio am­bien­te

La Voz de Galicia (Lugo) - Especial2 - - Construcción - LUIS CON­DE

Con el paso de los años, los equi­pos de ae­ro­ter­mia han ido co­mien­do te­rreno a los sis­te­mas con­ven­cio­na­les, en­tre los que des­ta­can las calderas de gas na­tu­ral y el ga­só­leo. La ae­ro­ter­mia ex­trae has­ta un 75% de su ener­gía del ai­re y tan so­lo un 25% de la elec­tri­ci­dad. Es­ta fór­mu­la se ha ido ge­ne­ra­li­zan­do en los úl­ti­mos tiem­pos en las vi­vien­das uni­fa­mi­lia­res de la pro­vin­cia y aho­ra, tal y co­mo ha ocu­rri­do con el edi­fi­cio cons­trui­do por Ode­gal en la ca­lle San Mar­cos, en Lu­go, tam­bién lo ha­ce en los edi­fi­cios de pi­sos.

Es­tos apa­ra­tos de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción fun­cio­nan de la mis­ma ma­ne­ra que una bom­ba de ca­lor tra­di­cio­nal, pe­ro con el plus de ofre­cer tres fun­cio­nes dis­tin­tas: re­fri­ge­ra­ción en ve­rano, ca­le­fac­ción en in­vierno y agua ca­lien­te sa­ni­ta­ria to­do el año. Es­tos sis­te­mas de ca­le­fac­ción por ae­ro- ter­mia son ca­pa­ces de ca­len­tar los ho­ga­res, co­mo mí­ni­mo, un 25% más ba­ra­to que el gas na­tu­ral y su pre­cio es un 50% in- fe­rior si se ha­ce una com­pa­ra­ti­va con los cos­tes de ca­len­tar las vi­vien­das con calderas de ga­só­leo. En una vi­vien­da uni- fa­mi­liar de 180 me­tros cua­dra­dos, la ca­le­fac­ción por ae­ro­ter­mia con­su­mi­ría al año 6.667 ki­lo­va­tios por ho­ra, lo que su­pon- dría un cos­te anual de 687 eu­ros, bas­tan­te in­fe­rior al de los sis­te­mas tra­di­cio­na­les. Una cal­de­ra de ga­só­leo con­su­mi­ría en­tre 2.154 y 2.619 li­tros de com­bus­ti­ble pa­ra ge­ne­rar en­tre 21.930 y 26.677 ki­lo­va­tios por ho­ra, con un cos­te que os­ci­la­ría en­tre 1.293 y 1.572 eu­ros.

Ener­gía lim­pia

La ae­ro­ter­mia uti­li­za una tec­no­lo­gía lim­pia, efi­cien­te y res­pe­tuo­sa con el me­dio am­bien­te y en com­pa­ra­ción con sis­te­mas de ca­le­fac­ción con­ven­cio­na­les co­mo las calderas de gas, las bom­bas de ca­lor ae­ro­tér­mi­cas no pro­du­cen emi­sio­nes de dió­xi­do de car­bono.

Por lo que res­pec­ta al uso de re­fri­ge­ran­tes, los úl­ti­mos mo­de­los in­cor­po­ran ya los re­fri­ge­ran­tes de úl­ti­ma re­fri­ge­ra­ción, ba­sa­dos en un po­ten­cial de ca­len­ta­mien­to glo­bal más ba­jo, con el ob­je­ti­vo de re­du­cir la emi­sión de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro.

Los equi­pos de ae­ro­ter­mia ex­traen el 75% de su ener­gía del ai­re y el 25% de la elec­tri­ci­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.