Lugo, a trein­ta por ho­ra

La li­mi­ta­ción de velocidad lle­gó a la Ron­da y tam­bién a la Ave­ni­da de Ra­món Fe­rrei­ro

La Voz de Galicia (Lugo) - Especial2 - - Cambios En La Circulación - XO­SÉ CA­RREI­RA

El anun­cio efec­tua­do por la al­cal­de­sa, du­ran­te el año 2016, de que la Ron­da da Mu­ra­lla que­da­ría li­mi­ta­da pa­ra la cir­cu­la­ción de vehícu­los a 30 ki­ló­me­tros por ho­ra se ma­te­ria­li­zó la pa­sa­da pri­ma­ve­ra. A prin­ci­pios de mar­zo, una bri­ga­da de obras co­lo­có la se­ña­li­za­ción ho­ri­zon­tal y pro­ce­dió a sus­ti­tuir las mar­cas del pa­vi­men­to por unas nue­vas. Tam­bién fue­ron pin­ta­das bi­ci­cle­tas pa­ra fa­vo­re­cer el uso de es­te me­dio de trans­por­te al­ter­na­ti­vo que en la ciu­dad to­da­vía no cuen­ta con el ni­vel de acep­ta­ción de otras ca­pi­ta­les.

La me­di­da fue aco­gi­da con ex­pec­ta­ción por la ciu­da­da­nía y con cier­ta pre­cau­ción por los con­duc­to­res. No re­sul­ta fá­cil su­pe­rar esa velocidad, so­bre to­do en tra­mos de ba­ja­da, pe­ro no que­da más re­me­dio por­que los dos ra­da­res (el de la Xun­ta y el de la Rúa do Mi­ño) es­tán ac­ti­vos. Las pri­me­ras mul­tas fue­ron con­si­de­ra­bles, lo mis­mo que la re­ti­ra­da de pun­tos. Pa­sar en­tre 31 y 50 por ho­ra su­po­ne una san­ción de 100 eu­ros. Ha­cer­lo a 90 lle­va inevi­ta­ble­men­te a una san­ción de ti­po pe­nal que con­sis­ti­ría en ha­cer tra­ba­jos en be­ne­fi­cio de la co­mu­ni­dad o, in­clu­so, pri­sión en ca­so de que el in­frac­tor fue­se mul­ti­rrein­ci­den­te.

La me­di­da de la li­mi­ta­ción 30 sus­ci­tó un de­ba­te so­cial so­bre su efec­ti­vi­dad y tam­bién si se­rían ne­ce­sa­rias otras ac­cio­nes. Por un la­do hay quien con­si­de­ra que la ac­ción del equi­po de go­bierno ha de ser de­ci­di­da y tie­ne que pea­to­na­li­zar una bue­na par­te de la ron­da. Por otro, es el ca­so del BNG, hay in­te­rés en su­pri­mir los se­má­fo­ros y ha­bi­li­tar ro­ton­das pa­ra cal­mar el tráfico. Es­ta úl­ti­ma po­si­bi­li­dad es­tá sien­do ob­je­to de es­tu­dio por par­te del equi­po de la al­cal­de­sa.

La pea­to­na­li­za­ción es­tá muy le­jos. Por aho­ra ni tan si­quie­ra hay in­te­rés en sa­car los co­ches de A Mos­quei­ra, aún cuan­do la fór­mu­la a apli­car no pa­re­ce muy di­fí­cil.

Pe­ro a ma­yo­res de la Ron­da, la li­mi­ta­ción 30 se im­plan­tó en Ra­món Fe­rrei­ro y tam­bién en la ave­ni­da de Os Ti­los. Am­bas zo­nas tie­nen mu­cho trán­si­to de vehícu­los y, ade­más, un gran mo­vi­mien­to de pea­to­nes, es­pe­cial­men­te du­ran­te el cur­so es­co­lar, por la pro­xi­mi­dad de va­rios cen­tros edu­ca­ti­vos.

La me­di­da de la li­mi­ta­ción de la velocidad en la ave­ni­da con­tras­ta con el caos que se ori­gi­na dia­ria­men­te a la en­tra­da y sa­li­da de los ins­ti­tu­tos con de­ce­nas de co­ches de pa­dres apar­ca­dos en do­ble fi­la e in­clu­so so­bre las ace­ras. La si­tua­ción ge­ne­ró mul­ti­tud de pro­tes­tas y en oca­sio­nes la Po­li­cía Lo­cal acu­de al lu­gar pa­ra con­tro­lar.

FOTO AL­BER­TO LÓ­PEZ

Ope­ra­rios co­lo­can la li­mi­ta­ción 30 en el cen­tro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.