¡Te in­vi­to al ver­mú de siem­pre!

Hi­pó­cra­tes, mé­di­co y fi­ló­so­fo del si­glo V an­tes de Cris­to, pu­so a ma­ce­rar vino blan­co con di­ver­sas flo­res y ob­tu­vo una be­bi­da aro­ma­ti­za­da que, pa­sa­dos mu­chos si­glos, se po­pu­la­ri­zó en to­do el mun­do, para to­mar, prin­ci­pal­men­te, an­tes de las co­mi­das.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - La Iniciativa - TEX­TO C.O.BOUZA

Yen

Ga­li­cia, des­de prin­ci­pios del si­glo XX tam­bién te­ne­mos ver­mú, por­que los an­te­pa­sa­dos de la fa­mi­lia Lo­dei­ros se lan­za­ron a es­ta aven­tu­ra, uti­li­zan­do di­ver­sos vi­nos y múl­ti­ples or­gá­ni­cos para ha­cer al­go dis­tin­to, y que ca­ló en­tre los ga­lle­gos. «Yo per­te­nez­co —explica Luís Lo­dei­ros— a una fa­mi­lia de vi­na­te­ros y soy el con­ti­nua­dor de la tra­di­ción con es­ta be­bi­da. Como to­do, fue evo­lu­cio­nan­do, pe­ro en esen­cia, nues­tro ver­mú es el re­sul­ta­do de ma­ce­rar en vino de mos­ca­tel di­ver­sas hier­bas, pe­ro fun­da­men­tal­men­te el ajen­jo, que fue el ori­gen de es­ta be­bi­da».

Y así na­ció tam­bién la ho­ra del ver­mú, esos mo­men­tos pre­vios a la co­mi­da en los que los ami­gos o fa­mi­lia­res se reunían, y si­guen ha­cién­do­lo, al­re­de­dor de una co­pa de es­ta po­pu­lar be­bi­da.

TIN­TO O BLAN­CO

Luís no lle­ga a con­tar­nos en su to­ta­li­dad el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción, por­que ca­da bo­de­gue­ro tie­ne sus mez­clas y sus in­gre­dien­tes, pe­ro si nos ade­lan­ta que el tin­to pa­sa 30 días en ba­rri­cas de ro­ble fran­cés y que uti­li­za, ade­más del ajen­jo, cí­tri­cos y ca­ne­la. «El ver­mú —aña­de el fa­bri­can­te— tie­ne su gla­mur, no es ca­ro, fácil de be­ber y no es chis­pón, al to­mar­se ca­si siem­pre con hie­lo. Para an­tes de co­mer es muy ape­te­ci­ble, pe­ro aho­ra tam­bién se es­tá con­su­mien­do a cual­quier ho­ra del día, y es­pe­cial­men­te por la no­che, como co­pa o com­bi­na­do. En es­tos mo­men­tos se va­lo­ra la ca­li­dad y la pro­xi­mi­dad, sin te­ner que re­cu­rrir a mar­cas ita­lia­nas o fran­ce­sas, prin­ci­pal­men­te, que no apor­tan na­da nue­vo so­bre los ver­mús ela­bo­ra­dos en Ga­li­cia».

NO­TAS DE CA­TA

Los ex­per­tos de­fi­nen el blan­co Lo­dei­ros como un vino de co­lor ama­ri­llo cla­ro y bri­llan­te. Es muy aro­má­ti­co, com­ple­jo e in­ten­so en na­riz, con apun­tes de vai­ni­lla, ar­te­mi­sa y me­jo­ra­na. En bo­ca es fres­co, afru­ta­do y con una es­truc­tu­ra equi­li­bra­da y bue­na du­ra­ción al pa­la­dar, con un fi­nal ater­cio­pe­la­do. Y del tin­to di­cen que es de co­lor cao­ba, lim­pio, fra­gan­te, dul­ce e in­ten­so, con aro­mas de no­tas her­bá­ceas de sal­via, me­jo­ra­na, ar­te­mi­sa, ca­ne­la y vai­ni­lla. En bo­ca, de en­tra­da es re­don­do y con­sis­ten­te, con fi­nal es­pe­cia­do y her­bá­ceo.

UN CA­MIÓN EBRO DEL AÑO 1.964. Es el que uti­li­za Lo­dei­ros para pro­mo­cio­nar su mar­ca y ren­dir ho­me­na­je a sus an­te­pa­sa­dos «por­que con él hi­ce de ni­ño mu­chos via­jes para com­prar vino, so­bre to­do en O Ri­bei­ro».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.