“Quie­ro te­ner más hi­jos”.

LA MU­JER DE FRAN­CIS­CO RI­VE­RA, QUE HA ABAN­DO­NA­DO LA ABO­GA­CÍA PA­RA DE­DI­CAR­SE POR COM­PLE­TO AL DI­SE­ÑO, ACU­DIÓ A UN AC­TO EN MADRID. ALLÍ RE­CO­NO­CIÓ QUE LE GUS­TA­RÍA TE­NER UNA GRAN FA­MI­LIA JUN­TO AL TO­RE­RO, CON QUIEN YA TIE­NE UNA HI­JA, CAR­MEN.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR CAR­LOS PÉREZ GI­MENO

La di­se­ña­do­ra se­vi­lla­na fue una de las ele­gi­das pa­ra pre­sen­tar el col­chón Smart Pik by Pi­ko­lin. Lour­des Mon­tes (33) se su­mó a San­dra Bar­ne­da, Ma­nel Fuen­tes y el vio­li­nis­ta Ara Ma­li­kian en un ac­to en el que nos ha­bló de su vi­da jun­to al to­re­ro Fran­cis­co Ri­ve­ra y de có­mo se en­cuen­tra su hi­ja Car­men. ¿Se con­si­de­ra dor­mi­lo­na? Sí, mu­cho. Y lo echo de me­nos, por­que des­de que na­ció Car­men no he vuel­to a dor­mir co­mo an­tes. Mi vi­da ha cam­bia­do to­tal­men­te, pe­ro no me pe­sa por­que es mi ni­ña. ¿Có­mo es­tá Fran­cis­co? Muy bien, muy sa­tis­fe­cho con la úl­ti­ma tem­po­ra­da, sin ga­nas de ir­se y dis­fru­tán­do­lo al má­xi­mo, con mu­cha ilu­sión. Us­ted es muy cal­ma­da, pe­ro úl­ti­ma­men­te, Fran­cis­co es­tá muy ca­ñe­ro. Es cier­to, él tie­ne ese ca­rác­ter. Hay ve­ces que le di­go que pien­se un po­qui­to las co­sas an­tes de de­cir­las. Es muy im­pul­si­vo, más de co­ra­zón, muy pa­sio­nal pa­ra to­do. Pe­ro se de­fien­de bien, por­que cuan­do con­si­de­ras que di­ces al­go con sen­sa­tez, te sa­le bien y crees en ello. ¿Có­mo es­tá Car­men? Es­tá em­pe­zan­do a ha­blar y te mue­res de ri­sa. Lo re­pi­te to­do. Es su­per­lis­ta, pe­ro ¡qué voy a de­cir yo!

¿Ca­ye­ta­na dis­fru­ta mu­cho de ella?

Ima­gí­na­te, al lle­var­se tan­tos años es co­mo su ju­gue­te. Se la lle­va con sus ami­gas a dar pa­seos y Car­men no de­ja de per­se­guir­la por ca­sa.

¿Se plan­tean te­ner más?

Sí, yo quie­ro te­ner más. Soy de fa­mi­lia nu­me­ro­sa, así que es­pe­ro que Fran ac­ce­da, por­que él con uno más se con­for­ma, pe­ro yo quie­ro más de uno.

¿Có­mo le ha afec­ta­do a su ma­ri­do la muer­te de Fan­di­ño?

Ha si­do un pa­lo tre­men­do, es un com­pa­ñe­ro, un chi­co tan jo­ven... Mu­chas ve­ces pue­des pen­sar que es­tas co­sas ya no pa­san, y no es así, siem­pre hay ac­ci­den­tes. Por re­gla ge­ne­ral la gen­te se re­cu­pe­ra y con­ti­núa, pe­ro cuan­do es­to ocu­rre, te dan un ma­za­zo. La reali­dad es esa: la gen­te mue­re en el rue­do. Fran­cis­co es­ta­ba muy afec­ta­do. To­reó ese mis­mo día y me lla­mó con el cuer­po cor­ta­do. Cuan­do pa­sa eso, te plan­teas que lo mis­mo te pue­de su­ce­der a ti.

¿Có­mo se afron­tan los in­sul­tos en las re­des so­cia­les?

Se aca­ba­rá to­man­do me­di­das. Es una bar­ba­ri­dad que cual­quie­ra sin dar las ca­ra te ha­ble en esos tér­mi­nos. No pue­de ser que ha­ya gen­te que de­fien­da la vi­da de un to­ro y se ale­gre de la muer­te de un ser hu­mano. No tie­nen ca­pa­ci­dad mo­ral pa­ra emi­tir un jui­cio, no tie­nen va­lo­res por muy ani­ma­lis­tas que sean.

¿Si­gue con sus di­se­ños de fla­men­ca?

Así es. Es­te año he­mos co­gi­do una nue­va mar­ca y la aco­gi­da ha si­do tan bue­na que no nos lo cree­mos. Ha si­do un triun­fo ma­ra­vi­llo­so. He­mos de­ci­di­do con­ti­nuar am­plian­do es­ta lí­nea y cen­trán­do­nos en ella.

¿Quié­nes son sus me­jo­res clien­tas?

La ver­dad es que te­ne­mos de to­das eda­des. Hay de to­do, el aba­ni­co es am­plio.

¿El De­re­cho ya es his­to­ria?

To­tal­men­te. Es una eta­pa de mi vi­da pa­sa­da. Es cier­to que esa ca­rre­ra te da mu­cha cul­tu­ra, pe­ro me gus­ta lo que ha­go y con la vi­da que lle­va Fran­cis­co, no pue­do ha­cer pla­nes. Es más fá­cil aho­ra que soy mi pro­pia je­fa y no es­toy so­me­ti­da a un ho­ra­rio.

Si­guien­do con Fran­cis­co, ¿có­mo se sien­te en su eta­pa te­le­vi­si­va?

Es­tá con­ten­to. Se sien­te arro­pa­do por sus com­pa­ñe­ros. Le tra­tan fe­no­me­nal, y, co­mo a él le gus­ta mos­trar sus opi­nio­nes, es­tá có­mo­do.

Ha­ce unos días Fran­cis­co sa­lu­dó a su ex­cu­ña­do, Ca­ye­tano Mar­tí­nez de Iru­jo, ¿ha ha­bi­do un acer­ca­mien­to?

Sa­lu­dar es un ges­to de edu­ca­ción. No ha pa­sa­do na­da tan gra­ve co­mo pa­ra re­ti­rar el sa­lu­do a na­die y tam­po­co se pue­de vi­vir to­da la vi­da en­fa­da­do. Acer­ca­mien­to ha ha­bi­do, pe­ro tam­po­co son ín­ti­mos ami­gos, ni van a sa­lir a ce­nar.

¿Có­mo se pre­sen­ta el ve­rano?

Sin ha­cer mu­chos pla­nes, ya que es com­pli­ca­do, por­que de pron­to sa­le una co­rri­da. Yo me iré con la ni­ña a la pla­ya y Fran se uni­rá los días que ten­ga li­bres. Ter­mi­na­re­mos co­mo siem­pre en Ron­da. A él le gus­ta lle­gar una se­ma­na an­tes de la co­rri­da go­yes­ca pa­ra su­per­vi­sar to­do y a mí me en­can­ta esa lo­ca­li­dad, así que muy bien.

¿Le pi­de mu­chas ve­ces a su ma­ri­do que se re­ti­re?

Sin pa­rar. Aun­que sa­bien­do que si no quie­re, no va ha­cer­me ca­so. Pe­ro ten­go asu­mi­do que me ca­sé con un to­re­ro y sé lo que hay. Él tie­ne cla­ro que es su mo­men­to, que va a con­ti­nuar has­ta sep­tiem­bre, que se­rá cuan­do se re­ti­re. ♥

Pi­do a Fran sin pa­rar que se re­ti­re, pe­ro no lo ha­rá has­ta sep­tiem­bre

acer­ca­mien­to en­tre ex­cu­ña­dos “Ha ha­bi­do un acer­ca­mien­to en­tre Ca­ye­tano Mar­tí­nez de Iru­jo y Fran­cis­co Ri­ve­ra, pe­ro tam­po­co son ín­ti­mos ami­gos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.