PA­DRES POR SOR­PRE­SA

EL CAN­TAN­TE EN­RI­QUE IGLE­SIAS Y SU NO­VIA, LA EX­TE­NIS­TA AN­NA KOUR­NI­KO­VA, SON PA­DRES DE ME­LLI­ZOS DES­DE HA­CE UNOS DÍAS. DU­RAN­TE LOS NUE­VE ME­SES DE EM­BA­RA­ZO, NIN­GÚN MEDIO SE EN­TE­RÓ Y NIN­GÚN FO­TÓ­GRA­FO FUE CA­PAZ DE CON­SE­GUIR UNA IMA­GEN DE LA PA­RE­JA.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR REDACCIÓN

La ex­te­nis­ta AN­NA KOUR­NI­KO­VA y el can­tan­te EN­RI­QUE IGLE­SIAS han si­do pa­dres de me­lli­zos.

Sue­len huir de las cá­ma­ras y pro­te­ger su vi­da pri­va­da pe­ro, pe­se a to­do eso, no han lo­gra­do evi­tar que la no­ti­cia se ha­ya he­cho pú­bli­ca; eso sí, va­rios me­ses des­pués de lo que se­ría ha­bi­tual en es­tos ca­sos. En­ri­que Igle­sias (42) y An­na Kour­ni­ko­va (36) han si­do pa­dres y ade­más por du­pli­ca­do. La pa­re­ja ha lo­gra­do man­te­ner le­jos de los fo­cos los nue­ve me­ses de em­ba­ra­zo de Kour­ni­ko­va, pe­ro la web es­ta­dou­ni­den­se TMZ, co­no­ci­da por te­ner fuen­tes en di­ver­sos hos­pi­ta­les nor­te­ame­ri­ca­nos, sa­có a la luz el na­ci­mien­to de los hi­jos de la pa­re­ja. Se­gún la pá­gi­na, la ex­te­nis­ta ru­sa dio a luz ha­ce unos días a un ni­ño y una ni­ña. No han pre­ci­sa­do la fe­cha exac­ta del na­ci­mien­to –apun­tan a que ha­bría si­do al­re­de­dor del 16 de di­ciem­bre–, pe­ro sí han da­do el nom­bre de los dos pe­que­ños: Ni­cho­las y Lucy. In­me­dia­ta­man­te, to­dos los me­dios a es­te y al otro la­do del Atlán­ti­co se hi­cie­ron eco de la in­for­ma­ción, aun­que por el mo­men­to nin­guno de los dos pro­ta­go­nis­tas han con­fir­ma­do ni des­men­ti­do la bue­na nue­va. Si bien es cier­to que tam­po­co se es­pe­ra que lo ha­gan, da­da la dis­cre­ción con que acos­tum­bran a lle­var su vi­da pri­va­da.

AL MAR­GEN DE LAS CÁ­MA­RAS

Aun­que a to­dos los aje­nos a su círcu­lo más ín­ti­mo la no­ti­cia les ha pi­lla­do por sor­pre­sa, la pa­ter­ni­dad le lle­ga a la pa­re­ja des­pués de 16 años de un no­viaz­go que ha si­do tan dis­cre­to co­mo es­te em­ba­ra­zo: nun­ca han po­sa­do jun­tos en un

pho­to­call, ape­nas hay fo­tos pú­bli­cas de am­bos jun­tos –las po­cas que exis­ten sue­len ser de al­gún con­cier­to del ar­tis­ta al que ella acu­dió co­mo pú­bli­co– y me­nos en los úl­ti­mos años. Las es­ca­sas oca­sio­nes que los pa­pa­raz­zi les

han fo­to­gra­fia­do en su tiem­po li­bre ha si­do a bor­do de su lan­cha, sur­can­do las aguas que ba­ñan las cos­tas de Mia­mi, don­de re­si­den des­de ha­ce más de una dé­ca­da. Es allí don­de se en­cuen­tra tam­bién la que ya es su ca­sa fa­mi­liar. La pa­re­ja com­par­te des­de 2013 una man­sión en la ex­clu­si­va zo­na de Bay Point, que cuen­ta con pis­ci­na, can­cha de te­nis –co­mo no po­día ser de otra for­ma con Kour­ni­ko­va– y su pro­pio em­bar­ca­de­ro.

FLE­CHA­ZO EN VÍ­DEO

Allí se han re­fu­gia­do con sus be­bés, na­ci­dos des­pués de un lar­go no­viaz­go que co­men­zó ca­si por mo­ti­vos la­bo­ra­les. La pa­re­ja se co­no­ció en 2001 ro­dan­do el vi­deo­clip de Es­ca­pe, una de las can­cio­nes de Igle­sias. El fle­cha­zo fue ins­tan­tá­neo y la re­la­ción, a prue­ba de via­jes. Por aquel en­ton­ces An­na era una de las gran­des te­nis­tas del mun­do –lle­gó a es­tar en­tre las diez me­jo­res ju­ga­do­ras del cir­cui­to in­ter­na­cio­nal– y una de las más me­diá­ti­cas gra­cias tam­bién a su es­pec­ta­cu­lar fí­si­co. En 2003, con tan so­lo 22 años, se re­ti­ró de las can­chas. Años des­pués ase­gu­ra­ba que fue­ron las le­sio­nes las que cor­ta­ron su ca­rre­ra co­mo de­por­tis­ta de éli­te. Des­de en­ton­ces, se de­di­ca a ju­gar tor­neos de ex­hi­bi­ción y a ser em­ba­ja­do­ra de va­rias fir­mas y tam­bién de cau­sas be­né­fi­cas, es­pe­cial­men­te las cen­tra­das en la in­fan­cia. Se­gu­ro que aho­ra que es ma­dre con­ti­núa aún con más ahín­co.

PA­PÁS DE UN NI­ÑO Y UNA NI­ÑA

En­ri­que Igle­sias y An­na Kour­ni­ko­va se co­no­cie­ron en 2001 du­ran­te la gra­ba­ción de un vi­deo­clip del ar­tis­ta. Des­de en­ton­ces, man­tie­nen un no­viaz­go só­li­do y es­ta­ble.

la ca­sa fa­mi­liar La pa­re­ja vi­ve des­de 2013 en una man­sión en Mia­mi con su pro­pio em­bar­ca­de­ro.

en su lan­cha Los ‘pa­pa­raz­zi’ les han po­di­do fo­to­gra­fiar en su lan­cha en di­ver­sas oca­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.