¡A ju­gar!

El ve­rano tam­bién es pa­ra los vi­deo­jue­gos. No hay gran­des lan­za­mien­tos de su­per­pro­duc­cio­nes. Pe­ro en las tien­das di­gi­ta­les se es­con­de una le­gión de tí­tu­los in­de­pen­dien­tes que re­zu­man ori­gi­na­li­dad, cum­plen con la fa­mo­sa re­gla de las tres bes: son bue­nos, b

La Voz de Galicia (A Coruña) - Internet y Redes Sociales - - Portada - TEX­TO: CÉ­SAR RO­DRÍ­GUEZ.

On­ce jue­gos in­dies que te en­gan­cha­rán es­te ve­rano

Ya es ve­rano. Au­men­ta el tiem­po li­bre. Y las po­si­bi­li­da­des de de­di­car un ra­to a dis­fru­tar de bue­nos vi­deo­jue­gos. Pe­ro los gi­gan­tes de la in­dus­tria del ocio in­ter­ac­ti­vo, ocu­pa­dos en pre­sen­tar fu­tu­ros su­per­éxi­tos en la fe­ria E3, no ofre­cen gran­des lan­za­mien­tos en es­te pe­río­do. Co­mo ocu­rre en el ci­ne. Es el mo­men­to per­fec­to de echar un vis­ta­zo al in­men­so ca­tá­lo­go de jue­gos in­de­pen­dien­tes de las tien­das di­gi­ta­les.

Hay mu­cha vi­da más allá de las me­ga­pro­duc­cio­nes de as­pec­to fo­to­rrea­lis­ta. Y en pá­gi­nas co­mo Steam (http://sto­re.steam­po­we­red.com), GOG (www.gog.com) o Ga­mers­ga­te (www.ga­mers­ga­te.com), que aca­ban de co­men­zar las re­ba­jas de ve­rano, se en­cuen­tran gran­des jo­yas más o me­nos es­con­di­das ba­jo la eti­que­ta in­die. La ma­yor par­te de los ca­tá­lo­gos de es­tas tien­das son tí­tu­los pa­ra PC, pe­ro ca­da vez más apa­re­cen ver­sio­nes pa­ra Li­nux y Mac. Tam­bién en las prin­ci­pa­les pla­ta­for­mas de apli­ca­cio­nes pa­ra mó­vi­les y ta­ble­tas con An­droid o iOS hay mu­chos te­so­ros por des­cu­brir. Y nor­mal­men­te a pre­cios muy ase­qui­bles. Es ra­ro que un jue­go in­de­pen­dien­te cues­te más de 25 eu­ros. Y por me­nos de 5 hay una le­gión es­pe­ran­do a ser dis­fru­ta­dos. Eso sí, la ma­yo­ría es­tán en in­glés.

Es­tos jue­gos su­plen con plan­tea­mien­tos muy ori­gi­na­les, ju­ga­bi­li­da­des ex­qui­si­tas, his­to­rias muy atrac­ti­vas y, por re­gla ge­ne­ral, mu­cho encanto, lo que les pue­da fal­tar de es­pec­ta­cu­la­ri­dad gráfica. De­jan hue­lla. Y han pro­vo­ca­do el na­ci­mien­to de un gé­ne­ro y una eti­que­ta co­mer­cial.

Mu­chos tí­tu­los in­dies han si­do crea­dos por una per­so­na o por pe­que­ños equi­pos de desa­rro­lla­do­res. Han apro­ve­cha­do las ventajas de la glo­ba­li­za­ción, la dis­tri­bu­ción di­gi­tal, el mi­cro­me­ce­naz­go y el bo­ca a bo­ca on­li­ne pa­ra po­der lle­gar a to­do el mun­do y, sin re­nun­ciar a su ca­li­dad y . El per­fec­to ejem­plo es Mi­ne­craft, el de los blo­ques. Fue crea­do por un pe­que­ñí­si­mo equi­po de desa­rro­llo li­de­ra­do por el sui­zo Mar­kus Pers­son Notch en el 2009. Era in­men­sa­men­te po­pu­lar en el 2011, cuan­do, tras ga­nar mu­cha po­pu­la­ri­dad en los es­tra­tos más jó­ve­nes de la po­bla­ción (los ni­ños siem­pre han si­do y se­rán ex­ce­len­tes ca­za­ten­den­cias), fue con­si­de­ra­do uno de los jue­gos del año com­pi­tien­do con me­ga­pro­duc­cio­nes co­mo Sky

rim o Ark­ham City.

You­tu­bers de to­do el pla­ne­ta lle­va­ban años ha­cien­do fa­ma y for­tu­na con ví­deos so­bre ese uni­ver­so de uga­bi­li­dad ca­si in­fi­ni­ta cuan­do en el 2014 Mi­cro­soft anun­ció la com­pra de Mi­ne­craft y del es­tu­dio que lo creó por una ci­fra es­tra­tos­fé­ri­ca, ca­si 2.000 mi­llo­nes de eu­ros. Por un jue­go sim­ple y de grá­fi­cos de es­té­ti­ca re­tro que mu­chos re­cha­za­rían.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.