Mú­si­ca y ju­gue­tes pa­ra con­se­guir una car­ne de la me­jor ca­li­dad

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - TERRA - S. CABRERO

La preo­cu­pa­ción por la crian­za de los ani­ma­les se ha con­ver­ti­do en una má­xi­ma pa­ra em­pre­sas co­mo Co­ren, cu­yas gran­jas han co­men­za­do a apos­tar por una se­rie de avan­ces que a mu­chos han lla­ma­do la aten­ción. To­do va­le con tal de con­se­guir ir un pa­so más allá en la ca­li­dad de los pro­duc­tos que los con­su­mi­do­res dis­fru­tan en sus ca­sas. A sus cer­dos de «ga­ma se­lec­ta», ali­men­ta­dos a ba­se de cas­ta­ñas y cria­dos en unas con­di­cio­nes li­bres de es­trés, se ha su­ma­do su gran­ja de Ce­la­no­va; unas ins­ta­la­cio­nes con to­do ti­po de avan­ces cu­yo úni­co ob­je­ti­vo es que sus ani­ma­les crez­can de la me­jor for­ma po­si­ble.

El cen­tro, que tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra unos dos mil ejem­pla­res por­ci­nos, bus­ca el má­xi­mo bie­nes­tar de los ani­ma­les. Se­gún ex­pli­can los res­pon­sa­bles de la em­pre­sa, los cer­dos dis­po­nen de ca­mas de pa­ja, ju­gue­tes que les pro­por­cio­nen al­go de en­tre­te­ni­mien­to e in­clu­so hi­lo mu­si­cal.

Con­trol ex­haus­ti­vo

La in­no­va­ción de es­ta plan­ta de ex­plo­ta­ción por­ci­na no se que­da so­lo en es­te ti­po de de­ta­lles. Los res­pon­sa­ble de Co­ren han he­cho de la tec­no­lo­gía su me­jor alia­do, con­si­guien­do gra­cias a es­tos avan­ces un con­trol ex­haus­ti­vo de to­dos los de­ta­lles de la crian­za de sus ani­ma­les. Ejem­plo de ello es la red wi­fi de la que dis­po­nen, que per­mi­te a to­dos los em­plea­dos au­to­ma­ti­zar la in­for­ma­ción del es­ta­do en el que se en­cuen­tra en ca­da mi­nu­to ca­da uno de los ejem­pla­res que se crían den­tro del cen­tro. Gra­cias al chip que po­see ca­da ani­mal, co­nec­ta­do a un sis­te­ma in­for­má­ti­co que se con­tro­la a tra­vés de un or­de­na­dor y una ta­blet, los tra­ba­ja­do­res pue­den sa­ber si los cer­dos es­tán co­mien­do co­rrec­ta­men­te y con­tro­lar las can­ti­da­des que ca­da uno de ellos in­gie­re. Ade­más, la tec­no­lo­gía tam­bién per- mi­te man­te­ner unas con­di­cio­nes óp­ti­mas de ca­le­fac­ción y ven­ti­la­ción. La ali­men­ta­ción no es el úni­co de los pun­tos a los que Co­ren pres­ta aten­ción en su plan­ta. To­do el pe­río­do de ges­ta­ción de las hem­bras se con­tro­la y cui­da con una es­pe­cial con­si­de­ra­ción. Se­gún ex­pli­can en la com­pa­ñía, las hem­bras son tras­la­da­das días an­tes del par­to a una sa­la apar­te en la que se bus­ca que las crías naz­can en un en­torno li­bre de es­trés.

CEDIDA

El cen­tro de se­lec­ción ge­né­ti­ca de Co­ren es cla­ve en el pro­yec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.