Año bi­sies­to, ¿ni aque­llo ni es­to?

Un día es­pe­cial que da ac­ti­vi­dad a to­das las áreas de apren­di­za­je

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de la Escuela - - PORTADA -

El tí­tu­lo, en pri­me­ra lec­tu­ra, tie­ne al­go de fa­ta­lis­mo: ¡el bi­sies­to trae des­gra­cias! Pe­ro el sen­ti­do co­mún, aunque no lo con­si­gue fá­cil­men­te, se em­pe­ña en que el bi­sies­to es como todos: in­clu­so va a ser muy bueno. Pues eso: ni aque­llo ni es­to. Tal vez la me­jor op­ción es­tá en nues­tras ma­nos.

1. Ma­te­má­ti­cas. Un año bi­sies­to es un año con 366 días en vez de 365. Ca­da 4 años, fe­bre­ro tie­ne un día más. Es­to se ha­ce por­que un año ofi­cial­men­te no tie­ne 365 días, sino 365,25. Aña­dien­do un día ca­da cua­tro años se so­lu­cio­na es­te problema. Ca­da año que se pue­de di­vi­dir en­tre 4 es un año bi­sies­to.

Un año es bi­sies­to si es múl­ti­plo de 4, con una im­por­tan­te ex­cep­ción: si es múl­ti­plo de 100 (es de­cir, si ter­mi­na en 00), so­lo se­rá bi­sies­to si tam­bién es múl­ti­plo de 400.

2. Len­gua. El año bi­sies­to se in­tro­du­jo en el ca­len­da­rio ju­liano, que re­pe­tía el sex­to día an­tes de las ca­len­das de mar­zo, es­to es, el 23 de fe­bre­ro, de don­de pro­vie­ne su nom­bre bis sex­ti­lis. 3. So­cia­les:. Tal día como un 29 de fe­bre­ro vi­nie­ron al mundo unos be­bés tri­lli­zos en Va­len­cia, que na­cie­ron en bi­sies­to, al igual que otras 30.000 per­so­nas en Es­pa­ña. ¿Co­no­ces al­guno de tus com­pa­ñe­ros de cla­se o en to­do el co­le­gio?

La se­ño­ra Ka­rin Henriksen no tie­ne tri­lli­zos, pe­ro su re­gis­tro es di­fí­cil de igua­lar: dio a luz a su hi­ja Hei­di un 29 de fe­bre­ro de 1960, a su hi­jo Olav otro 29 de fe­bre­ro, de 1964 y su ter­cer hi­jo Leif tam­bién na­ció un 29 de fe­bre­ro, pe­ro de 1968. Tres hi­jos bi­sies­tos se­gui­dos.

4. His­to­ria. Es­te apa­ño en el re­cuen­to de días por años na­tu­ra­les fue idea­do por el as­tró­no­mo grie­go So­sí­ge­nes de Ale­jan­dría, quien por en­car­go de Ju­lio Cé­sar y pa­ra cua­drar las seis ho­ras de ven­ta­ja que la ór­bi­ta de la Tie­rra sa­ca­ba ca­da año al al­ma­na­que de pa­pel, de­ci­dió aña­dir un día más al ca­len­da­rio ca­da 4 años en el año 45 an­tes de Cris­to.

En el año 46 an­tes de Cris­to, Ju­lio Cé­sar apro­bó el ca­len­da­rio Ju­liano, que in­cor­po­ró el año bi­sies­to. Su su­ce­sor, el ca­len­da­rio gre­go­riano, in­clu­yó años bi­sies­tos ca­da cua­tro años, se­gún un ci­clo de 400 años. La ma­yo­ría de los paí­ses iban adop­tan­do es­te ca­len­da­rio, fi­jan­do el pri­mer día del año en el 1 de enero.

5. Fa­ta­lis­mo. En la cul­tu­ra po­pu­lar, pa­ra los ago­re­ros es­ta fe­cha es­tá uni­da al mal fa­rio. Así, son po­pu­la­res los re­fra­nes año bi­sies­to y año de pa­res, año de aza­res y año bi­sies­to, ni ca­sa, ni vi­ña, ni huer­to, ni puer­to. Lo cier­to es que a lo lar­go de la his­to­ria son mu­chas las ca­tás­tro­fes que han su­ce­di­do en años bi­sies­tos, pe­ro tam­bién es­tán lle­nos de acon­te­ci­mien­tos muy po­si­ti­vos.

6. Cum­plea­ños. En Es­pa­ña, la nor­ma­ti­va ci­vil es­ta­ble­ce que, a efec­tos le­ga­les, los na­ci­dos un 29 de fe­bre­ro cum­plen años a las 00.00 ho­ras del día 28 de fe­bre­ro en aque­llos años que no sean bi­sies­tos. Por ejem­plo, una per­so­na na­ci­da el 29 de fe­bre­ro del 2004, al­can­za­rá la ma­yo­ría de edad exac­ta­men­te a las 00.00 ho­ras del 28 de fe­bre­ro del 2022. Se cons­de­ra irre­le­van­te a es­tos efec­tos la ho­ra exac­ta de su na­ci­mien­to.

MIGUEL VI­LLAR

To­das las asig­na­tu­ras ofre­cen án­gu­los pa­ra de­di­car una cla­se a es­te año sin­gu­lar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.