Por el vie­jo Ca­mi­ño da Ai­re­la, al bor­de del ca­ñón del Sil

Una ru­ta reha­bi­li­ta­da en tiem­pos re­cien­tes en So­ber dis­cu­rre en­tre es­pec­ta­cu­la­res pai­sa­jes de ri­be­ra

La Voz de Galicia (Lugo) - Lugo local - - TERRAS DE LEMOS - CAR­LOS RUE­DA, FRANCISCO ALBO

A me­dia­dos del año pa­sa­do fue recuperado en So­ber el lla­ma­do Ca­mi­ño da Ai­re­la, que dis­cu­rre por el en­torno del ca­ñón del Sil. Es­ta ru­ta tradicional per­mi­te ac­ce­der a las ri­be­ras de A So­mo­za y A Ai­re­la, si­tua­da es­ta úl­ti­ma en la mar­gen de­re­cha del arro­yo de Al­guei­ra, que se ex­tien­de has­ta las cer­ca­nías de la desem­bo­ca­du­ra de es­te cur­so de agua en el Sil. La idea par­tió de Xe­sús Ve­rao, miem­bro de la aso­cia­ción cul­tu­ral O Co­la­do do Ven­to. El des­bro­ce del ca­mino co­rrió a car­go del Ayun­ta­mien­to de So­ber.

La ru­ta em­pie­za y aca­ba en la al­dea de A So­mo­za y tie­ne unos 2,6 ki­ló­me­tros de lon­gi­tud. Según ex­pli­ca Ve­rao, el ca­mino era uti­li­za­do so­bre to­do por los ve­ci­nos de es­ta lo­ca­li­dad y de la de Os Hor­tos pa­ra ir a sul­fa­tar las vi­ñas de A Ai­re­la. «En cam­bio, pa­ra le­var as uvas subían por un ca­mi­ño que co­rría pa­ra­le­lo ao arroio de Al­guei­ra, en di­rec­ción a Pa­ra­de­la e San­tior­xo, xa que por el po­dían che­gar as ca­ba­le­rías ata as vi­ñas», aña­de. El iti­ne­ra­rio en­la­za con es­te ca­mino si­tua­do jun­to al arro­yo de A Al­guei­ra, tam­bién lla­ma­do Re­go dos No­ve Muí­ños, y per­mi­te vi­si­tar al­gu­nas de las cons­truc­cio­nes que le dan ese nom­bre. Más ade­lan­te con­ti­núa ha­cia las al­deas de Pa­ra­de­la y San­tior­xo, apro­ve­chan­do ca­mi­nos tra­di­cio­na­les, pa­ra fi­na­li­zar en A So­mo­za.

Ini­cio del re­co­rri­do

An­tes de em­pe­zar la ca­mi­na­ta en es­ta lo­ca­li­dad me­re­ce la pe­na echar un vis­ta­zo a su ar­qui­tec­tu­ra tradicional, aun­que en gran par­te se ha­lla mal con­ser­va­da. Des­ta­ca la pre­sen­cia de va­rios pa­sa­di­zos aé­reos de madera —muy co­mu­nes en la zo­na— que unen va­rias par­tes de la mis­ma vi­vien­da. En la al­dea vi­vió un ros­que­ro lla­ma­do Be­ni­to que según los ve­ci­nos era el me­jor de la pa­rro­quia. El pri­mer tra­mo de la ru­ta fue un ca­mino de ca­rro y dis­cu­rre por el mon­te de A So­mo­za. Hay que de­jar atrás dos des­víos a la de­re­cha —que en tiem­pos lle­va­ban a an­ti­guas vi­ñas— y al ca­bo de me­dio ki­ló­me­tro es pre­ci­so des­viar­se a la de­re­cha por un sen­de­ro ha­cia a la ri­be­ra de San­tior­xo. Unos cua­tro­cien­tos me­tros más ade­lan­te lle­ga­mos a la par­te al­ta del lu­gar de As Fil­guei­ras, des­de don­de se di­vi­san unas es­pec­ta­cu­la­res vis­tas del ca­ñón del Sil. A nues­tros pies se ven las pri­me­ras vi­ñas de la ri­be­ra de Pa­ra­de­la. Por en­ci­ma de es­te pa­ra­je, a cor­ta dis­tan­cia, se ha­lla el mi­ra­dor de San­tior­xo.

Ha­cia los mo­li­nos

Se­gui­mos avan­zan­do y en el ki­ló­me­tro 1,3 en­tra­mos en la zo­na de A Ai­re­la, don­de el ca­mino em­pa­ta con una pis­ta pro­ce­den­te de Pa­ra­de­la que da ac­ce­so a los vi­ñe­dos de es­ta ri­be­ra. Aho­ra hay que cru­zar la pis­ta y jus­to en­fren­te to­mar un ca­mino en­tre vi­ñe­dos —las lla­ma­das vi­ñas del Re­ga­to dos Muí­ños—, pa­ra em­pa­tar con el sen­de­ro del arro­yo de Al­guei­ra. As­cen­de­mos por él en­tre va­rios mo­li­nos cu­ya con­ser­va­ción es bas­tan­te irre­gu­lar. So­lo el co­no­ci­do por Muí­ño de Abai­xo —pro­pie­dad de Pe­pe de Ca­sa do No­gue­do— se man­tie­ne en buen es­ta­do y se usa a ve­ces pa­ra mo­ler grano pa­ra el ga­na­do.

En la par­te al­ta del sen­de­ro — en el ki­ló­me­tro 1,6 de la ru­ta— hay una bi­fur­ca­ción, don­de se­gui­re­mos el ra­mal de la iz­quier­da, ha­cia la al­dea de Pa­ra­de­la. Unos cien me­tros más ade­lan­te sa­li­mos a una pis­ta de tie­rra que lle­va al mi­ra­dor de San­tior­xo. Tor­ce­mos a la de­re­cha y ca­mi­na­mos por ella otros cien me­tros has­ta lle­gar a la al­tu­ra de la Ca­sa da Fon­te. Es una an­ti­gua ca­sa no­ble de la­bran­za, reha­bi­li­ta­da re­cien­te­men­te, que mues­tra unos enig­má­ti­cos gra­ba­dos en el din­tel so­bre la puer­ta de en­tra­da.

En­tra­mos en Pa­ra­de­la y a la al­tu­ra de la pri­me­ra vi­vien­da to­ma­mos a la iz­quier­da un ca­mino a que lle­va a San­tior­xo, que es­tá a unos 250 me­tros. Una vez allí hay que cru­zar el cam­po de la fies­ta y al la­do del la­va­de­ro to­mar el an­ti­guo ca­mino que lle­va a A So­mo­za. Re­co­rri­dos unos cua­tro­cien­tos me­tros sa­li­mos a una pis­ta de tie­rra que tam­bién lle­va al mi­ra­dor de San­tior­xo. Hay que ca­mi­nar por ella unos cin­cuen­ta me­tros y lue­go gi­rar a la de­re­cha ha­cia A So­mo­za, que se ha­lla a unos dos­cien­tos me­tros.

FO­TOS: CAR­LOS RUE­DA

Al­gu­nos tra­mos del ca­mino ofre­cen unas lla­ma­ti­vas vis­tas del cau­ce del Sil.

En A So­mo­za hay va­rios típicos pa­sa­di­zos aé­reos

Una sin­gu­lar ins­crip­ción en la Ca­sa da Fon­te

El mo­lino de Abai­xo to­da­vía si­gue fun­cio­nan­do

Una vie­ja fuen­te con la­va­de­ro en A So­mo­za

El mi­ra­dor de San­tior­xo es­tá cer­ca de la ru­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.