¿Quie­re ga­nar el PP las elec­cio­nes en Lu­go?

Car­ba­llo no re­fuer­za su per­fil po­lí­ti­co y el gru­po mu­ni­ci­pal no lo­gra ha­cer me­lla en el mi­no­ri­ta­rio go­bierno so­cia­lis­ta

La Voz de Galicia (Lugo) - Lugo local - - LUGO - EN­RI­QUE G. SOUTO

Re­no­vó su jun­ta lo­cal y a su fren­te es­tá un hom­bre que go­za del apre­cio de la mi­li­tan­cia, que tie­ne ex­pe­rien­cia ins­ti­tu­cio­nal y bue­na ima­gen pública; por su par­te, el gru­po mu­ni­ci­pal sa­lió de la sen­da de las ten­sio­nes in­ter­nas. Y pe­se a to­do, en el PP del mu­ni­ci­pio de Lu­go hay al­go que no aca­ba de cua­jar. Qué le pa­sa al PP de Lu­go, se em­pie­zan a pre­gun­tar al­gu­nos afi­lia­dos de a pie, que tie­nen la sen­sa­ción de que la al­cal­de­sa, La­ra Mén­dez (PSOE), pe­se a la mi­no­ría de su go­bierno (8 de 25 con­ce­ja­les) y con más ca­si­llas en su de­be que en su ha­ber, se con­so­li­da apo­ya­da en la in­efi­cien­cia de la opo­si­ción y en su son­rien­te im­pa­si­bi­li­dad.

La re­no­va­ción de la jun­ta lo­cal, con sub- de­le­ga­do del Go­bierno, en la pre­si­den­cia dio al PP un ai­re nue­vo. Y de la mano de Car­ba­llo se nor­ma­li­zó la si­tua­ción en el seno del gru­po mu­ni­ci­pal, con la sa­li­da de Jai­me Cas­ti­ñei­ra de la por­ta­vo­cía, ta­rea que asu­me des­de en­ton­ces el jo­ven Antonio Amei­ji­de. Con es­tos mim­bres, te­ji­dos en gran par­te por la mano de la pre­si­den­ta pro­vin­cial, Ele­na Can­dia, pa­re­cía que el PP lo­cal se po­nía a pun­to pa­ra ini­ciar una ca­rre­ra ha­cia las ur­nas, ha­cia las elec­cio­nes lo­ca­les del 2019, con al­gu­nas po­si­bi­li­da­des de éxi­to. En la so­cie­dad lu­cen­se, y no so­lo en­tre la más ac­ti­va po­lí­ti­ca­men­te, se es­pe­ra­ba que pau­la­ti­na­men­te los po­pu­la­res ju­ga­sen con fuer­za y rá­pi­do sus ba­zas en dos campos. Por un la­do, la de Car­ba­llo, pre­sun­to can­di­da­to a la al­cal­día en tan­to que pre­si­den­te de la jun­ta lo­cal del par­ti­do. En es­te fren­te, pa­re­cía que, man­te­nien­do el ne­ce­sa­rio equi­li­brio con el car­go ins­ti­tu­cio­nal que desem­pe­ña, se le ve­ría in­cre­men­tan­do su per­fil po­lí­ti­co día a día. Pe­ro no fue­ron, has­ta aho­ra, por ahí las co­sas. El PP hi­zo un in­ten­to de lan­zar su ima­gen co­mo can­di­da­to en el pri­mer nú­me­ro de su re­cién es­tre­na­do bo­le­tín; pe­ro aquel des­plie­gue fue, por lo que pa­re­ce, un es­co­pe­ta­zo de pól­vo­ra sin per­di­go­nes.

Es cier­to que los po­pu­la­res aún tie­nen tiem­po de reac­ción, pe­ro no lo es me­nos que los acon­te­ci­mien­tos na­cio­na­les pue­den lle­gar a te­ner un pe­so de­ci­si­vo en la ca­rre­ra ha­cia las ur­nas tam­bién en Lu­go. Si el en­torno se vuel­ve ad­ver­so, y la so­cia­lis­ta La­ra Mén­dez lo­gra ren­ta­bi­li­zar al­gu­nas in­ver­sio­nes, el ob­je­ti­vo del PP de ha­cer­se con la al­cal­día pue­de con­ver­tir­se en un im­po­si­ble. Por eso sor­pren­de en al­gu­nos ám­bi­tos po­pu­la­res que la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.