Lo que ya no se po­drá ha­cer en las vi­ñas cuan­do Ri­bei­ra Sa­cra sea BIC

Cul­tu­ra tra­ba­ja en una pro­pues­ta de Pai­sa­je Cul­tu­ral con li­mi­ta­cio­nes asu­mi­bles pa­ra la ac­ti­vi­dad vi­tí­co­la

La Voz de Galicia (Lugo) - Lugo local - - LUGO - LUIS DÍAZ

El ex­pe­dien­te pa­ra la de­cla­ra­ción de Ri­bei­ra Sa­cra co­mo Pai­sa­je de In­te­rés Cul­tu­ral aún es­tá en fa­se de re­dac­ción. Pe­ro en las reunio­nes a las que asis­tie­ron los al­cal­des en la Con­se­lle­ría de Cul­tu­ra sa­lie­ron a re­lu­cir al­gu­nas de las me­di­das que trae­ría con­si­go la fi­gu­ra de BIC. Las li­mi­ta­cio­nes de­ri­va­das de es­ta pro­tec­ción en la ac­ti­vi­dad vi­tí­co­la preo­cu­pan a los re­gi­do­res y al con­se­jo re­gu­la­dor de la de­no­mi­na­ción de ori­gen. La Xun­ta pa­re­ce es­tar por la la­bor de fi­jar una re­glas del jue­go com­pa­ti­bles con el cul­ti­vo del vi­ñe­do, prin­ci­pal atrac­ti­vo pai­sa­jís­ti­co de la zo­na y una de las con­ta­das ac­ti­vi­da­des que pue­den fre­nar el des­po­bla­mien­to.

En una de las reunio­nes en la con­se­lle­ría, el al­cal­de de Chan­ta­da sa­có a re­lu­cir el pro­ble­ma plan­tea­do por los ex­pe­dien­tes de la Axen­cia pa­ra a Pro­tec­ción da Le­ga­li­da­de Ur­ba­nís­ti­ca en la ri­be­ra de San Fiz. Pa­ra las cons­truc­cio­nes de ti­po par­ti­cu­lar, Cul­tu­ra tie­ne pre­vis­to po­ner lí­mi­tes en los vo­lú­me­nes en fun­ción de la su­per­fi­cie de vi­ña a la que es­tén vin­cu­la­das. «Non po­de ser que xun­to a dous fe­rra­dos de vi­ña ha­xa cen me­tros edi­fi­ca­dos», di­ce uno de los par­ti­ci­pan­tes en esos en­cuen­tros.

¿Ha­brá res­tric­cio­nes con los ele­va­do­res que se usan pa­ra sa­car la uva? En prin­ci­pio, la de­cla­ra­ción de BIC no su­pon­drá pro­ble­mas pa­ra los ele­va­do­res de raíl, los más abun­dan­tes y de me­nor im­pac­to vi­sual por es­tar en­ca­ja­dos en­tre los ban­ca­les. Los téc­ni­cos de la con­se­lle­ría, sin em­bar­go, no creen con­ve­nien­te per­mi­tir la ins­ta­la­ción de ti­ro­li­nas, ya que en es­te ca­so los pos­tes que sos­tie­nen los mon­ta­car­gas son más agre­si­vos con el pai­sa­je sin­gu­lar de la ri­be­ra.

De qui­ta y pon

En las zo­nas de vi­ñe­do no se per­mi­ti­rá, por otra par­te, la pre­sen­cia de es­truc­tu­ras de hor­mi­gón a la vis­ta. Es­te ma­te­rial se en­cuen­tra en al­gu­nas oca­sio­nes en mu­ros de con­ten­ción cons­trui­dos en la ri­be­ra. Tras la de­cla­ra­ción de pai­sa­je cul­tu­ral, en el ca­so de que se em­plee de­be­rá es­tar re­cu­bier­to de pie­dra de la zo­na. Pa­ra los so­por­tes de las ce­pas la pro­pues­ta re­co­mien­da el em­pleo de pos­tes de ma­de­ra, aun­que se ad­mi­ti­rán los me­tá­li­cos siempre que se pin­ten con co­lo­res de ca­rác­ter neu­tro co­mo ne­gro o ver­de os­cu­ro. La ca­ta­lo­ga­ción co­mo BIC, pa­so pre­vio pa­ra po­der ser Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad, tam­bién obli­ga­rá a cui­dar la es­té­ti­ca de los de­pó­si­tos de agua que pro­li­fe­ran en las zo­nas de vi­ñe­do. Una po­si­bi­li­dad es per­mi­tir­los en las épo­cas en las que se ne­ce­si­te agua y pro­ce­der a su re­ti­ra­da el res­to del año.

Por otro la­do, en las tie­rras de uso fo­res­tal que lin­dan con la ri­be­ra no se per­mi­ti­rán plan­ta­cio­nes de pi­nos y eu­ca­lip­tos.

ROI FER­NÁN­DEZ

Más or­den en las bo­de­gas. La su­per­fi­cie de ca­se­tos y bo­de­gas no in­dus­tria­les es­ta­rá su­pe­di­ta­da a las di­men­sio­nes del vi­ñe­do en el que se ubi­quen pa­ra evi­tar el des­con­trol que se produce aho­ra en zo­nas co­mo la ri­be­ra chan­ta­di­na de San Fiz, a la que co­rres­pon­de la ima­gen su­pe­rior.

ROI FER­NÁN­DEZ

Ace­ro, si se pin­ta. Los pos­tes de ma­de­ra ten­drán pre­fe­ren­cia en las vi­ñas, pe­ro se ad­mi­ti­rán los de ace­ro si se pin­tan con los co­lo­res de ca­rác­ter neu­tro que au­to­ri­ce Pa­tri­mo­nio.

ROI FER­NÁN­DEZ

Ojo con los al­ji­bes. La es­té­ti­ca de los de­pó­si­tos de agua es­ta­rá re­gu­la­da y es po­si­ble que se ten­gan que re­ti­rar de las vi­ñas en los me­ses en los que su uso no re­sul­te ne­ce­sa­rio.

AL­BER­TO LÓ­PEZ

So­lo de raíl. Los mon­ta­car­gas de raíl (en la foto de la iz­quier­da) no ten­drán pro­ble­ma. Al ir in­crus­ta­dos en­tre los ban­ca­les, ape­nas tie­nen im­pac­to vi­sual. Por el con­tra­rio, la de­cla­ra­ción se­ría in­com­pa­ti­ble con los ele­va­do­res de ti­ro­li­na (aba­jo).

AL­BER­TO LÓ­PEZ

Adiós pi­nos. Las ri­be­ras es­ta­rán ve­ta­das pa­ra las plan­ta­cio­nes de pi­nos y eu­ca­lip­tos, so­lo se ad­mi­ti­rán ár­bo­les ca­du­ci­fo­lios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.