La Pro­tec­to­ra pier­de vo­lun­ta­rios por­que res­trin­ge los ho­ra­rios

La nue­va di­rec­ti­va pro­me­tió un sin­fín de cam­bios que por aho­ra no se per­ci­ben

La Voz de Galicia (Lugo) - Lugo local - - PORTADA - MA­RÍA M. GUNTÍN / M. C.

La So­cie­dad Pro­tec­to­ra de Plan­tas y Ani­ma­les de Lu­go aco­ge a más de 300 pe­rros y ga­tos en sus ins­ta­la­cio­nes, a los que hay que su­mar más de 100 que se en­cuen­tran re­par­ti­dos en ca­sas de aco­gi­da. Las ne­ce­si­da­des de ca­da ani­mal son muy va­ria­das pe­ro, si en al­go coin­ci­den, es en la fal­ta de es­pa­cio que po­seen y en lo in­sa­lu­bre que re­sul­ta te­ner, en al­gu­nos ca­sos, has­ta sie­te pe­rros en una mis­ma jau­la.

El equi­po sa­lien­te el pa­sa­do mes de abril re­du­jo no­ta­ble­men­te el ho­ra­rio de aper­tu­ra del al­ber­gue. Des­de prin­ci­pios de ci­cho mes, la pro­tec­to­ra cie­rra los jue­ves y do­min­gos, ade­más de los sá­ba­dos por la tar­de. El ho­ra­rio que per­mi­te a los vo­lun­ta­rios acu­dir a pa­sear a los ca­nes es de lu­nes a miér­co­les, de 12 a 16.30 ho­ras, y los sá­ba­dos, de 11 a 14 ho­ras. Es­to es un in­con­ve­nien­te, ya que el po­co tiem­po li­bre que pue­dan te­ner que­da muy li­mi­ta­do. La nue­va di­rec­ti­va, en­ca­be­za­da por Ma­ría de los Án­ge­les Ló­pez, no ha mo­di­fi­ca­do es­ta jor­na­da en los más de dos me­ses que lle­va de go­bierno, pe­ro sí pro­me­te ha­cer­lo pron­to.

Una nue­va or­ga­ni­za­ción en los vo­lun­ta­rios, se­gún ex­pli­can des­de la di­rec­ti­va, per­mi­ti­rá ofre­cer en agos­to cur­sos de ba­ño y pe­lu­que­ría ca­ni­na pa­ra po­der or­ga­ni­zar y di­vi­dir me­jor el tra­ba­jo que ca­da per­so­na de­be ha­cer.

Do­nan­tes par­ti­cu­la­res, so­cios de la Pro­tec­to­ra y 500.000 eu­ros anua­les de sub­ven­cio­nes pú­bli­cas per­mi­ten que el cen­tro pue­da fun­cio­nar ca­da día. El Con­ce­llo de Gui­ti­riz lle­va quin­ce días in­ten­tan­do res­ca­tar a un pe­rro en la zo­na de A To­rre que no se de­ja to­car. El ani­mal tie­ne una pa­ta ca­si mu­ti­la­da, abier­ta y con ne­cro­sis avan­za­da, por lo que ca­mi­na con ella le­van­ta­da. El Ayun­ta­mien­to, co­mo in­di­ca la ley, se ha­rá car­go de los gas­tos clí­ni­cos del ani­mal aban­do­na­do. Ya hay va­rias fa­mi­lias del mu­ni­ci­pio dis­pues­tas a adop­tar­lo.

PRE­VI­SIO­NES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.