«Los re­si­duos de Ga­li­cia vuel­ven a sus sue­los»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - Gladys Váz­quez

Año 2003. Ga­li­cia vi­ve un pro­ce­so que no pa­re­ce te­ner un fá­cil re­torno. «Nacemos co­mo una res­pues­ta a una ne­ce­si­dad del me­dio am­bien­te: se pro­du­cían mu­chos re­si­duos or­gá­ni­cos. Por ejem­plo, res­tos de po­da, nor­mal­men­te acu­mu­la­dos de for­ma des­con­tro­la­da o in­clu­so in­ci­ne­ra­dos». Es en es­te mo­men­to cuan­do sur­ge la idea de Ser­gio Quiroga, fun­da­dor de Ecocelta. «Fui­mos de las pri­me­ras ini­cia­ti­vas en Ga­li­cia que abo­gó por la eco­no­mía cir­cu­lar».

Des­de su plan­ta de Pon­tea­reas va­lo­ri­zan re­si­duos: los trans­for­man en abo­nos y sus­tra­tos eco­ló­gi­cos de al­ta ca­li­dad. Es de­cir, los re­si­duos de la tie­rra vuel­ven a la tie­rra. «Las ma­te­rias pri­mas prin­ci­pa­les son es­tiér­co­les, res­tos ve­ge­ta­les e in­clu­so re­si­duos de co­me­dor. Pa­san por pro­ce­sos de com­pos­ta­je y ver­mi­com­pos­ta­je», ex­pli­ca Ser­gio. «El ob­je­ti­vo es crear abo­nos con re­si­duos de Ga­li­cia pa­ra los sue­los de Ga­li­cia», ma­ti­za.

VER­MI­COM­POS­TA­JE: EL TRA­BA­JO DE LAS LOMBRICES

«Las lombrices las usa­mos pa­ra di­ge­rir res­tos or­gá­ni­cos y trans­for­mar­los en un fer­ti­li­zan­te de al­ta ca­li­dad». Así se usa esta es­pe­cie tan im­por­tan­te pa­ra Ecocelta. Pe­ro hay más. «He­mos pa­ten­ta­do el Ver­mi­fli­tro. Es­tá for­ma­do por un fil­tro bio­ló­gi­co que con­tie­ne lombrices y un sis­te­ma de la­gu­na­je con plan­tas acuá­ti­cas». De esta for­ma se­pa­ran el só­li­do del lí­qui­do del pu­rín del cer­do. ¿Pa­ra qué? Pues el agua de desecho de es­tos ani­ma­les tan ha­bi­tua­les en Ga­li­cia se con­vier­te en agua de riego.

Los pro­duc­tos de Ecocelta es­tán al al­can­ce de cual­quier par­ti­cu­lar, tra­ba­jan tam­bién con gran­des mul­ti­na­cio­na­les y con­ce­llos. Y es que en mu­chas oca­sio­nes, los que re­quie­ren sus ser­vi­cios quie­ren que sus re­si­duos vuel­van a ellos con una nue­va uti­li­dad. «En el con­ce­llo de Car­ba­llo se re­co­gie­ron los res­tos de co­me­do­res. Des­pués pu­die­ron pro­bar el re­sul­ta­do en sus zo­nas ver­des», di­ce Ser­gio.

Co­no­ci­do es tam­bién su tra­ba­jo con las al­gas. «Las que lle­gan a las pla­yas de las Rías Bai­xas las con­ver­ti­mos en abono».

Una reali­dad que po­nen en mar­cha ca­da día 10 per­so­nas, 5 de ellas en el de­par­ta­men­to de I+D+i. «Es­ta­mos en pleno boom, pe­ro no­so­tros siem­pre he­mos si­do pu­ra eco­no­mía cir­cu­lar».

En 2016, 4.000 to­ne­la­das de desechos se con­vir­tie­ron en abo­nos y fer­ti­li­zan­tes

| M. MORALEJO

Re­si­duos de co­me­dor o al­gas son re­uti­li­za­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.