NA­CE EL PRI­MER DRON CON PO­TEN­CIAL PA­RA COM­BA­TIR LOS IN­CEN­DIOS

La «start up» ma­dri­le­ña Dro­ne Hop­per crea el pri­mer apa­ra­to con ca­pa­ci­dad real pa­ra ata­car un in­cen­dio El di­se­ño, mul­ti­pre­mia­do, ha causado sen­sa­ción en Chi­le, Australia o Su­dá­fri­ca

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­nuel Blan­co

Ha­ce so­lo sie­te días, Ga­li­cia re­vi­vía una pe­sa­di­lla que sa­cu­de su te­rri­to­rio ve­rano tras ve­rano: la de los in­cen­dios. En una trein­te­na de aque­llos fo­cos lo­ca­li­za­dos a lo lar­go y an­cho de las tie­rras de Breo­gán, se po­día vis­lum­brar la mano del hom­bre. Lo re­co­no­cía la pro­pia Xun­ta. Se tra­ta­ba de fue­gos in­ten­cio­na­dos, per­pe­tra­dos de­li­be­ra­da­men­te de ma­dru­ga­da en va­rios pun­tos muy pró­xi­mos los unos de otros. Al ser co­me­ti­dos de no­che, se di­fi­cul­ta­ban las la­bo­res de ex­tin­ción, pues los me­dios aé­reos no pue­den ope­rar sin vi­si­bi­li­dad. Es­ta reali­dad po­dría cam­biar den­tro de unos me­ses gra­cias al tra­ba­jo de la em­pre­sa ma­dri­le­ña Dro­ne Hop­per, que ha di­se­ña­do el pri­mer dron con ca­pa­ci­dad de ata­car di­rec­ta­men­te un fue­go.

El apa­ra­to, bau­ti­za­do co­mo Wild Hop­per, tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra vol­car 300 li­tros de agua di­rec­ta­men­te so­bre el fue­go. Agua ne­bu­li­za­da ade­más, lo que ga­ran­ti­za una ma­yor pe­ne­tra­ción en la ba­se del in­cen­dio y un en­fria­mien­to me­jo­ra­do de­bi­do a que los ga­ses se mez­clan me­jor. Co­mo se tra­ta de un dron, más ope­ra­ti­vo que un hi­dro­avión o un he­li­cóp­te­ro y no re­pre­sen­ta ries­go al­guno pa­ra la vi­da de las per­so­nas da­do que se pi­lo­ta des­de tie­rra, pue­de ope­rar de no­che, lo que su­pon­dría una ayu­da ines­ti­ma­ble pa­ra los bri­ga­dis­tas que, año tras año, se en­fren­tan a es­ta la­cra.

La start up ma­dri­le­ña lle­va al­go más de un año tra­ba­jan­do en es­te di­se­ño, úni­co en el mun­do por su au­to­no­mía y ca­pa­ci­dad y que ya ha re­ci­bi­do va­rios pre­mios y lla­ma­do la aten­ción de paí­ses co­mo Chi­le, Australia y Su­dá­fri­ca, tam­bién acos­tum­bra­dos a afron­tar al pro­ble­ma de los fue­gos. De la efi­ca­cia de la so­lu­ción tec­no­ló­gi­ca crea­da habla el he­cho de que la Agen­cia Es­ta­tal de Se­gu­ri­dad Aé­rea (Aesa) la ha in­cor­po­ra­do a un pro­gra­ma eu­ro­peo de in­ves­ti­ga­ción en es­te ám­bi­to.

El CEO de Dro­ne Hop­per, Pa­blo Flo­res, co­no­ce bien la reali­dad de los in­cen­dios en la comunidad, pues es­tá ca­sa­do con una ga­lle­ga y pa­sa fre­cuen­tes tem­po­ra­das en su Pon­tea­reas na­tal. La úl­ti­ma, ha­ce unos días. Flo­res cree que la so­lu­ción que han in­ge­nia­do se po­dría adap­tar per­fec­ta­men­te a un ope­ra­ti­vo co­mo el que ca­da año se crea pa­ra com­ba­tir los fue­gos, y que so­lo en me­dios hu­ma­nos reúne a más de 7.000 efec­ti­vos.

La com­pa­ñía ya ha ce­rra­do el di­se­ño del pro­to­ti­po y en breve cam­bia­rá los mo­to­res ac­tua­les, eléc­tri­cos, por unos de ga­so­li­na. Con ello, ga­na­rá po­ten­cia y au­to­no­mía de vue­lo, dos fac­to­res de­ci­si­vos a la hora de com­ba­tir un fue­go. Se­gún sus cálcu­los, en so­lo 15 mi­nu­tos el dron po­dría car­gar y des­car­gar esos 300 li­tros de agua ne­bu­li­za­da, que in­cor­po­ra ade­más una so­lu­ción quí­mi­ca eco­ló­gi­ca crea­da por Río Salgado, una firma bra­si­le­ña asen­ta­da en Po­rri­ño.

Es­ta so­lu­ción, di­suel­ta al 10 % en el agua car­ga­da en el dron, per­mi­te ata­car el fue­go de for­ma efec­ti­va, y crear por ejem­plo cor­ta­fue­gos al­re­de­dor de edi­fi­ca­cio­nes o zo­nas con­cre­tas del mon­te, una de las so­lu­cio­nes más re­cu­rren­tes a la hora de ope­rar con­tra las lla­mas.

¿Y el pre­cio del apa­ra­to? 1,2 mi­llo­nes de eu­ros, in­clu­yen­do los cur­sos de for­ma­ción. El di­rec­ti­vo de la com­pa­ñía admite que, des­de la dis­tan­cia, po­dría pa­re­cer ca­ro, pe­ro acla­ra que el Wild Hop­per es un pe­que­ño avión no tri­pu­la­do que in­cor­po­ra equi­pos tec­no­ló­gi­cos de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción. Y lo po­ne en com­pa­ra­ción con otros me­dios aé­reos. «Es la dé­ci­ma par­te de un hi­dro­avión, que cues­ta por en­ci­ma de los 35 mi­llo­nes y tie­ne ade­más un man­te­ni­mien­to de un mi­llón al año». Flo­res ase­gu­ra que es­te es un equi­po com­ple­men­ta­rio al de los gran­des me­dios aé­reos que su­po­ne una apor­ta­ción efec­ti­va y mu­cho más eco­nó­mi­ca pa­ra los ope­ra­ti­vos an­ti­in­cen­dios. En su opi­nión, con tres o cua­tro dro­nes tra­ba­jan­do coor­di­na­da­men­te, se pue­den ob­te­ner gran­des re­sul­ta­dos.

La com­pa­ñía ha crea­do pa­ra­le­la­men­te un equi­po más ase­qui­ble (en­tre 250.000 y 300.000 eu­ros) de­no­mi­na­do Fo­rest Hop­per, con una ca­pa­ci­dad de en­tre 120 y 150 li­tros. Es­te dron no es­tá pen­sa­do pa­ra ata­car di­rec­ta­men­te las lla­mas sino más bien pa­ra crear cor­ta­fue­gos. E in­clu­so tie­ne otro di­se­ño más den­tro de es­ta lí­nea de ne­go­cio (la firma tie­ne otra fo­ca­li­za­da en la fu­mi­ga­ción pa­ra el sec­tor agrí­co­la) pen­sa­do pa­ra com­ba­tir in­cen­dios ur­ba­nos, un dron crea­do en co­la­bo­ra­ción con la em­pre­sa in­dia Cast­craft.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.