Agua, el otro pe­tró­leo del si­glo XXI

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Ma­nuel Ca­sal

La FAO afir­ma que, en los pró­xi­mos 30 años, el mun­do de­be­rá in­cre­men­tar un 70 % la pro­duc­ción de alimentos

La ges­tión del lí­qui­do ele­men­to se­rá cla­ve pa­ra lo­grar­lo

Qui­zás por la in­men­si­dad de los océanos o por la fre­cuen­cia con la que llue­ve en al­gu­nas zo­nas, al hom­bre contemporáneo le cues­ta asu­mir que el agua es un re­cur­so tan es­ca­so co­mo va­lio­so. Tan co­ti­za­do co­mo el pe­tró­leo, a te­nor de lo que di­cen las pro­yec­cio­nes ofi­cia­les. Tan ra­ro co­mo el cru­do, co­mo acre­di­ta el he­cho de que el 97,5 % del lí­qui­do ele­men­to que exis­te so­bre la faz de La Tie­rra es salado. O lo que es lo mis­mo, so­lo un 2,5 % del agua es dul­ce y, por tan­to, po­ten­cial­men­te apro­ve­cha­ble

pa­ra el ser hu­mano. El ca­so es que des­de ha­ce tiem­po las au­to­ri­da­des mun­dia­les y nu­me­ro­sas en­ti­da­des han lla­ma­do la aten­ción so­bre la ne­ce­si­dad de cuidar de un re­cur­so vi­tal pa­ra el fu­tu­ro del pla­ne­ta.

Qui­zás el dic­ta­men más con­clu­yen­te sea el de la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Agri­cul­tu­ra y la Ali­men­ta­ción (FAO), cu­yas pro­yec­cio­nes sos­tie­nen que el mun­do de­be­rá in­cre­men­tar un 70 % la pro­duc­ción de alimentos en las pró­xi­mas tres dé­ca­das pa­ra ali­men­tar a una po­bla­ción que cre­ce a pa­sos agi­gan­ta­dos. En ese es­ce­na­rio, la ges­tión del agua, el com­bus­ti­ble fun­da­men­tal pa­ra la agri­cul­tu­ra, se­rá cla­ve. Y no so­lo pa­ra ga­ran­ti­zar el ac­ce­so a la co­mi­da o los bio­car­bu­ran­tes, sino in­clu­so co­mo vía de ge­ne­ra­ción de ri­que­za. De nue­vo las es­ta­dís­ti­cas ava­lan la ten­den­cia. El pre­cio de re­cur­sos co­mo la so­ja se ha mul­ti­pli­ca­do por tres en los úl­ti­mos años, mien­tras que el del tri­go se ha du­pli­ca­do.

El ca­so de España, uno de los gran­des pro­duc­to­res de alimentos de Eu­ro­pa, re­sul­ta pa­ra­dig­má­ti­co de los re­tos que hoy es­tán so­bre la me­sa. En el con­jun­to del Es­ta­do, el 80 % del con­su­mo de agua se fo­ca­li­za en la agri­cul­tu­ra, mien­tras que el abas­te­ci­mien­to de los nú­cleos ur­ba­nos se lle­va un 14 % y la in­dus­tria un 6 %. Op­ti­mi­zar el des­tino del lí­qui­do ele­men­to en el cam­po es, pues, un ob­je­ti­vo cla­ve de ca­ra a un fu­tu­ro en el que se es­tán rea­li­zan­do im­por­tan­tes es­fuer­zos lla­ma­dos a mimar el re­cur­so no so­lo sin al­te­rar los ni­ve­les de pro­duc­ción de alimentos, sino in­clu­so me­jo­rán­do­los.

El Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra ase­gu­ra que en los úl­ti­mos años se han mo­der­ni­za­do un ter­cio de los re­ga­díos exis­ten­tes en el país, lo que ha per­mi­ti­do me­jo­rar el apro­ve­cha­mien­to del agua en nu­me­ro­sas zo­nas al tiem­po que se mul­ti­pli­ca­ban los ren­di­mien­tos agrí­co­las. Pa­ra­le­la­men­te, la in­ver­sión en I+D es­tá rin­dien­do ya sus fru­tos y pro­yec­tos co­mo los de cul­ti­vos hi­dro­pó­ni­cos —que pro­por­cio­nan un con­su­mo más efi­cien­te del lí­qui­do ele­men­to— pro­fun­di­zan en es­ta sen­da. To­do ello se ha vis­to com­ple­men­ta­do con la crea­ción de re­des de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción que su­per­vi­san y tu­te­lan la ca­li­dad y can­ti­dad de agua exis­ten­te. Es el ca­so del SAIH (el sis­te­ma automático de in­for­ma­ción hi­dro­ló­gi­ca), que ofre­ce da­tos en tiem­po real, o el Sai­ca (sis­te­ma automático de in­for­ma­ción de ca­li­dad de las aguas).

SE­GU­RI­DAD HÍDRICA

Pa­ra los res­pon­sa­bles del mi­nis­te­rio, el ca­mino es in­ne­go­cia­ble: «Los sis­te­mas de ges­tión del agua —sos­tie­nen— del si­glo XXI no so­lo de­ben ser efi­ca­ces a fin de pro­por­cio­nar esa ga­ran­tía de su­mi­nis­tro y así ha­cer efec­ti­va la que se ha ve­ni­do en de­no­mi­nar se­gu­ri­dad hídrica. Ade­más, de­ben ser sos­te­ni­bles, de ma­ne­ra que per­mi­tan a los go­bier­nos y a sus so­cie­da­des aten­der de ma­ne­ra efi­caz y equi­li­bra­da los ob­je­ti­vos eco­nó­mi­cos, so­cia­les y me­dioam­bien­ta­les aso­cia­dos a to­do mo­de­lo de cre­ci­mien­to». Agri­cul­tu­ra con­si­de­ra que España se ha con­ver­ti­do en un re­fe­ren­te a ni­vel eu­ro­peo por el mo­de­lo de ges­tión in­te­gra­da del agua pe­ro tam­bién por el uso de tec­no­lo­gías en las que el país es un re­fe­ren­te a ni­vel mun­dial.

Con to­do, y más allá de es­tos avan­ces, lo cier­to es que los cam­bios me­teo­ro­ló­gi­cos (las se­quías e inun­da­cio­nes se han vuel­to más fre­cuen­tes en al­gu­nas zo­nas) y los nue­vos há­bi­tos de con­su­mo han lle­va­do a las au­to­ri­da­des a es­ti­mu­lar la idea de que es pre­ci­so un com­pro­mi­so co­lec­ti­vo pa­ra el cui­da­do del agua. Un com­pro­mi­so en el que pe­sa el com­por­ta­mien­to de ca­da agri­cul­tor o ga­na­de­ro (su pa­pel en es­te ám­bi­to es de­ci­si­vo ha­bi­da cuen­ta de sus ele­va­das ci­fras de con­su­mo), pe­ro tam­bién de ca­da ciu­da­dano par­ti­cu­lar. Una ta­rea co­ral pa­ra pro­te­ger y mimar el otro pe­tró­leo de es­ta era.

ILUS­TRA­CIÓN: MA­RÍA PEDREDA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.