SUBROGACIÓN DE LA HI­PO­TE­CA DE VA­RIA­BLE A FI­JO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

Es­toy pen­san­do en cam­biar mi hi­po­te­ca a otro ban­co y, ade­más, mo­di­fi­car sus con­di­cio­nes, pues ten­go un ti­po va­ria­ble y va­lo­ro la po­si­bi­li­dad de pa­sar a un ti­po fi­jo. ¿Qué cues­tio­nes he de te­ner en cuen­ta a la ho­ra de de­ci­dir el cam­bio de en­ti­dad y, en su ca­so, de con­di­cio­nes fi­nan­cie­ras?

En la ac­tua­li­dad, lle­var­se el prés­ta­mo hi­po­te­ca­rio a otra en­ti­dad ban­ca­ria —lo que se co­no­ce co­mo subrogación— con­lle­va una se­rie de gas­tos y, en­tre otros, des­ta­ca la co­mi­sión de can­ce­la­ción o amor­ti­za­ción an­ti­ci­pa­da, cu­yo im­por­te vie­ne li­mi­ta­do por la ley: 0,5 % du­ran­te los pri­me­ros cin­co años de vi­da de la hi­po­te­ca (para los prés­ta­mos for­ma­li­za­dos a par­tir del 27 abril del 2003), y el 0,25 % si la amor­ti­za­ción se pro­du­ce en fe­cha pos­te­rior. Ade­más, la subrogación tam­bién con­lle­va gas­tos no­ta­ria­les, re­gis­tra­les, fis­ca­les y de ges­to­ría.

El Go­bierno es­tá pro­mo­vien­do des­de ha­ce un tiem­po un an­te­pro­yec­to de Ley de Con­tra­tos de Cré­di­to In­mo­bi­lia­rio, una nor­ma­ti­va que in­ten­ta­rá fa­ci­li­tar el cam­bio prác­ti­ca­men­te sin gas­tos —tal co­mo

se ha ve­ni­do anun­cian­do des­de el Mi­nis­te­rio de Economía—. No obs­tan­te, a día de hoy, ta­les in­ten­cio­nes y anun­cios no se han ma­te­ria­li­za­do.

La cues­tión nu­clear es que los ín­di­ces de re­fe­ren­cia uti­li­za­dos para fi­jar los ti­pos apli­ca­bles en los prés­ta­mos a in­te­rés va­ria­ble —el fa­mo­so eu­rí­bor— se en­cuen­tran ba­jo mí­ni­mos; de tal for­ma que su mar­gen a la ba­ja es, prác­ti­ca­men­te, inexis­ten­te. Por otra par­te, las pre­vi­sio­nes ac­tua­les, en el peor es­ce­na­rio po­si­ble para los hi­po­te­ca­dos, es­ti­man que el eu­rí­bor

ron­da­rá el 0,2 % a fi­na­les del año que vie­ne. En cohe­ren­cia con es­ta ten­den­cia, se pre­vé un in­cre­men­to del cos­te de la fi­nan­cia­ción a más lar­go pla­zo, lo que es­tá im­pli­can­do un en­ca­re­ci­mien­to de las hi­po­te­cas a ti­po fi­jo a más de 15 años.

SUBIDA DE TI­POS

En es­te con­tex­to, se vie­ne pro­du­cien­do un gi­ro en las pre­fe­ren­cias de los pres­ta­ta­rios ha­cia las hi­po­te­cas a ti­po fi­jo, pues las pre­vi­sio­nes a cor­to y me­dio pla­zo apun­tan una subida de los ti­pos de in­te­rés. En tal sen­ti­do, la pro­pues­ta des­ti­na­da a aba­ra­tar los cam­bios en las hi­po­te­cas se en­tien­de be­ne­fi­cio­sa para los ciu­da­da­nos, es­pe­cial­men­te para fa­ci­li­tar la con­tra­ta­ción a ti­po fi­jo y, con ello, dis­fru­tar de una ma­yor es­ta­bi­li­dad y pro­tec­ción fren­te a pre­vi­si­bles subidas de los ti­pos de in­te­rés.

Por úl­ti­mo, con­vie­ne re­cor­dar que una de­ci­sión tan re­le­van­te, ade­más de los gas­tos co­rres­pon­dien­tes, ha de te­ner en cuen­ta las cir­cuns­tan­cias eco­nó­mi­cas ac­tua­les y perspectivas fu­tu­ras del in­tere­sa­do y, en cual­quier ca­so, su­po­ne una apues­ta so­bre la evo­lu­ción de los ti­pos de in­te­rés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.