FAL­SOS AU­TÓ­NO­MOS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

Ten­go una ofer­ta de tra­ba­jo pe­ro me pi­den que me ha­ga au­tó­no­ma, ¿Es le­gal?

Los fal­sos au­tó­no­mos son un pro­ble­ma re­le­van­te en el ám­bi­to la­bo­ral. Re­cien­te­men­te un es­tu­dio de UATAE ci­fró en más de 500 mi­llo­nes de eu­ros anua­les el per­jui­cio que cau­san a la Se­gu­ri­dad So­cial.

Para sa­ber si nos en­con­tra­mos an­te un tra­ba­jo au­tó­no­mo o an­te el lla­ma­do fal­so au­tó­no­mo (que no es más que una re­la­ción la­bo­ral por cuen­ta aje­na que for­mal­men­te se do­ta de una apa­rien­cia de au­tó­no­mo) la ju­ris­pru­den­cia ha con­si­de­ra­do co­mo no­tas pro­pias del tra­ba­jo au­tó­no­mo, en­tre otras, la vo­lun­ta­rie­dad (que sea el tra­ba­ja­dor el que desea ser au­tó­no­mo y no una im­po­si­ción de la em­pre­sa); la fi­ja­ción de la re­tri­bu­ción por el au­tó­no­mo, no por la em­pre­sa; que sea el au­tó­no­mo el que de­ci­da el tiem­po de tra­ba­jo y el mo­do de rea­li­zar­lo; o que los me­dios (vehícu­lo, or­de­na­dor...) sean pro­pie­dad y elec­ción del au­tó­no­mo. Si no se cum­ple al­gu­na de las no­tas re­fe­ri­das es po­si­ble que nos en­con­tre­mos an­te un fal­so au­tó­no­mo.

Es es­ta una fi­gu­ra que pre­sen­ta ries­gos para el tra­ba­ja­dor y para la em­pre­sa. Para el pri­me­ro, por­que eli­mi­na de­re­chos la­bo­ra­les aso­cia­dos al con­ve­nio y al ET (va­ca­cio­nes, per­mi­sos…), ha­ce que el des­pi­do sea li­bre y sin in­dem­ni­za­ción; obli­ga al fal­so au­tó­no­mo a cum­plir con las obli­ga­cio­nes fis­ca­les (emi­sión de fac­tu­ras, pre­sen­ta­ción de mo­de­los fis­ca­les...) y a in­gre­sar la cuo­ta de au­tó­no­mos a la Se­gu­ri­dad So­cial, obli­ga­ción es­ta de la que el tra­ba­ja­dor res­pon­de­rá per­so­nal­men­te; re­du­ce las co­ti­za­cio­nes so­cia­les y no ge­ne­ra de­re­cho al co­bro del des­em­pleo ni, ge­ne­ral­men­te, a la ba­ja mé­di­ca.

Para la em­pre­sa, crea una fic­ción de aho­rro de cos­tes sa­la­ria­les que, en ca­so de que el tra­ba­ja­dor re­cla­me, es pro­ba­ble que el juz­ga­do aca­be con­de­nan­do a la fir­ma a in­dem­ni­zar al tra­ba­ja­dor, en ca­so de des­pi­do, co­mo em­plea­do por cuen­ta aje­na; u obli­gan­do a abo­nar to­das las can­ti­da­des sa­la­ria­les de­ja­das de per­ci­bir de acuer­do al con­ve­nio correspondiente. A lo an­te­rior po­dría aña­dir­se una im­por­tan­te san­ción por la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo y la obli­ga­ción de co­ti­zar por el tra­ba­ja­dor los 4 ejer­ci­cios an­te­rio­res, con los re­car­gos per­ti­nen­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.