JU­GUE­TES RO­TOS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - David Bran­don PRE­SI­DEN­TE Y CON­SE­JE­RO DE­LE­GA­DO DE TOYS ‘R’ US

Pin­tan bas­tos en Toys ‘R’ Us. El rey del ju­gue­te se tam­ba­lea. Aca­ba de aco­ger­se a la fa­mo­sa Ley de Ban­ca­rro­ta es­ta­dou­ni­den­se. Una suer­te de con­cur­so de acree­do­res pa­trio. Y tie­ne mu­cha deu­da que re­es­truc­tu­rar. Tan­ta co­mo 5.000 mi­llo­nes de dó­la­res.

Pue­de que a mu­chos la no­ti­cia les ha­ya sor­pren­di­do, pe­ro lo cier­to es que ha­ce ya tiem­po que la ju­gue­te­ra ha­ce aguas, za­ran­dea­da por la com­pe­ten­cia de gi­gan­tes de la ta­lla de Ama­zon. So­lo un apun­te: ha­ce ya ca­si dos años que ce­rró su tien­da más em­ble­má­ti­ca: la de Ti­mes Squa­re, la ma­yor del mun­do. Tres lus­tros lle­va­ba ins­ta­la­da en la icó­ni­ca pla­za neo­yor­qui­na.

Ha­bía que aho­rrar. No que­da­ba más re­me­dio. Ba­jar esa per­sia­na for­ma­ba par­te del plan idea­do por el es­pa­ñol Antonio Ur­ce­lay, el en­ton­ces hom­bre fuer­te de la com­pa­ñía, pa­ra man­te­ner a flo­te el bar­co. No pu­do ser. Fra­ca­só en su in­ten­to. Tam­po­co ha fun­cio­na­do la es­tra­te­gia de su su­ce­sor, David Bran­don (Dear­born, Mi­chi­gan, 1952), to­do un ex­per­to en re­es­truc­tu­rar em­pre­sas en di­fi­cul­ta­des. Por eso lo eli­gie­ron cuan­do Ur­ce­lay se re­ti­ró.

Pe­ro no es­tá to­do per­di­do. To­da­vía pue­de lo­grar­lo. Por­que en EE.UU. lo de de­cla­rar­se en ban­ca­rro­ta no sig­ni­fi­ca ne­ce­sa­ria­men­te que ha­ya que ba­jar la ver­ja y li­qui­dar el ne­go­cio. Que se lo di­gan si no a Ge­ne­ral Mo­tors. No ha­ce tan­to que bus­có su am­pa­ro y sa­lió del po­zo. En es­ta úl­ti­ma gran cri­sis.

A Bran­don, pre­si­den­te y con­se­je­ro de­le­ga­do de Do­mino’s Piz­za du­ran­te 11 años y de Va­las­sis Com­mu­ni­ca­tions du­ran­te otros nue­ve, to­da­vía le que­dan car­tu­chos que que­mar. De mo­men­to, ya ha lo­gra­do que un gru­po de ban­cos, en­ca­be­za­dos por JP Mor­gan, le pres­ten 3.000 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra ir ti­ran­do. El ob­je­ti­vo, ha ex­pli­ca­do el di­rec­ti­vo, es in­ver­tir en «cre­ci­mien­to a lar­go pla­zo». Y re­co­no­ce, cla­ro, la ne­ce­si­dad de un gi­ro en la es­tra­te­gia ante un mer­ca­do «ca­da vez más desafian­te y cam­bian­te». Cuen­ta el gi­gan­te ju­gue­te­ro con más de 1.600 tien­das re­par­ti­das por to­do el mun­do que dan de co­mer a 64.000 em­plea­dos. Una «am­plia ma­yo­ría» de los es­ta­ble­ci­mien­tos, di­ce la em­pre­sa, son ren­ta­bles. Y lo mis­mo pa­sa con sus tien­das on­li­ne. Así que en prin­ci­pio, Bran­don tie­ne ba­zas pa­ra sa­lir ai­ro­so del ato­lla­de­ro.

Difícil se­rá que la ca­de­na de Way­ne (Nue­va Jer­sey), con sus 60 años de his­to­ria a la es­pal­da, re­cu­pe­re el es­plen­dor de an­ta­ño, cuan­do los pa­dres se agol­pa­ban a las puer­tas de los Toys ‘R’ Us pa­ra evi­tar que sus re­to­ños se que­da­sen sin el úl­ti­mo gri­to en ju­gue­tes.

A Es­pa­ña lle­gó en los pri­me­ros no­ven­ta. «Ven a la ca­sa de los Re­yes Ma­gos» era el su­ge­ren­te men­sa­je de su pri­mer fo­lle­to na­vi­de­ño, en las Pas­cuas de 1991. De­trás, un ma­pa de Es­pa­ña in­di­can­do dón­de en­con­trar ese pa­raí­so in­fan­til. Ha­bía en­ton­ces so­lo ocho tien­das en to­do el país, la más cer­ca­na a Ga­li­cia, en As­tu­rias. Se­gu­ro que más de un gallego se acer­có esas Na­vi­da­des has­ta allí en bus­ca de lo que no en­con­tra­ba aquí, atraí­do por aquel fas­ci­nan­te: «Si exis­te, es­tá en Toys ‘R’ Us».

ABRALDES | http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.