El sú­per del fu­tu­ro ya es pre­sen­te

Los gi­gan­tes del co­mer­cio elec­tró­ni­co crean tien­das fí­si­cas di­ri­gi­das por al­ta tec­no­lo­gía Los ca­rri­tos cir­cu­lan so­los y or­de­na­do­res in­for­man so­bre las cua­li­da­des de los pro­duc­tos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Sa­ra R. Es­te­lla Pe­kín

A sim­ple vis­ta es­ta­mos en un su­per­mer­ca­do con­ven­cio­nal, con am­plios pa­si­llos lle­nos de pro­duc­tos or­de­na­dos por categorías co­mo fru­te­ría, pes­ca­de­ría o cos­mé­ti­ca. Pe­ro la pers­pec­ti­va cam­bia sim­ple­men­te con ele­var la vis­ta ha­cia el te­cho. En raí­les ele­va­dos, las bol­sas del pe­di­do a do­mi­ci­lio cir­cu­lan so­bre nues­tras cabezas, pan­ta­llas ex­tra­pla­nas nos am­plían la in­for­ma­ción de ca­da pro­duc­to y, a nues­tro al­re­de­dor, los ca­rros de la com­pra tran­si­tan so­los. No es cien­cia fic­ción. Son los su­per­mer­ca­dos que ya es­tán po­nien­do en mar­cha los gi­gan­tes del co­mer­cio elec­tró­ni­co en China.

Con es­ta nue­va ten­den­cia, que in­cor­po­ra tec­no­lo­gía pun­ta en los su­per­mer­ca­dos de to­da la vi­da, se pre­ten­de ofre­cer pres­ta­cio­nes que com­pran­do por In­ter­net no po­dre­mos ob­te­ner. «Si des­de tu ca­sa pue­des com­prar por In­ter­net cual­quier pro­duc­to, no irás a las tien­das fí­si­cas. Pe­ro si en la tien­da fí­si­ca pue­des ver in­for­ma­ción de­ta­lla­da de los pro­duc­tos, de­gus­tar­los en ba­res y res­tau­ran­tes in­cor­po­ra­dos... se­gui­rás que­rien­do vi­si­tar las tien­das de tu ba­rrio», ex­pli­ca a La Voz Zhou Yi, di­rec­tor de uno de los su­per­mer­ca­dos He­ma que el gru­po Ali­ba­ba ha abier­to en Pe­kín.

El con­glo­me­ra­do li­de­ra­do por Jack Ma, uno de los hom­bres más ri­cos de China, abrió su pri­me­ra tien­da de es­te ti­po en el 2015 y a fi­na­les de es­te año es­pe­ra te­ner 30 fun­cio­nan­do en Pe­kín y otras tan­tas en gran­des ciu­da­des del país. Su ma­yor com­pe­ti­dor, JD.com, le si­gue la pis­ta con la aper­tu­ra de va­rios es­ta­ble­ci­mien­tos si­mi­la­res, de­no­mi­na­dos 7FRESH. En to­dos ellos, la tec­no­lo­gía man­da.

El su­per­mer­ca­do se vuel­ve un es­pa­cio so­cial, con pe­que­ñas áreas te­má­ti­cas con res­tau­ran­tes don­de el usua­rio pue­de con­su­mir lo que aca­ba de com­prar. Fie­les a los gus­tos de los clien­tes chi­nos, hay sec­cio­nes co­mo la pes­ca­de­ría en la que las lan­gos­tas o los pe­ces es­tán vi­vos y uno mis­mo pue­de pes­car­los. Quie­nes op­tan por lle­vár­se­los a ca­sa, pue­den pa­gar a tra­vés del te­lé­fono mó­vil o con un sis­te­ma de re­co­no­ci­mien­to fa­cial.

«Creía que es­tas tien­das eran so­lo pa­ra jó­ve­nes, pe­ro de­ci­dí ve­nir a pro­bar y aho­ra siem­pre com­pro aquí. Los pro­duc­tos son de ca­li­dad, pue­do ver­los y to­car­los y el pa­go a tra­vés del mó­vil ha­ce que no ten­ga que es­pe­rar co­las en las ca­jas co­mo an­tes», ex­pli­ca a es­te pe­rió­di­co Chen Xiao­lin, una mu­jer de 53 años.

EL VA­LOR DE LOS DA­TOS

La com­bi­na­ción de la tec­no­lo­gía con los da­tos que es­tas gran­des com­pa­ñías ob­tie­nen so­bre los gus­tos de los clien­tes son uno de los pun­tos fuer­tes de es­ta nue­va for­ma de ne­go­cio. Se­gún las pro­pias em­pre­sas, es­ta nue­va ex­pe­rien­cia de com­pra ser­vi­rá pa­ra im­pul­sar las ven­tas de sus su­per­mer­ca­dos on­li­ne. «El pan, la car­ne o el pes­ca­do se ven­den más en su­per­mer­ca­dos tra­di­cio­na­les que on­li­ne, pe­ro si ga­nan con­fian­za en es­tas tien­das, se fia­rán de ad­qui­rir­los on­li­ne por­que ya los co­no­cen», aña­de Zhou.

El sec­tor de los pro­duc­tos fres­cos en China es­tá va­lo­ra­do en 10.000 mi­llo­nes de yua­nes (unos 1.500 mi­llo­nes de eu­ros), mien­tras que el co­mer­cio on­li­ne de es­te ti­po de pro­duc­tos so­lo re­pre­sen­ta un 3 %. La am­plia cuo­ta de mer­ca­do en jue­go ex­pli­ca la al­ta com­pe­ten­cia de las em­pre­sas on­li­ne por lan­zar­se a con­quis­tar­la.

| SA­RA R. ES­TE­LLA

EL NUE­VO DI­NE­RO.

Los da­tos se han con­ver­ti­do en una

de las mo­ne­das del pre­sen­te. Es­tos su­per­mer­ca­dos de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción

pro­cu­ran a las ca­de­nas va­lio­sa in­for­ma­ción so­bre

los gus­tos de sus clien­tes, lo que les per­mi­te di­se­ñar es­tra­te­gias muy pre­ci­sas pa­ra ga­nar mer­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.