LA GA­LLE­GA YAIZA CANOSA: ÉXI­TO MO­VIEN­DO MER­CAN­CÍAS VOLUMINOSAS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Lu­cía Vidal

De fa­mi­lia nu­me­ro­sa, sabe lo que es tra­ba­jar en equi­po. Bra­va co­mo el Atlán­ti­co, el océano que baña sus uni­ver­sos vi­ta­les, su arro­jo le ha lle­va­do a te­ner tres em­pre­sas con so­lo 25 años. La úl­ti­ma, la ni­ña de sus ojos, se lla­ma Goi, un hí­bri­do en­tre ope­ra­dor lo­gís­ti­co y em­pre­sa tec­no­ló­gi­ca, lí­der del mer­ca­do na­cio­nal en su sec­tor.

Yaiza Canosa Fe­rrío (A Co­ru­ña, 1993) se crio en­tre el ba­rrio co­ru­ñés de El­vi­ña y la lo­ca­li­dad de Cee. Li­cen­cia­da en ADE y con un MBA, Glue­work y With­me­nu son sus otras dos ‘cria­tu­ras’.

—¿Cuál di­ría que ha si­do la cla­ve de su ful­gu­ran­te éxi­to? ¿Qui­zás ha­ber cu­bier­to un va­cío?

—Di­ga­mos que he­mos me­jo­ra­do un ser­vi­cio que ya ha­bía. Lo he­mos op­ti­mi­za­do. Le he­mos da­do al clien­te la po­si­bi­li­dad de que eli­ja el có­mo, cuán­do y dón­de. Uni­fi­ca­mos, pro­fe­sio­na­li­za­mos y di­gi­ta­li­za­mos el trans­por­te de mer­can­cías voluminosas, con el que no tra­ba­jan em­pre­sas co­mo Co­rreos o Seur.

—No es­ta­mos ha­blan­do so­lo de mue­bles...

—No so­lo, aun­que tra­ba­ja­mos mu­cho con ho­me de­li­very, y en­tre nues­tros clien­tes gran­des se en­cuen­tran fir­mas co­mo Ikea o Le­roy Mer­lin, tam­bién en­via­mos ma­qui­na­ria de hos­pi­ta­les, bo­bi­nas...

—En­vío y al­go más...

—Da­mos un ser­vi­cio in­te­gral. En­vío, mon­ta­je e ins­ta­la­ción.

—Goi na­ció co­mo un pro­yec­to de eco­no­mía co­la­bo­ra­ti­va, al­go así co­mo el Bla Bla Car de los pa­que­tes...

—Esos fue­ron nues­tros orí­ge­nes, po­ner en con­tac­to a par­ti­cu­la­res que que­rían en­viar tal o cual co­sa y a via­je­ros que es­tu­vie­sen dis­pues­tos a trans­por­tar­lo, un ser­vi­cio orien­ta­do al con­su­mi­dor fi­nal. Pe­ro los clien­tes nos em­pe­za­ron a pe­dir lo que so­mos aho­ra,

una em­pre­sa B2B.

—Ya han aso­ma­do la pa­ti­ta en los paí­ses ve­ci­nos...

—El 2019 se­rá el año del co­mien­zo de nues­tra ex­pan­sión in­ter­na­cio­nal. Por­tu­gal y Fran­cia, los pri­me­ros. Am­bi­ción no nos fal­ta.

—Y nú­me­ros que res­pal­den esas an­sias de cre­ci­mien­to, tam­po­co.

—La ver­dad es que se han su­pe­ra­do to­das nues­tras ex­pec­ta­ti­vas y eso re­con­for­ta. Es co­mo la re­com­pen­sa al tra­ba­jo bien he­cho. Aho­ra mis­mo nos mo­ve­mos en cifras de fac­tu­ra­ción millonarias, por en­ci­ma de los seis dí­gi­tos. Te­ne­mos a 35 per­so­nas fi­jas en Ma­drid y se­re­mos 60 al ter­mi­nar el año, colaboradores apar­te. De he­cho, es­ta­mos en ple­na bús­que­da ac­ti­va de tra­ba­ja­do­res.

—¿Has­ta qué pun­to es im­por­tan­te en Goi el con­cep­to equi­po?

—Lo es to­do. En es­ta vi­da no pue­des ha­cer na­da so­lo. Ni si­quie­ra to­car la gui­ta­rra. Al­guien tie­ne que cor­tar la ma­de­ra, guiar­la, po­ner­le las cuer­das... Las per­so­nas son, jun­to a la tec­no­lo­gía, nues­tro ma­yor ac­ti­vo. Nos re­tro­ali­men­ta­mos unos a otros. Eso lo cui­da­mos mu­cho.

—¿Al­gu­na vez se han sen­ti­do, sal­van­do las di­fe­ren­cias, co­mo Uber o Ca­bify com­pi­tien­do con los taxistas?

—¡Qué va! Cla­ro que so­mos com­pe­ten­cia, pe­ro en nin­gún ca­so se po­dría ha­blar de des­leal­tad. Es más, ani­ma­mos a las pe­que­ñas em­pre­sas y au­tó­no­mos que pres­tan ser­vi­cio de en­tre­ga de pa­que­tes a que se unan a no­so­tros, por­que me­jo­ra­re­mos sus con­di­cio­nes.

—En una char­la col­ga­da en You­tu­be, se re­fie­re al pro­ce­so de emprender co­mo al­go pa­re­ci­do a enamo­rar­se. ¿Có­mo es eso?

—Es que hay eta­pas. Igual que aca­bas de co­no­cer a una per­so­na y no le pro­po­nes ma­tri­mo­nio de in­me­dia­to, no pue­des te­ner una idea y vol­ver­te lo­co bus­can­do fi­nan­cia­ción. To­do tie­ne su mo­men­to y hay que des­cu­brir mu­chas co­sas por el ca­mino, por ejem­plo, sa­ber ges­tio­nar la in­cer­ti­dum­bre y la frus­tra­ción. Yo di­go que un pro­duc­to mí­ni­mo via­ble que sa­le al mer­ca­do es co­mo una pri­me­ra ci­ta, hay que ver el en­ca­je que tie­ne, co­mo en una pa­re­ja, igual.

—¿Qué sig­ni­fi­ca Goi?

—Es una pa­la­bra viet­na­mi­ta, que vie­ne a ser al­go así co­mo ese pa­que­te es­pe­cial de una mudanza, que tie­ne va­lor sen­ti­men­tal. Ade­más de pre­cio­sa, me pa­re­cía que ha­cía un jue­go de pa­la­bras con el tér­mino in­glés ‘go’. En­ca­ja­ba per­fec­ta­men­te con la idea del pro­yec­to.

Yaiza Canosa re­gre­sa a Ga­li­cia siem­pre que pue­de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.