Mar de Fra­des cum­ple su sue­ño de con­ver­tir­se en vi­ti­cul­tor

La bo­de­ga ad­quie­re Pa­zo do Mon­te, don­de es­tá plan­tan­do 19 hec­tá­reas de al­ba­ri­ño La fir­ma pro­du­ce ac­tual­men­te 800.000 bo­te­llas al año

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - M. Al­fon­so

Diez años ha tar­da­do la bo­de­ga Mar de Fra­des en ha­cer reali­dad su sue­ño de con­ver­tir­se en vi­ti­cul­to­ra. Pe­ro es que con­se­guir una plan­ta­ción de gran­des di­men­sio­nes en una co­mar­ca ca­rac­te­ri­za­da por el mi­ni­fun­dio co­mo la de O Sal­nés no era ta­rea sen­ci­lla. «La op­ción siem­pre eran pe­que­ñas par­ce­las y no que­ría­mos tra­ba­jar con mi­ni­fun­dio, por eso tu­vi­mos que es­pe­rar has­ta que apa­re­ció es­ta opor­tu­ni­dad», ex­pli­ca Pau­la Fan­di­ño, enó­lo­ga de la bo­de­ga. La so­lu­ción lle­gó con el Pa­zo do Mon­te, una fin­ca a ori­llas del río Umia con una ex­ten­sión de 23 hec­tá­reas de te­rreno. Allí se es­tá tra­ba­jan­do a des­ta­jo para po­ner a fun­cio­nar 19 hec­tá­reas de al­ba­ri­ño en un pro­yec­to a lar­go pla­zo que in­clu­ye, ade­más, la re­cu­pe­ra­ción del pa­zo para ha­cer un cen­tro de enotu­ris­mo.

Ha­ce ya 16 años que el gru­po Die­go Za­mo­ra, pro­pie­ta­rio en­tre otras mar­cas de Ra­món Bil­bao y Li­cor 43, des­em­bar­có en Rías Bai­xas. Lo hi­zo ad­qui­rien­do la mar­ca Mar de Fra­des, la pri­me­ra en uti­li­zar el color azul para dis­tin­guir sus bo­te­llas de al­ba­ri­ño. Cin­co años des­pués, la fir­ma inau­gu­ra­ba su pro­pia bo­de­ga y, pos­te­rior­men­te, ad­qui­rió 30 hec­tá­reas de vi­ñe­do en pro­duc­ción. «El pro­yec­to de Mar de Fra­des, des­de el prin­ci­pio, pa­sa­ba por ser vi­ti­cul­to­res», ex­pli­ca Fan­di­ño, aun­que sin des­car­tar nun­ca a los vi­ti­cul­to­res a los que to­dos los años les com­pran la uva, aña­de. Apa­re­ció en­ton­ces el Pa­zo do Mon­te, una pro­pie­dad da­ta­da en­tre los si­glos XVI y XVII, cu­yo primer pro­pie­ta­rio fue Alon­so Tron­co­so Sou­to­maior, que es­tá en­te­rra­do en la ca­te­dral de San­tia­go. La bo­de­ga es­tá aho­ra tra­ba­jan­do para des­en­tra­ñar la his­to­ria de es­te re­cin­to, don­de quie­re abrir un cen­tro de enotu­ris­mo, pe­ro es­tá so­bre to­do cen­tra­da en po­ner a fun­cio­nar las 19 hec­tá­reas de plan­ta­ción de vi­ñe­do que la ro­dean. «Es una in­ver­sión muy fuer­te, por­que los cos­tes del sue­lo son al­tos y los de acon­di­cio­nar el te­rreno tam­bién», re­la­ta la enó­lo­ga. La par­ce­la es­tá en obras y cuen­ta con una gran bal­sa que re­co­ge­rá el agua de los nu­me­ro­sos ma­nan­tia­les de la zo­na para apro­ve­char­la para el rie­go. A pe­sar de las di­men­sio­nes de es­te nue­vo vi­ñe­do, «se quie­re se­guir tra­ba­jan­do igual que si fué­ra­mos pe­que­ños vi­ti­cul­to­res», sos­tie­ne. Las nue­vas vi­des cre­ce­rán en el sis­te­ma de em­pa­rra­do y tar­da­rán en­tre tres y cua­tro años en dar sus pri­me­ros fru­tos

TU­RIS­TAS QUE PLAN­TAN VI­ÑAS

Pa­zo do Mon­te tam­bién ha per­mi­ti­do a Mar de Fra­des po­ner en mar­cha un in­no­va­dor pro­yec­to de enotu­ris­mo. Por­que la bo­de­ga ha in­vi­ta­do a to­dos los in­tere­sa­dos a plan­tar y apa­dri­nar una de las nue­vas ce­pas. «Es co­mo plan­tar un ár­bol, van a per­ma­ne­cer to­da la vi­da. Ofre­ci­mos la po­si­bi­li­dad de iden­ti­fi­car con su nom­bre una ce­pa que po­drán ver cre­cer», re­la­ta Fan­di­ño.

El al­ba­ri­ño si­gue sien­do el bu­que in­sig­nia de la bo­de­ga, que ha lan­za­do tam­bién su primer go­de­llo, va­rie­dad de la que ya han plan­ta­do una hec­tá­rea. «Ga­li­cia tie­ne mu­cho más po­ten­cial que el al­ba­ri­ño», ase­gu­ra Fan­di­ño. En su por­ta­fo­lio des­ta­can tam­bién los es­pu­mo­sos. La uva con la que se ela­bo­ra­rán es­tos úl­ti­mos se­rá la pri­me­ra en lle­gar a la bo­de­ga du­ran­te la ven­di­mia, para la que ya han co­men­za­do los pre­pa­ra­ti­vos. En un mes, es­ta­rán in­mer­sos en la ela­bo­ra­ción de la nue­va co­se­cha.

| MAR­TI­NA MISER

Pau­la Fan­di­ño po­sa en la nue­va plan­ta­ción de Mar de Fra­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.