UN CIR­CUI­TO EN LA AZO­TEA

La his­to­ria de la an­ti­gua fá­bri­ca de au­to­mó­vi­les de Fiat en Tu­rín.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - OPINIÓN - Por Ós­car Aye­rra

Ca­da vehícu­lo cons­trui­do ha­cía su pri­mer ki­ló­me­tro en la pis­ta de la azo­tea

Es un edi­fi­cio cons­trui­do ba­jo un cir­cui­to», así lo de­no­mi­nó el cé­le­bre ar­qui­tec­to Le Cor­bu­sier cuan­do lo pu­so co­mo ejem­plo de có­mo de­be­ría ser una fá­bri­ca de au­to­mó­vi­les. Y no le fal­ta­ba ra­zón, es­ta es­truc­tu­ra de 500 me­tros de lon­gi­tud es­ta­ba con­ce­bi­da co­mo un úni­co cuer­po, ba­sa­do en el mo­vi­mien­to sin obs­tácu­los a la ho­ra del mon­ta­je de vehícu­los, pa­ra lo cual el for­ma­to he­li­coi­dal en­ca­ja­ba per­fec­ta­men­te. Cum­plía el prin­ci­pio pues­to de mo­da por Henry Ford unos años an­tes con el Ford Mo­de­lo T y que con­sis­tía en lle­var el tra­ba­jo a los tra­ba­ja­do­res y no al re­vés. Ca­da vehícu­lo se cons­truía de prin­ci­pio a fin. Es­ta fá­bri­ca se ba­sa­ba en una es­pi­ral de 5 pi­sos de al­tu­ra don­de las ma­te­rias pri­mas y di­ver­sos com­po­nen­tes lle­ga­ban por tren a la plan­ta ba­ja y se iban en­sam­blan­do en la lí­nea de mon­ta­je se­gún subían de ni­vel has­ta ser pro­ba­das en la pis­ta de la azo­tea una vez ter­mi­na­do ca­da vehícu­lo. Inau­gu­ra­da en 1923 por Mus­so­li­ni, fue la ma­yor fá­bri­ca de Eu­ro­pa en ese mo­men­to de­trás del com­ple­jo Ri­ver Rou­ge de Ford en EE.UU. So­bre­vi­vió a la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial a pe­sar de que va­rias bom­bas des­tro­za­ron par­te de su fa­cha­da.

Es­ta fá­bri­ca fun­cio­nó du­ran­te 71 años, has­ta 1982. De sus lar­gas es­tan­cias, de más de 500 me­tros de lon­gi­tud sa­lían una me­dia de 200 vehícu­los dia­rios y en mo­men­tos pun­tua­les lle­ga­ron a tra­ba­jar 80.000 ope­ra­rios al mis­mo tiem­po.

CIR­CUI­TO EN EL TE­JA­DO

Una ca­rac­te­rís­ti­ca que la hi­zo úni­ca fue su cir­cui­to, una pis­ta de prue­bas a 30 me­tros de al­tu­ra de la ca­lle. Dos lar­gas rec­tas de ca­si 500 me­tros y dos cur­vas muy pe­ral­ta­das de­fi­nían su fi­so­no­mía y per­mi­tían una ve­lo­ci­dad pun­ta de más de 180 km/h. Ca­da vehícu­lo que ter­mi­na­ba la lí­nea de pro­duc­ción ro­da­ba los pri­me­ros me­tros por la azo­tea del edi­fi­cio, he­cho que ha­cía que mu­chos tra­ba­ja­do­res apro­ve­cha­ban sus re­creos y tiem­pos de des­can­so pa­ra su­bir y ha­cer ca­rre­ras. Por su­pues­to es­ta pis­ta tu­vo su mo­men­to de ci­ne, sien­do pro­ta­go­nis­ta du­ran­te unos se­gun­dos en la pe­lí­cu­la bri­tá­ni­ca The Ita­lian Job, de 1969, du­ran­te la es­ca­pa­da con el oro a bor­do de tres mi­nis Cooper. A lo lar­go de su his­to­ria, de es­ta fá­bri­ca sa­lie­ron 81 mo­de­los di­fe­ren­tes de Fiat y Lan­cia. Co­ches co­mo el Fiat To­po­lino, el 500 o el Fiat 600 (her­mano del Seat es­pa­ñol) o los 124 Spy­der ro­da­ron su pri­mer ki­ló­me­tro en es­te te­ja­do tan pe­cu­liar. Un Lan­cia Del­ta fue el úl­ti­mo vehícu­lo que sa­lió de su lí­nea en 1979, tres años an­tes de su cie­rre de­fi­ni­ti­vo.

OTRAS FÁ­BRI­CAS

La fá­bri­ca Fiat fue la pri­me­ra en su gé­ne­ro pe­ro no fue la úni­ca; otras, co­mo la de Im­pe­ria en Bél­gi­ca, don­de par­te de su rec­ta de 1 ki­ló­me­tro pa­sa­ba por su cu­bier­ta, o la de el edi­fi­cio Chrys- ler en Ar­gen­ti­na, con una pis­ta re­don­da en su te­ja­do fue­ron otros ejem­plos de es­ta sor­pren­den­te fór­mu­la

En 1982 el edi­fi­cio se de­tu­vo en el tiem­po. Nun­ca se ha­bló de de­mo­li­ción, pe­ro es­te emblema de la ciu­dad es­tu­vo va­rios años con un fu­tu­ro in­cier­to has­ta que el fa­mo­so ar­qui­tec­to Ren­zo Piano ga­nó el con­cur­so que lo con­ver­ti­ría en un cen­tro de con­ven­cio­nes, ho­tel, cen­tro co­mer­cial y au­di­to­rio en 1989. Hoy día se pue­de vi­si­tar y su pis­ta del te­ja­do es un fo­co de atrac­ción tu­rís­ti­ca, don­de dar una vuel­ta por sus ca­si 2.000 me­tros de lon­gi­tud re­sul­ta una ex­pe­rien­cia úni­ca.

5.000 ME­TROS DE LÍ­NEA DE MON­TA­JE El edi­fi­cio es­ta­ba cons­trui­do con ram­pas he­li­coi­da­les en ca­da ex­tre­mo, lo que per­mi­tía una ca­de­na de mon­ta­je con­ti­nua des­de el pi­so ba­jo has­ta el cir­cui­to de la azo­tea sin de­te­ner­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.