Las cla­ves

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sentimientos -

Cual­quier si­tua­ción pue­de ser­vir pa­ra un cre­ci­mien­to per­so­nal si se sa­be apro­ve­char. La vuel­ta a ca­sa de un hi­jo es una bue­na oca­sión pa­ra re­sol­ver as­pec­tos de la re­la­ción que no se ha­bían or­ga­ni­za­do bien. Un fra­ca­so en su in­de­pen­den­cia re­fle­ja de­ma­sia­da de­pen­den­cia in­cons­cien­te. Hay que dar­les res­pon­sa­bi­li­da­des pa­ra que co­la­bo­ren en la vi­da fa­mi­liar. Los hi­jos de­ben res­pe­tar el rit­mo del ho­gar mien­tras es­tén allí. nun­ca se fue del to­do. Cuan­do el de­seo de ser au­tó­no­mo es ma­yor que el de de­pen­der de los pa­dres, no se vuel­ve o, si se ha­ce, es por po­co tiem­po. Se regresa al ho­gar pa­terno pa­ra arre­glar cuen­tas con el pa­sa­do en el es­ce­na­rio don­de se vi­vió. Es cier­to que la so­cie­dad ha pues­to difícil a los jó­ve­nes in­de­pen­di­zar­se des­de el pun­to de vis­ta ma­te­rial. Los hi­jos, re­fu­gia­dos ba­jo el pa­ra­guas de los pa­dres, pa­re­cen con­de­na­dos a una ado­les­cen­cia eter­na. Pe­ro, sin ne­gar las di­fi­cul­ta­des ob­je­ti­vas, al­gu­nos con­flic­tos sub­je­ti­vos que pro­mue­ve la an­gus­tia de los pa­dres an­te la se­pa­ra­ción au­men­tan la di­fi­cul­tad de los hi­jos pa­ra al­can­zar su au­to­no­mía. Los de­seos pro­fun­dos de li­ber­tad e in­de­pen­den­cia son ne­ce­sa­rios pa­ra no vol­ver a ca­sa, pe­ro es­tos de­seos so­lo se pue­den sos­te­ner si se ha sa­li­do de la ado­les­cen­cia de mo­do real y no me­ra­men­te for­mal. Si no, la in­de­pen­den­cia es fal­sa, se ha­ce un mo-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.