Con­fir­ma­do: el amor en­gor­da

UNA VEZ que su­pe­ra­mos los ner­vios ini­cia­les y al­can­za­mos la zo­na de con­fort, una re­la­ción es­ta­ble pue­de ha­cer que las mu­je­res pe­sen 10 ki­los más y los hom­bres has­ta 7,5. La cur­va de la fe­li­ci­dad, de­fi­ni­ti­va­men­te, exis­te.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - A La Última - TEX­TO: MAR TORRES

Uno de los es­tu­dios que con­fir­ma la te­sis que ca­si to­dos sos­pe­chá­ba­mos lo reali­zó el Cen­tro Na­cio­nal de Bio­tec­no­lo­gía de la In­for­ma­ción en Es­ta­dos Uni­dos. Sa­rah No­vak, una de sus au­to­ras, lo ex­pli­ca de for­ma muy sen­ci­lla: «cuan­do la prio­ri­dad no es se­du­cir al otro, por­que ya lo te­ne­mos, per­de­mos el in­te­rés en pa­re­cer atrac­ti­vos». Y eso se tra­du­ce en ki­los de más, lo que no tie­ne por qué ser ne­ga­ti­vo si te­ne­mos en cuen­ta que la mis­ma in­ves­ti­ga­ción con­fir­mó que las pa­re­jas que re­co­no­cie­ron ser más fe­li­ces fue­ron las que ha­bían ga­na­do más ki­los.

En Es­pa­ña, la So­cie­dad Es­pa­ño­la pa­ra el Es­tu­dio de la Obe­si­dad (SEEDO) reali­zó otro es­tu­dio que re­ve­ló que cuan­do se for­ma una pa­re­ja se pue­den ga­nar has­ta 4,5 ki­lo­gra­mos. Las con­clu­sio­nes se ob­tu­vie­ron tras es­tu­diar una mues­tra de más de 2.300 mu­je­res de en­tre 31 y 40 años, en su ma­yo­ría ca­sa­das o en pa­re­ja, con hi­jos, es­tu­dios su­pe­rio­res y re­si­den­tes en ám­bi­tos ur­ba­nos.

Lo que con­tes­tan es­tas mu­je­res a la en­cues­ta Enamo­rar­se y su re­la­ción con la obe­si­dad y el so­bre­pe­so

no de­ja lu­gar a du­das: las emo­cio­nes de­jan hue­lla en nues­tro cuer­po. El 81 % con­si­de­ra que el pe­so su­fre va­ria­cio­nes en fun­ción del mo­men­to de la re­la­ción en el que se en­cuen­tre, y pa­re­ce que las cau­sas de la ga­nan­cia de pe­so tie­nen bas­tan­te que ver con la aco­mo­da­ción. Una bue­na prue­ba de ello es que, con los años y ese amor ya «en el bol­si­llo», el so­bre­pe­so pierde im­por­tan­cia y en mu­chos ca­sos no la vuel­ve a te­ner has­ta que lle­ga la se­pa­ra­ción, que es cuan­do un 66 % se plan­tea de nue­vo adel­ga­zar.

Cam­bio de há­bi­tos

Lo que es in­du­da­ble es que la ga­nan­cia o pér­di­da de pe­so no tie­ne que ver tan­to con el amor co­mo con el cam­bio de há­bi­tos. Al prin­ci­pio de la re­la­ción, el 25,6 % de las en­cues­ta­das asegura co­mer me- nos com­pul­si­va­men­te fren­te el 50,7 %, que co­me más cuan­do fi­na­li­za, y en es­te ca­so ade­más se pre­fie­re el dul­ce al salado. Tam­bién las emo­cio­nes nos jue­gan ma­la pa­sa­da y nos in­vi­tan a au­men­tar el pi­co­teo en­tre co­mi­das: solo el 24,7 % de las que bus­can pa­re­ja pi­co­tean, lo que se con­tra­po­ne con el 47,5 % que lo ha­ce más de lo ha­bi­tual al rom­per.

Pe­ro, ade­más, de­pen­dien­do del mo­men­to en el que es­te­mos sen­ti­men­tal­men­te, ha­ce­mos más o me­nos de­por­te, y eso tam­bién in­flu­ye so­bre el re­sul­ta­do fi­nal, aun­que en es­te ca­so las ci­fras es­tán más igua­la­das. El 33 % asegura ha­cer más cuan­do bus­ca pa­re­ja y el 35,8 % me­nos cuan­do es­ta se es­ta­bi­li­za.

La vi­da so­cial tam­bién va­ría: el 61,2 % la ha­ce más al bus­car pa­re­ja fren­te al 40,3% que ad­mi­te re­du­cir­la cuan­do es­tá in­mer­sa en una re­la­ción lar­ga. El con­su­mo de re­fres­cos azu­ca­ra­dos se man­tie­ne igual en las pri­me­ras fa­ses de la re­la­ción, pe­ro au­men­ta cuan­do la re­la­ción se alar­ga, y tam­bién se pro­du­cen va­ria­cio­nes con la in­ges­ta de al­cohol. Otra va­ria­ble que se ve afec­ta­da por la si­tua­ción sen­ti­men­tal son las ho­ras de sue­ño. Se duer­me me­nos de lo ha­bi­tual cuan­do se es­tá sin pa­re­ja y al fi­na­li­zar la re­la­ción.

Los ex­per­tos re­cuer­dan, ade­más, que si uno de los dos miem­bros de la pa­re­ja tie­ne há­bi­tos po­co sa­lu­da­bles pue­de ter­mi­nar por con­ta­giar al otro. Por eso, una de las prin­ci­pa­les re­co­men­da­cio­nes de los nu­tri­cio­nis­tas es que la pa­re­ja bus­que mo­men­tos pa­ra prac­ti­car de­por­te jun­tos, y com­pen­sar de al­gu­na ma­ne­ra la acu­mu­la­ción de ki­los a lo lar­go de los años.

Cuan­do se for­ma una pa­re­ja se pue­den ga­nar has­ta 4,5 ki­lo­gra­mos, se­gún un es­tu­dio de la SEEDO»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.