El f ilón de la me­la­to­ni­na

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - A La Última - TEXTO: B. HERMIDA

ES UNA HOR­MO­NA que nues­tro or­ga­nis­mo se­gre­ga du­ran­te la os­cu­ri­dad de la no­che. Su ad­mi­nis­tra­ción en for­ma de suplemento ali­men­ti­cio ha cre­ci­do en los úl­ti­mos años co­mo ayu­da pa­ra quie­nes pa­de­cen in­som­nio, y aho­ra los cien­tí­fi­cos quie­ren pro­bar sus efec­tos con­tra la obe­si­dad.

Un equi­po de in­ves­ti­ga­do­res, en­tre los que se en­cuen­tran cien­tí­fi­cos de la Uni­ver­si­dad de Gra­na­da (UGR), ha des­cu­bier­to un nue­vo me­ca­nis­mo mo­le­cu­lar de los efec­tos an­ti­obe­si­dad que tie­ne la ad­mi­nis­tra­ción crónica de me­la­to­ni­na, una hor­mo­na na­tu­ral que el pro­pio or­ga­nis­mo se­gre­ga du­ran­te la os­cu­ri­dad de la no­che, prin­ci­pal­men­te por una glán­du­la lla­ma­da glán­du­la pi­neal.

Pa­ra rea­li­zar es­ta in­ves­ti­ga­ción, los cien­tí­fi­cos ad­mi­nis­tra­ron de for­ma re­cu­rren­te-crónica me­la­to­ni­na a un gru­po de ra­tas obe­sas dia­bé­ti­cas. En los ani­ma­les que fue­ron tra­ta­dos con es­ta sus­tan­cia no so­lo no au­men­ta­ba la ma­sa te­ji­do adi­po­so ma­rrón, sino que tam­bién me­jo­ra­ba la ac­ti­vi­dad ter­mo­gé­ni­ca de su cuer­po.

De for­ma pa­ra­le­la, dis­mi­nu­yó la ma­sa del te­ji­do adi­po­so blan­co pe­li­gro­sa, la cen­tral o la vis­ce­ral, se­gún ex­pli­ca el au­tor prin­ci­pal del tra­ba­jo, el ca­te­drá­ti­co de Far­ma­co­lo­gía Ah­mad Agil Ab­da­lla, miem­bro del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Bio­mé­di­ca de la UGR.

La obe­si­dad tie­ne un tre­men­do im­pac­to en la sa­lud de la po­bla­ción y se cal­cu­la que en la ac­tua­li­dad es res­pon­sa­ble de has­ta tres mi­llo­nes de muer­tes al año. En­tre los paí­ses con ta­sas más al­tas de obe­si­dad —su­pe­rio­res al 30 por cien­to—- se en­cuen­tra Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro tam­bién en Es­pa­ña se ob­ser­va un au­men­to gra­dual y cons­tan­te que lle­ga ya al 27 por cien­to. Los in­ves­ti­ga­do­res han de­mos­tra­do que la me­la­to­ni­na es­tá es­tre­cha­men­te li­ga­da con la una me­nor ga­nan­cia de pe­so cor­po­ral, ya que, a ni­vel del te­ji­do, au­men­ta la can­ti­dad de la gra­sa ma­rrón y, a ni­vel de los ór­ga­nos, au­men­ta la ma­sa y fun­cio­na­li­dad mi­to­con­drial en­tre otros.

Los cien­tí­fi­cos han de­mos­tra­do así que la me­la­to­ni­na tie­ne la fun­ción de re­gu­lar la obe­si­dad en ani­ma­les, pe­ro «sin afec­tar la in­ges­ta de ali­men­tos y tam­po­co afec­ta la ac­ti­vi­dad fí­si­ca».

De ahí que con­si­de­ren que po­dría ser una he­rra­mien­ta más pa­ra lu­char con­tra la obe­si­dad, si se su­ma a otras que ya han de­mos­tra­do su uti­li­dad, co­mo la de re­du­cir el con­su­mo de ener­gía a tra­vés de la die­ta y for­zar el gas­to rea­li­zan­do más ac­ti­vi­dad fí­si­ca, es­pe­cial­men­te en tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te fría, pa­ra au­men­tar el gas­to ca­ló­ri­co.

La in­ves­ti­ga­ción ha si­do desa­rro­lla­da por un equi­po de in­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad de Gra­na­da (UGR), el Hos­pi­tal La Paz-Car­los III de Ma­drid y el Cen­tro Cien­tí­fi­co de Sa­lud de la Uni­ver­si­dad de Te­xas (Es­ta­dos Uni­dos).

En la ac­tua­li­dad, el gru­po de la UGR es­tá in­tere­sa­do en co­la­bo­rar con em­pre­sas que deseen ayu­dar a la co­mer­cia­li­za­ción de una pa­ten­te y es­tá lle­van­do a ca­bo más en­sa­yos con otra mo­lé­cu­la, ago­nis­ta de la me­la­to­ni­na.

los su­ple­men­tos

Des­de ha­ce años los su­ple­men­tos de me­la­to­ni­na han au­men­ta­do su ven­ta en far­ma­cias y pa­ra­far­ma­cias, a cau­sa de sus pro­me­ti­dos efec­tos sobre el in­som­nio y otros tras­tor­nos del sue­ño.

En cual­quier ca­so, los ex­per­tos re­cuer­dan que es ne­ce­sa­rio con­sul­tar con un mé­di­co an­tes de to­mar me­la­to­ni­na en pas­ti­llas, ya que su efi­ca­cia y la res­pues­ta pue­de ser muy di­fe­ren­te se­gún las cir­cuns­tan­cias de ca­da per­so­na. Ade­más, hay que to­mar­la con pre­cau­ción si es­ta­mos to­man­do me­di­ca­men­tos an­ti­coa­gu­lan­tes, los que su­pri­men el sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio (in­mu­no­su­pre­so­res), los fár­ma­cos pa­ra la dia­be­tes y las píl­do­ras an­ti­con­cep­ti­vas.

En­tre los be­ne­fi­cios que se le atri­bu­yen es­tá el de op­ti­mi­zar el sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co y el de li­mi­tar el da­ño oxi­da­ti­vo al ADN a tra­vés de su ac­ción an­ti­oxi­dan­te.

Los ex­per­tos re­cuer­dan que es ne­ce­sa­rio con­sul­tar con un mé­di­co an­tes de to­mar me­la­to­ni­na»

ILUSTRACIÓN: MA­RÍA PEDREDA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.