So­lu­cio­nes per­so­na­li­za­das pa­ra un pro­ble­ma com­ple­jo

La uni­dad de Cardiología del Hos­pi­tal San Ra­fael apues­ta por com­bi­nar el me­jor tra­to hu­mano con la me­di­ci­na de pre­ci­sión y la in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Cardiología - TEX­TO: MAR TO­RRES

Las do­len­cias car­día­cas son la prin­ci­pal cau­sa de muer­te en el mun­do oc­ci­den­tal, por en­ci­ma del cán­cer y las en­fer­me­da­des de las vías res­pi­ra­to­rias. Se­gún el úl­ti­mo es­tu­dio del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca, el 29,2% del to­tal de los fa­lle­ci­mien­tos en el año 2016 se de­bie­ron a en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, con una ma­yor in­ci­den­cia en mu­je­res y con las pa­to­lo­gías ce­re­bro­vas­cu­la­res y las is­qué­mi­cas del co­ra­zón co­mo cau­sas prin­ci­pa­les. Co­no­ci­da co­mo la gran epi­de­mia del si­glo XXI, exis­te un fac­tor de­ter­mi­nan­te en el au­men­to del tras­torno car­dio­vas­cu­lar: el in­ce­san­te en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción, con es­pe­cial pre­do­mi­nio en Ga­li­cia, con un cen­so ca­da vez ma­yor de per­so­nas ma­yo­res de 65 años.

Cuan­do ha­bla­mos de per­so­nas que pa­de­cen un tras­torno tan sen­si­ble a ni­vel emo­cio­nal y psi­co­ló­gi­co co­mo una pa­to­lo­gía car­día­ca, la me­di­ci­na per­so­na­li­za­da co­bra un do­ble sig­ni­fi­ca­do. A me­nu­do, la ma­si­fi­ca­ción de es­tos ser­vi­cios ha­ce que los pa­cien­tes car­dió­pa­tas sien­tan una sen­sa­ción de des­am­pa­ro al ser aten­di­dos por un mé­di­co di­fe­ren­te en ca­da con­sul­ta a la que acu­den. El doc­tor Gonzalo Pe­ña, je­fe del ser­vi­cio de Cardiología del Hos­pi­tal San Ra­fael, lo tie­ne cla­ro: su ob­je­ti­vo es la sa­lud car­día­ca, al­go que va más allá de pro­ce­di­mien­tos clí­ni­cos o téc­ni­cas qui­rúr­gi­cas. «Se tra­ta de dar un so­por­te clí­ni­co con la me­jor aten­ción hu- ma­na», ex­pli­ca el doc­tor Pe­ña, pa­ra aña­dir que «no se tra­ta úni­ca­men­te de es­tar asis­ti­do y tra­ta­do sino de sen­tir­se pro­te­gi­do y am­pa­ra­do».

Ofre­cer a los pa­cien­tes un ser­vi­cio in­te­gral y ayu­dar­los a so­lu­cio­nar sus pro­ble­mas co­ti­dia­nos son los va­lo­res que han con­se­gui­do afian­zar el Ser­vi­cio de Cardiología del Hos­pi­tal San Ra­fael, cen­tro de re­fe­ren­cia en Ga­li­cia en es­ta área, con los pro­ce­di­mien­tos más in­no­va­do­res y equi­pa­mien­to de van­guar­dia. El ma­peo del co­ra­zón en 3D pa­ra tra­ta­mien­to de arrit­mias o las ci­ru­gías co­ro­na­rias sin cir­cu­la­ción ex­tra­cor­pó­rea ya son una prác­ti­ca ha­bi­tual en el Hos­pi­tal San Ra­fael, lo que sig­ni­fi­ca que a esa vi­sión hu­ma­nís­ti­ca y cer­ca­na de ejer­cer la me­di­ci­na se su­man la má­xi­ma pre­ci­sión y efi­ca­cia.

Un pro­ble­ma com­ple­jo de sa­lud re­quie­re so­lu­cio­nes per­so­na­li­za­das, ex­pli­ca el doc­tor Pe­ña, que co­men­ta que es al­go que va mu­cho más allá de la ge­né­ti­ca, los tra­ta­mien­tos y la tec­no­lo­gía in­no­va­do­ra. «No­so­tros es­cu­cha­mos al pa­cien­te, co­no­ce­mos su his­to­rial, po­de­mos ana­li- zar muy bien sus ries­gos», se­ña­la el car­dió­lo­go, que con­clu­ye que el re­to es com­bi­nar el hu­ma­nis­mo con la in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca y la ex­ce­len­cia clí­ni­ca. El doc­tor José Cuen­ca, res­pon­sa­ble de la uni­dad de Ci­ru­gía Car­día­ca, aña­de que es­tos mis­mos va­lo­res se apli­can tam­bién a la prác­ti­ca qui­rúr­gi­ca. «El pa­cien­te demanda ca­da vez más la res­pon­sa­bi­li­za­ción di­rec­ta del ci­ru­jano que le ha ope­ra­do, que se en­car­gue per­so­nal­men­te del se­gui­mien­to tan­to an­tes co­mo du­ran­te y des­pués de la ope­ra­ción».

El equi­po. De iz­quier­da a de­re­cha, los doc­to­res Ju­lián Pé­rez Vi­lla­cas­tín, Gonzalo Pe­ña, José Blan­co, José Cuen­ca, Ni­ca­sio Pé­rez Cas­te­llano y En­ri­que Igle­sias

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.