DLO, 20 AÑOS. OCHO ME­SES SE­CUES­TRA­DA

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Una Historia En Imágenes -

"Es­co­gían a las chi­cas y se las lle­va­ban"

pa­re­cie­ron en nues­tra al­dea a las on­ce de la ma­ña­na. Es­tá­ba­mos pre­pa­ran­do el al­muer­zo cuan­do en­tra­ron en ca­sa; nos co­gie­ron a todos y nos lle­va­ron a la es­cue­la. Se­pa­ra­ron a los hom­bres, a las mu­je­res y a las ni­ñas y ado­les­cen­tes. A los va­ro­nes los ma­ta­ron a todos. A no­so­tras nos con­du­je­ron a la ciu­dad de Tal Afar [a 40 ki­ló­me­tros en di­rec­ción a Mo­sul] con otras chi­cas. Los mi­li­tan­tes de ISIS ve­nían a la ca­sa pa­ra es­co­ger chi­cas con las que di­ver­tir­se y se las lle­va­ban».

Ae ven­die­ron a un hom­bre que me lle­vó a Tal Afar. Allí, me obli­gó a que me ca­sa­ra con él. Esa no­che me ató de pies y ma­nos, me pu­so una ven­da en los ojos y me vio­ló. Nun­ca es­tá­ba­mos mu­cho tiem­po en el mis­mo lu­gar: Mo­sul, Bas­hi­qa, Baaj, Ko­jo... Es­te hom­bre siem­pre es­ta­ba mo­vién­do­se y me lle­va­ba con­si­go a to­das par­tes. Tra­té de huir dos ve­ces. En cas­ti­go, me gol­peó du­ran­te tres días. A ve­ces me de­ja­ba una semana en­te­ra sin co­mer. Siem­pre es­ta­ba en­ce­rra­da en un cuar­to, como en una cel­da. El hom­bre era es­pe­cia­lis­ta en ex­plo­si­vos y se mo­vía mu­cho. Le vi co­lo­car mi­nas en mu­chas po­bla­cio­nes».

MROOBA, 28 AÑOS. DIEZ ME­SES SE­CUES­TRA­DA

"Me ven­die­ron a un sau­dí que bus­ca­ba esposa"

os lle­va­ron a Al Ra­qa y nos me­tie­ron en una sa­la con 300 chi­cas. To­das no­so­tras, con ni­ños ham­brien­tos. La pri­me­ra no­che, nue­ve in­ten­ta­ron la fu­ga por la ven­ta­na, anu­dan­do sus ro­pas, pe­ro las pi­lla­ron. Nos pe­ga­ron a to­das por no avi­sar­los y nos ne­ga­ron el agua. Un día fui­mos a otro edi­fi­cio don­de de­cía: «Área de ven­tas». Me ven­die­ron a un sau­dí de 40 años que bus­ca­ba esposa. Le di­je que no me ca­sa­ría con él y se­ña­ló una me­sa con un cu­chi­llo, una pis­to­la y una cuer­da. 'Usa­ré las tres si te nie­gas'. Me ne­gué una y otra vez y me pe­ga­ba. Tam­bién pe­gó a mi so­bri­na de tres años».

N

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.