Nun­ca re­pa­so los tex­tos

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine Una Historia En Imágenes - Fo­to­gra­fia­da en el Tea­tro Co­fi­dis Al­cá­zar (Ma­drid) an­tes de una re­pre­sen­ta­ción de de Matt­hieu De­la­por­te y Ale­xan­dre de la Pa­te­lliè­re, ac­tual­men­te en car­tel. Su com­pa­ñe­ra de es­ce­na Ki­ra Mi­ró ha si­do re­tra­ta­da tam­bién en su ca­me­rino del Tea­tro Co­fi­dis.

«Me gus­ta lle­gar pron­to, dos ho­ras an­tes de la fun­ción. Así ten­go un ra­to pa­ra es­tar a so­las y ha­cer lue­go lo que más me gus­ta: re­ci­bir a los de­más, me­ren­dar con ellos, char­lar un po­co pa­ra que nos sir­va de ca­len­ta­mien­to. No sue­lo re­pa­sar el tex­to: ¡los diá­lo­gos se gra­ban a fue­go en la ca­be­za! Si veo que ten­go la voz re­gu­lar, ca­lien­to di­cien­do una par­te del tex­to. En El nom­bre di­go el mo­nó­lo­go fi­nal, que du­ra cua­tro mi­nu­tos. Des­de lue­go hay ca­me­ri­nos y ca­me­ri­nos: en unos, como es­te del Tea­tro Al­cá­zar Co­fi­dis, te sien­tes como en ca­sa. Pe­ro de gi­ra te en­cuen­tras con mu­chos muy es­tro­pea­dos: pa­sas frío, no hay agua ca­lien­te… sien­tes que el ac­tor no im­por­ta. ¡So­lo cui­dan la fa­cha­da y el pa­tio de bu­ta­cas! Como ya me lo sé, siem­pre lle­vo mis pro­pias lu­ces y mi es­pe­jo. ¡Mu­chos se asus­tan! Tie­ne un au­men­to enor­me, ves has­ta la úl­ti­ma arru­ga. Pe­ro lo ne­ce­si­to: me ma­qui­llo yo mis­ma y veo fa­tal [ríe]».

Como una sau­na

«Es como mi se­gun­da ca­sa: un es­pa­cio don­de te pre­pa­ras pa­ra sa­lir a es­ce­na y en el que, aunque lle­ves 400 fun­cio­nes, los ner­vios no des­apa­re­cen. Por suer­te: te mantienen en es­ta­do de aler­ta. Pe­ro sí se trans­for­man: al prin­ci­pio, siem­pre tie­nes mil co­sas en la ca­be­za, es­tás pen­dien­te de que to­do fun­cio­ne se­gún lo en­sa­ya­do. Des­pués lle­ga un mo­men­to, cuan­do tie­nes to­do muy se­gu­ro, en que em­pie­zas a ju­gar, a pro­bar co­sas nue­vas. Y eso ha­ce que, al vol­ver al ca­me­rino al fi­nal de ca­da fun­ción, ten­gas una sen­sa­ción di­fe­ren­te, por­que ca­da día es dis­tin­to. Ade­más de pei­nar­me y ma­qui­llar­me, an­tes de sa­lir, me gus­ta es­cu­char mú­si­ca y ha­cer ejer­ci­cios de re­la­ja­ción, ca­len­tar la voz… Y al­go muy im­por­tan­te es que el ca­me­rino es­té muy ca­lien­te. Soy frio­le­ra y los tea­tros sue­len ser muy fríos, así que siem­pre ten­go mi ca­len­ta­dor. Más de una vez al­guien vie­ne y me di­ce que es­to pa­re­ce una sau­na. Me gus­ta a su vez que es­té agra­da­ble, or­de­na­do. Con al­gu­na flor… En los es­tre­nos te sue­len man­dar flo­res con no­tas, así que siem­pre con­ser­vo esa no­ta y la cuel­go en el es­pe­jo».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.