"ES IN­CREÍ­BLE QUE LA ES­TRUC­TU­RA FI­NAN­CIE­RA DEL NAR­CO, TRAS TAN­TOS AÑOS DE GUE­RRA, SI­GA IN­TAC­TA"

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine A Fondo -

con una des­alen­ta­do­ra con­clu­sión: «En Mé­xi­co asis­ti­mos a una enor­me si­mu­la­ción, una gran farsa que, más gra­ve to­da­vía, ha co­lo­ca­do a la po­bla­ción en un fue­go cru­za­do; así es como yo veo el com­ba­te al Nar­co». Por su tra­ba­jo y sus opi­nio­nes, So­sa lle­va años re­ci­bien­do ame­na­zas, si bien «ya no es al­go tan re­cu­rren­te –con­tem­po­ri­za, rea­cia a te­ñir de épi­ca sus an­dan­zas–. En 2011 o 2012 re­ci­bía mu­chas más». En dos oca­sio­nes, al me­nos, So­sa es­qui­vó la muer­te a ma­nos de se­cua­ces del Cha­po. «Hay un hom­bre de­te­ni­do en El Pa­so que co­men­ta por ahí que me sal­vé de ser ase­si­na­da en dos oca­sio­nes gra­cias a él, pe­ro no sé, creo que lo de­cía así como por pre­su­mir –ma­ti­za So­sa–. No sé, son co­sas pues que pasan, las nor­ma­li­zas y si­gues ade­lan­te». Por se­guir ade­lan­te, a So­sa la lla­man «la mu­jer más va­lien­te de Mé­xi­co». Ho­nor del que re­nie­ga. «Sí, ya sé que me di­cen así, ¡pe­ro es que es­tán lo­cos, pues! –re­pli­ca en­tre ri­sas–. He cu­bier­to mu­chos ho­mi­ci­dios, sí, la ver­dad es que ya per­dí la cuen­ta, pe­ro es­to es co­sa de la re­dac­ción en­te­ra, que aquí no ha ha­bi­do una so­la re­nun­cia de re­por­te­ros o fo­tó­gra­fos por mie­do». To­do un mé­ri­to si te­ne­mos en cuen­ta que las ins­ta­la­cio­nes del pe­rió­di­co han si­do ba­lea­das o la que­ren­cia del nar­co por ad­ver­ten­cias de­men­tes como de­jar una ca­be­za de­ca­pi­ta­da en­vuel­ta en un ejem­plar de El Dia­rio de Chichuahua en el cen­tro co­mer­cial más fre­cuen­ta­do de Juá­rez. Más trau­má­ti­co fue, sin em­bar­go, el ase­si­na­to de Luis Car­los San­tia­go, fo­tó­gra­fo de ape­nas 21 años

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.