"Nues­tros po­lí­ti­cos cui­dan su die­ta, sí, pe­ro el es­trés los en­ve­je­ce más de­pri­sa"

An­to­nio Es­cri­bano

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Ella & Él -

Xlse­ma­nal. Oi­ga, en su li­bro nos pro­po­ne 17 nor­mas, y a du­ras pe­nas po­de­mos cum­plir dos o tres a la vez. An­to­nio Es­cri­bano. Son 17 ór­de­nes agra­da­bles y unas lle­van a otras: pre­dis­po­si­ción al cam­bio, ali­men­ta­ción sa­na, ac­ti­vi­dad fí­si­ca, hi­dra­ta­ción y buen sue­ño, su­pre­sión del tabaco, edu­ca­ción de la pro­pia vo­lun­tad... XL. Di­ce que no en­ve­je­cen los años, sino los ki­los, pe­ro las per­so­nas fla­cas tie­nen mu­chas más arru­gas. A.E. Ese es un en­ve­je­ci­mien­to su­per­fi­cial. Las arru­gas for­man par­te de la es­té­ti­ca de la vi­da. Pe­ro una per­so­na con exceso de ki­los es­tá más en­ve­je­ci­da por den­tro. XL. Su li­bro es fru­to de 40 años de tra­ba­jo en los que, di­ce, ha vis­to de to­do. ¿Qué lo ha im­pre­sio­na­do más? A.E. Que la gen­te de­te­rio­re su vi­da por ton­te­rías; que lle­gue al hospital sin po­der res­pi­rar por fu­mar, que des­tru­ya su vi­da con el al­cohol, que por exceso de ali­men­ta­ción no pue­da abro­char­se los za­pa­tos… Son for­mas de sui­ci­dio len­to pe­ro se­gu­ro. En 2006-2007 se hi­zo fa­mo­so por las ‘pa­pi­llas’ que ha­cía to­mar a los fut­bo­lis­tas del Se­vi­lla a mi­tad de par­ti­do… En­ton­ces ga­na­ron la Su­per­co­pa de Eu­ro­pa y la de Es­pa­ña, la Co­pa del Rey, dos co­pas de la UEFA... A.E. Las ‘pa­pi­llas’ mar­ca­ron mi vi­da, sí [ríe]. En In­gla­te­rra, en el Tot­tem­ham, me lla­ma­ban el Doc­tor Baby­food: en mi­tad del par­ti­do da­ba a los ju­ga­do­res pa­pi­lla de sé­mo­la de arroz y plá­tano, pu­ro com­bus­ti­ble a ba­se de car­bohi­dra­tos. Lle­va­ban sie­te de­rro­tas y aca­ba­ron ga­nan­do la Car­ling Cup. XL. ¿Cree que en Es­pa­ña se vi­ve bien? A.E. Sí, pe­ro vi­vi­ría­mos me­jor si no be­bié­ra­mos 11 li­tros de al­cohol al año –la me­dia es­tá en 6–, si no fu­má­ra­mos 2500 ci­ga­rri­llos al año ni to­má­ra­mos el do­ble del má­xi­mo de sal que la OMS acon­se­ja. XL. ¿Y la die­ta me­di­te­rrá­nea? A.E. Fa­bri­ca­mos la me­jor die­ta del mundo –a ba­se de fru­ta, ver­du­ra y hor­ta­li­zas–, pe­ro ya ca­si na­die la si­gue. XL. Por su as­pec­to, ¿có­mo di­ría que co­men nues­tros po­lí­ti­cos? A.E. Muy bien; todos tie­nen muy buen as­pec­to. Ra­joy, Ri­ve­ra, Sán­chez, Igle­sias… Es­tán del­ga­dos y se­gu­ro que cui­dan su ali­men­ta­ción. De to­das for­mas, el es­trés ter­mi­na en­ve­je­cién­do­los más de­pri­sa. Yo no me cam­bia­ría por nin­guno.

Cór­do­ba, 1950. Di­ri­jo el área de nu­tri­ción de las fe­de­ra­cio­nes es­pa­ño­las de ba­lon­ces­to y fút­bol. Soy es­pe­cia­lis­ta en me­di­ci­na de­por­ti­va. Pu­bli­co 'Co­me bien, vi­ve más y me­jor' (Es­pa­sa).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.