La carta de la semana

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Correo -

Una muer­te anun­cia­da. Rum­bo a ca­sa en una ca­rre­te­ra au­to­nó­mi­ca en­con­tré un pe­rro que ca­mi­na­ba jus­to por la ra­ya con­ti­nua. Más bien gran­de, es­ta­ba en piel y hue­sos. Fre­né y él no se mo­vía. Con la ven­ta­ni­lla abier­ta lo lla­mé y lo fui lle­van­do al ar­cén, don­de pu­de apar­car. El po­bre, re­ce­lo­so, se acer­ca­ba y se ale­ja­ba. Sa­qué co­mi­da de mi com­pra y se acer­có; el ham­bre po­día más que el mie­do. Lla­mé a la Po­li­cía Lo­cal. Res­pues­ta: ya no te­ne­mos com­pe­ten­cia de re­co­gi­da de ani­ma­les. Yo in­sis­tí. No era que el ani­mal fue­ra a mo­rir atro­pe­lla­do: iba a pro­vo­car un ac­ci­den­te. No hu­bo for­ma. Lla­mé a una pro­tec­to­ra de ani­ma­les y se me di­jo que lla­ma­se a la Guar­dia Ci­vil. Lla­mé. Res­pues­ta: «Es­toy so­lo en el pues­to, no se re­co­gen ani­ma­les por­que en ese Ayun­ta­mien­to no hay pe­rre­ras». In­sis­to. Res­pues­ta: «Qué le vamos a ha­cer, de­je al pe­rro y vá­ya­se». In­ten­té me­ter al pe­rro al co­che y lle­var­lo a un cen­tro ve­te­ri­na­rio. Im­po­si­ble, huía. Tras una ho­ra se mar­chó cam­po a tra­vés. Pen­sé en Gar­cía Márquez y su Crónica de una muer­te anun­cia­da. Suer­te, ami­go. Oja­lá que la dio­sa for­tu­na se apia­da­se de ti. Lo que no hi­ci­mos los hu­ma­nos. ANA MA­RÍA RÍO. CAN­TA­BRIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.