CON­SU­MO La sal­va­je ma­fia del ca­viar

LA VIO­LEN­TA MA­FIA RU­SA ES­TÁ ACA­BAN­DO CON EL ES­TU­RIÓN DEL DA­NU­BIO.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Conocer -

xplo­sio­nes sub­ma­ri­nas, lan­chas fue­ra­bor­da con hom­bres ar­ma­dos, dis­pa­ros, flo­tas de bar­cos que em­bis­ten y abor­dan a otros al más pu­ro es­ti­lo pi­ra­ta... Son las ar­tes de pes­ca de la ma­fia del ca­viar, una so­fis­ti­ca­da y po­de­ro­sa or­ga­ni­za­ción de­lic­ti­va que se apo­de­ró de la re­gión del mar Cas­pio apro­ve­chan­do la con­fu­sión del des­ba­ra­ta­mien­to de la URSS. Gra­cias a su cri­mi­nal efec­ti­vi­dad, el es­tu­rión sal­va­je del Vol­ga es­tá ca­si ex­tin­gui­do. Y el del Da­nu­bio va por el mis­mo ca­mino. Los es­tu­rio­nes so­bre­vi­vie­ron a los dinosaurios (es una es­pe­cie an­ti­quí­si­ma), pe­ro han su­cum­bi­do fren­te al de­pre­da­dor más le­tal: las an­sias de ri­que­za del hom­bre. La ra­pi­ña se fre­nó al­go en 1998 cuan­do la Con­ven­ción de Was­hing­ton so­bre el Co­mer­cio In­ter­na­cio­nal de Es­pe­cies prohi­bió las transac­cio­nes con hue­vas de es­tu­rión sal­va­je. A par­tir de en­ton­ces, el ca­viar le­gal ha pro­ce­di­do de pis­ci­fac­to­rías si­tua­das so­bre to­do en Ale­ma­nia, Chi­na, Ita­lia, Is­rael, Irán, Fran­cia, Uru­guay y Es­ta­dos Uni­dos. Pe­ro, por su­pues­to, la ley no ha fre­na­do a los gáns­te­res. No se de­tie­nen por­que es un buen ne­go­cio: has­ta 6000 eu­ros se pa­gan por un ki­lo de hue­vas de es­tu­rión del Da­nu­bio. El ca­viar le­gal tam­po­co es ba­ra­to: una la­ta de 200 gra­mos de be­lu­ga pro­ce­den­te de pis­ci­fac­to­ría lle­ga a co­ti­zar­se a 850 eu­ros. To­do el ca­viar del mundo de­be­ría pro­ce­der de pis­ci­fac­to­rías, pe­ro no es así: el ile­gal vie­ne so­bre to­do de la re­gión del mar Cas­pio, don­de obli­gan con ex­plo­si­vos a que los es­tu­rio­nes se di­ri­jan ha­cia las re­des de los fur­ti­vos.

ETI­QUE­TAS

Lue­go los en­va­san y eti­que­tan fal­sean­do su pro­ce­den­cia (fi­gu­ra que son de pis­ci­fac­to­rías ru­ma­nas o búl­ga­ras) o las mue­ven sin eti­que­tar por el mer­ca­do ne­gro. No es fá­cil pi­llar a los tra­fi­can­tes.

CA­VIAR Los pri­me­ros en de­gus­tar las hue­vas de es­tu­rión fue­ron los per­sas. Tam­bién l lo dis­fru­ta­ron los ro­ma­nos. En el si­glo XIX, mien­tras el ca­viar en­ri­que­cía las me­sas de za­res y aris­tó­cra­tas ru­sos, en Es­ta­dos Uni­dos era el ali­men­to de los po­bres: en­ton­ces, allí abun­da­ba y no se con­si­de­ra­ba un man­jar. A Eu­ro­pa lle­gó con los no­bles ru­sos que hu­ye­ron de la re­vo­lu­ción de 1917.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.