"Las en­fer­me­da­des psi­co­so­má­ti­cas son reales. El ce­re­bro jue­ga con no­so­tros, nos en­ga­ña"

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Conocer Psicología -

S.O. Jue­ga con no­so­tros, tie­ne mil tru­cos pa­ra en­ga­ñar­nos. Siem­pre que doy una char­la, pongo el ejem­plo del go­ri­la in­vi­si­ble. XL. Cuen­te. S.O. Le en­se­ñas a un au­di­to­rio in­te­li­gen­te un ví­deo y le pi­des que se fi­jen en al­go con­cre­to, por ejem­plo, que cuen­ten cuán­tas ve­ces las per­so­nas que apa­re­cen se pasan la pe­lo­ta. Y un hom­bre ves­ti­do de go­ri­la atra­vie­sa la es­ce­na… ¡Es muy evi­den­te! Pe­ro la mi­tad de la au­dien­cia no lo ve, por­que se les ha pe­di­do que se fi­jen en otra co­sa. La gen­te pien­sa que con­tro­la su men­te: pe­ro na­die ha de­ci­di­do que no quie­re ver a ese go­ri­la. ¡Sim­ple­men­te no lo han vis­to! XL. Al ha­blar de tras­tor­nos psi­co­so­má­ti­cos, us­ted po­ne el én­fa­sis en la pa­la­bra real. S.O. Sí. Por­que el do­lor es tan in­ten­so y tan real como en cual­quier en­fer­me­dad, so­lo que es­tá pro­vo­ca­do por fac­to­res psi­co­ló­gi­cos. XL. A mu­chos les cues­ta asu­mir­lo… S.O. Sí. El problema fí­si­co sur­ge a cau­sa de al­gún ti­po de es­trés psi­co­ló­gi­co, pe­ro, en lu­gar de sen­tir an­sie­dad, lo su­pri­men y el problema bro­ta como un sín­to­ma fí­si­co. XL. Us­ted cuen­ta que al­gu­nos pa­cien­tes se sien­ten de­cep­cio­na­dos cuan­do des­cu­bren que su mal es psi­co­so­má­ti­co. S.O. Creen que les es­tás man­dan­do a ca­sa sin más. Pe­ro ¡no! No de­ci­mos que no ocu­rre na­da. ¡To­do lo con­tra­rio! Es so­lo un cam­bio de diag­nós­ti­co. XL. A me­nu­do, la res­pues­ta es: «¿Me es­tá di­cien­do que es­toy lo­co?». S.O. Sí. Cuan­do les doy el diag­nós­ti­co, lo ha­go con mu­cho cui­da­do. In­ten­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.