"Al to­car un Stra­di­va­rius, los de­más ins­tru­men­tos te pa­re­cen de ju­gue­te"

Pa­blo Fe­rrán­dez

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Ella&él -

Ma­drid, 1991. Soy che­lis­ta y vi­vo en Fránc­fort (Ale­ma­nia). So­lis­ta en las me­jo­res or­ques­tas del mundo, aca­bo de re­ci­bir el Pre­mio al Me­jor Ar­tis­ta Jo­ven del año, en los In­ter­na­tio­nal Clas­si­cal Mu­sic Awards.

Xlse­ma­nal. Su pa­dre es che­lis­ta de la Or­ques­ta Na­cio­nal (ONE) y su ma­dre, pro­fe­so­ra de mú­si­ca. ¡Como pa­ra sa­lir con mal oí­do! Pa­blo Fe­rrán­dez. Y ten­go in­clu­so una her­ma­na pe­que­ña, vio­lis­ta, que aho­ra ac­tua­rá con la Fi­lar­mó­ni­ca de Ber­lín: la tía es una crack, es bue­ní­si­ma. XL. Ella, ade­más, vi­ve en Ber­lín. P.F. Sí, y aho­ra tam­bién yo me mu­do allí por­que es una ciu­dad in­creí­ble: es­tá su­per­vi­va. Pa­ra la mú­si­ca, aho­ra mis­mo Ber­lín es el cen­tro del mundo. XL. Con 19 años ya vi­vía en Ale­ma­nia, es­tu­dia­ba en la Kron­berg Aca­demy y to­ca­ba con las gran­des or­ques­tas. ¿No se ha he­cho ma­yor muy pron­to? P.F. No sé, pa­ra mí es­to es nor­mal. La gen­te que co­noz­co es igual: mis ami­gos tie­nen mi mis­ma edad y tra­yec­to­ria. XL. Y de no­via, ¿có­mo an­da la co­sa? P.F. Muy bien. Ella es can­tan­te y vi­ve en Mé­xi­co. El mes que vie­ne to­co allí y nos ve­re­mos. Dis­cu­ti­mos po­co [son­ríe]. XL. Fue el pri­mer es­pa­ñol premiado con la In­ter­na­tio­nal Tchai­kovsky

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.