El hi­jo dis­cre­to de Es­te­fa­nía de­ja de ser­lo

LOUIS, HI­JO MA­YOR DE LA PRIN­CE­SA Y DA­NIEL DU­CRUET, PRE­SEN­TA A SU NO­VIA Y ABRE LA PUER­TA A UN CUAR­TO EN­LA­CE DE LOS GRI­MAL­DI EN CIN­CO AÑOS.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine Se Habla De... - VÍC­TOR DE AZEVEDO

Po­dría ser al­gún día prín­ci­pe de Mó­na­co... Si re­nun­cian o mue­ren las diez per­so­nas que lo pre­ce­den en la lí­nea su­ce­so­ria, cla­ro es­tá. Louis Ro­bert Paul Du­cruet, pri­mo­gé­ni­to de Es­te­fa­nía de Mó­na­co y co­no­ci­do como «el prín­ci­pe más des­co­no­ci­do» del prin­ci­pa­do, tie­ne no­via. A sus 23 años, el hi­jo de la prin­ce­sa rebelde y el guar­daes­pal­das Da­niel Du­cruet –aquel que se pa­seó por lo­ca­les y pla­tós con Marujita Díaz– aca­ba de pre­sen­tar de for­ma ofi­cial a Ma­rie Che­va­llier, una jo­ven fran­ce­sa de as­cen­den­cia asiá­ti­ca con la que, se di­ce por ahí, po­dría ca­sar­se en bre­ve. De ser así, Mó­na­co ce­le­bra­ría el cuar­to en­la­ce de miem­bros del clan Gri­mal­di en ape­nas cin­co años. La pa­re­ja se co­no­ció ha­ce cua­tro años en la Uni­ver­si­dad, en Es­ta­dos Uni­dos, y ya fue­ron jun­tos a la bo­da de Pie­rre Ca­si­rag­hi y Bea­tri­ce Bo­rromeo, el pa­sa­do 2 de agos­to, aunque sin con­fir­ma­ción ofi­cial de no­viaz­go de por me­dio. La jo­ven, tam­bién de 23 años, ya es, de al­gún mo­do, par­te de la fa­mi­lia gra­cias a su tra­ba­jo en la So­cié­té des Bains Ma­rins de

Mon­te-car­lo (SBM), la em­pre­sa es­ta­tal que con­tro­la los prin­ci­pa­les es­ta­ble­ci­mien­tos del prin­ci­pa­do –el ca­sino, la ópe­ra, el Ho­tel de Pa­rís y un lar­go et­cé­te­ra–, con el ma­yor nú­me­ro de em­plea­dos del pe­que­ño pa­raí­so fis­cal. Con la no­ti­cia del no­viaz­go, Louis aban­do­na su ha­bi­tual dis­cre­ción –sal­vo al­gu­nas fo­tos de fies­tas uni­ver­si­ta­rias que cir­cu­lan por In­ter­net y otras sin ca­mi­se­ta tras ju­gar al fút­bol, no ha pro­ta­go­ni­za­do es­cán­da­los– pa­ra dar una ale­gría a los me­dios del co­ra­zón, más cen­tra­dos has­ta hoy en el se­gui­mien­to de su her­ma­na Pau­li­ne, alias la Si­re­na de Mó­na­co, y tam­bién, por su­pues­to, a su ma­dre, Es­te­fa­nía de Mó­na­co, que a sus 51 años, sin pa­re­ja y en­tre­ga­da por com­ple­to a los ni­ños y la ca­ri­dad, ha da­do su apro­ba­ción to­tal a la jo­ven que, en bre­ve, po­dría con­ver­tir­la en sue­gra por pri­me­ra vez.

Tra­ba­ja en SBM, la em­pre­sa que ges­tio­na el ca­sino y los ho­te­les del prin­ci­pa­do

De iz­quier­da a de­re­cha: Ma­rie Che­va­llier, Louis Du­cruet, Es­te­fa­nía y las otras dos hi­jas de la prin­ce­sa: Pau­li­ne y Ca­mi­lle, en el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Cir­co de Mon­te­car­lo. Es­te­fa­nía y Da­niel Du­cruet en 1992, con su hi­jo Louis. Se ca­sa­ron tres años des­pués. De­re­cha: Louis des­pués de ju­gar un par­ti­do de fút­bol.

Es­ta es la fo­to­gra­fía del per­fil de Twit­ter de Ma­rie Che­va­llier. Más cla­ro, im­po­si­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.